Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Earle Herrera: Presidente, mándenos un hospital

Earle Herrera: Presidente, mándenos un hospital

Así lo dice la gente, con ese hablar entre oriental y llanero de Guanipa: “Earle, cuando veas al Presidente, dile que nos mande un hospital”. Dicho así, como si un hospital se pudiera agarrar, envolverlo con obreros, enfermeras y médicos adentro y enviarlo a sus destinatarios. Pero así habla mi gente y así pide una escuela, un estadio o un acueducto. “Tú que ves a Maduro, recuérdale que nos mande el puente del río o la planta de tratamiento”. Otros, menos confianzudos, lo piden de obsequio: “Dígale al Presidente que nos regale un hospital”.

¿Y por qué un hospital? Más allá de las necesidades sanitarias, poblacionales y de salud pública, técnica y científicamente sustentadas por los doctores del pueblo que saben de eso, hay una razón que los nacidos en El Tigrito, municipio Guanipa del estado Anzoátegui, esgrimen con aprensión: “vamos a perder nuestro gentilicio”. Este es un argumento grave, pues solo en el realismo mágico de Comala o Macondo un pueblo puede quedarse sin gentilicio. Y en Macondo eso estaba lejos de ocurrir porque los Buendía se encargaban de reproducirse como acures.

-Cuéntele al presidente Maduro -me ayudan mis paisanos- que desde que desaparecieron las viejas parteras, barridas por la picota del progreso y las cesáreas, las mujeres de El Tigrito tienen que ir a parir a El Tigre, San Tomé o Barcelona porque aquí no tenemos hospital. Y entonces presentan a los niños allá y nos estamos quedando sin paisanos. Dígale que su generación, amigo Earle, fue la última atendida por las sabias comadronas y que usted viene a ser algo así como “el último paisano”, frase esta que sirve hasta para el título de una novela nostálgica.

“Pídale al señor Presidente que se imagine un pueblo sin paisanos y sin gentilicio. Busque apoyo y le informa que por aquí también nacieron el doctor Maikel Moreno, flamantepresidente del TSJ; los pintores Luis Barreto, Hugo Newton, Pedro y José Peña, el poeta Santos López, los generales de división Velásquez Rojas y Belisario Landis, los cronistas Rosauro Caraballo y Francini Jiménez y las mejores maestras del mundo. Y dígale que si nos manda el hospital, lo vamos a poner padrino del primer niño o niña que nazca allí, y así lo haremos compadre de todos los guanipenses”.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »