Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Hugo Hernández Raffalli: El ajuste de precios de la gasolina

Hugo Hernández Raffalli: El ajuste de precios de la gasolina

La crisis de electricidad en el Zulia es producto de la desinversion y falta de mantenimiento. Lo que está ocurriendo se sabía que iba a ocurrir.

El precio de la gasolina y otros productos refinados deben ser ajustados para lograr un equilibrio entre el costo de producción y el precio de venta final a nivel del consumidor.

El aumento de los combustibles no puede obedecer a razones para combatir el contrabando de extracción. Mientras exista el diferencial cambiarlo entre el peso colombiano o el dólar estadounidense, será imposible atacar y exterminarlo. Se trata de corregir los desajustes macroeconómicos que están afectando a Venezuela.

Al pueblo venezolano agobiado por la inflación y la devaluación diaria de su moneda, por manipulaciones internacionales con el apoyo de gran parte de las empresas locales, no puede someterse a un ajuste de los combustibles, sin antes corregir la causa de los  mismo. Sería como echarle gasolina al fuego.

Los diferenciales cambiarios entre el dólar oficial a Bs 10, la tasa Dicom, y el dólar innombrable, tienen distorsionada nuestra economía. El valor del dólar oficial para atender medicinas y alimentos, ha servido para traer al país productos, muchos de ellos terminados, para beneficiar a las clases sociales más desposeídas. Sin embargo, muchos de esos productos son llevados a Colombia, Aruba o Curazao de manera ilegal, con el concurso de autoridades militares y funcionarios públicos, para ser vendidos con ganancias sustanciosas. Pero el mayor daño que se le causa a nuestra nación, es el contrabando de derivados del petróleo refinado, más de 100.000 barriles diarios. Es una millonada diaria que sale por vía terrestre y marítima.

El contrabando de extracción de alimentos, medicinas y combustibles, se combate con una autoridad decente y que actúe en beneficio de la sociedad y el buen común. Su razón de ser.

Que hacen las autoridades al respecto. Nada. Absolutamente Nada.

Entonces, he afirmado que 15 millones de habitantes de los 30 millones que somos, actúan en contra de los otros 15, con el bachaqueo, la especulación y el contrabando de extracción de bienes y servicios, hasta el contrabando de nuestra moneda. Para qué sirve abrir las fronteras con nuestros países vecinos, cuando se permiten realizar delitos en contra del pueblo venezolano y donde legalizan los productos venezolanos en beneficio de unos pocos.

En conclusión. Es menester revisar, profundizar las causas que están generando las distorsiones macroeconómicas y ajustarlas con  medidas que acordes con la circunstancia.

En la medida que se difieran las decisiones que correspondan, será más difícil la situación con respecto al pueblo en general.

La electricidad en el Zulia, es producto de la desinversion y falta de mantenimiento. Lo que está ocurriendo se sabía que iba a ocurrir. El esfuerzo del presidente Chavez se perdió por la ineficiencia, impericia y corrupción.

La visión era un crecimiento importante de la demanda.Se asignaron recursos en divisas suficientes para traer al país equipos para atender la demanda. Muchos de ellos, hoy en día  abandonados, canibalizados y otros instalados sin funcionar o funcionando a medias. Es un desastre. Hoy tenemos los resultados. Lo llaman sabotaje de las iguanas y machorros.

La Fiscalía General de la Republica debería investigar las administraciones pasadas y las actuales para determinar responsabilidades. Mientras tanto el Zulia sufriendo de racionamientos y cortes de electricidad.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »