Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Iván Olaizola: Pensando sobre el teclado

Iván Olaizola: Pensando sobre el teclado

Meses sin escribir mi columna paraninfo. No solo se fue la musa sino que la situación de mi país es tan compleja que no es fácil escribir sobre ella. Pero aprovechando la tranquilidad de estos días navideños me he puesto a reflexionar sobre el teclado. Qué nos pasó en este 2017? Votamos, no votamos. ¿Y qué haremos en el 2018? ¿Qué nos espera?

Desde mucho antes he escrito que lo que vivimos en Venezuela es totalmente inédito. No tengo referencias de que algo similar haya ocurrido en otra parte. Así no fue ni en Argentina ni Brasil. Ni en Zimbabue ni Cuba. Me refiero a que se conjuguen en un mismo momento y tiempo tantos factores negativos. Escasez de alimentos y medicinas, inflación (hiper). No hay electricidad ni agua no gasolina ni gas. Falta de efectivo en moneda nacional y extranjera. Corralito bancario. Asesinatos, atracos, secuestros. Narcos por todos lados. Policías, militares y ladrones en unión ecuménica. Violación de los derechos individuales y colectivos. Políticos presos por políticos. Prohibido protestar. Militarización de todo el aparato productivo vuelto improductivo. Como debe ser. Corrupción y robo descarado y a todos los niveles. Mordaza comunicacional. Las TV’s privadas no se enteraron de la sentencia de los narco-sobrinos. Deterioro de toda la infraestructura del país. Se caen los puentes, los viaductos, los túneles. Los aviones se van y no regresan. Auto toque de queda. Elecciones como sorgo. Votamos pero no elegimos. Cadenas para ver bailar a la pareja presidencial bailar. Presidencia compartida con otro país. Cuba la de Castro. En fin una sumatoria de todos los males posibles. Las 7 plagas de Chávez. Y pareciese que nada pasa. No pasa nada. El gobierno, su dirigencia y su partido viento en popa a toda vela. La guerra económica. El Imperio. Las purgas internas. La ANC gobernado, impartiendo justicia, legislando. La AN jugando banco. Los Rodríguez riéndose. Diosdado dando mazazos. Padrino mandando. Paz y más paz. Y la dirigencia democrática desojando margaritas, viendo pajaritos preñados y riñéndose por la botella vacía. Diálogo y negociación. Tiempo ganado. Tiempo perdido. Mientras el pueblo, el de bien abajo esperando la cajita CLAP, el pernil y los juguetes del niño Dios ah y unos bonos en efectivo. Carnet de  la Patria mediante. Y nosotros, la otrora clase media, enriqueciendo a altos funcionarios del gobierno y a generales comprándole a sus bachaqueros. Esperando la invasión, los marines, los cascos ¡azules, la OEA. TSJ y fiscalía en el exilio. Los dueños de supermercados, panaderías, licorerías, peluquerías, tintorerías, colegios y demás comercios y servicios haciendo su agosto. El valor de reposición. El dólar “today”.

Pero ya las protestas comenzaron. Si, comenzaron porque no les llegó el pernil, ni los juguetes ni la cajita clap. Somos chavistas Maduro,  please el pernil. Y a partir del primero de enero otro aumento del salario mínimo. El aumento que da terror. Viva la revolución dicen bachaqueros y comerciantes al unísono. Y los que recibimos dolarcitos del exterior, gracias a nuestra diáspora familiar, sobrevivimos. Ya cae. Ya se van. Esto explota en cualquier momento. Nicolás está negociando su salida. El ptj de los ojos bonitos los tiene listos. La GNB y el EB están peleados. Escribo esto el 27, mañana es 28, día de todos nosotros. Y dentro de menos de 100 horas estaremos en el 2018. El año de la elección presidencial. Será de la reelección? Interesados estoy vendiendo todo porque me voy, recibo bitcoin cero petros. . Feliz ano a todos mis lectores, arriba ese ano (disculpen es que mi teclado no tiene ñ).

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »