Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: Cortocircuito  (26-01-2018)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: Cortocircuito  (26-01-2018)

La convocatoria de elecciones en el primer cuatrimestre de este año por parte de la Asamblea Nacional Constituyente está provocando un devastador cortocircuito en la oposición venezolana, entendido este como el contacto entre polos opuestos que ocasionan una descarga. Los polos opuestos son quienes proponen participar en los comicios y quienes se oponen a ello, estos últimos instigados por el imperialismo y sus aliados. La posición del Imperio y sus lacayos se debe sobre todo a que la derecha internacional no ve que la oposición del patio esté en  condiciones de ganar una elección y están privilegiando la opción de más sanciones y presión internacional, y ponen sus esperanzas en la desestabilización interna que podría justificar una intervención foránea directa, hasta ahora bastante improbable. Esa es la descarga que provoca el cortocircuito opositor: más injerencia, más agresiones, más boicot internacional. Nuestro pueblo debe encargarse de que esa descarga no incendie nuestra pradera.

Lo que se está pensando afuera del “corto” opositor en Venezuela lo expresa sin disimulo la agencia española de derechas EFE en un reportaje del cual extraemos algunos fragmentos: “Una oposición cuyo liderazgo está hoy desunido y en su mayoría sin posibilidad de medirse en las urnas se enfrenta al desafío de la elección presidencial adelantada… Este miércoles, en el primer día que tuvieron para reaccionar los partidos y dirigentes que se oponen al Gobierno de Nicolás Maduro, no hubo consenso ni uniformidad en sus declaraciones, y por el contrario reafirmaron las diferencias que existen en el antichavismo… El líder de la formación Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón, anunció su aspiración a la Presidencia y se convirtió en el tercer opositor en poner su nombre en juego después de que lo hicieran en días pasados el ex alcalde del municipio Libertador de Caracas Claudio Fermín y el ex presidente del Parlamento Henry Ramos Allup… los dirigentes de la MUD invocan la ‘unidad’ de las fuerzas que se oponen a Maduro sin ser capaces hasta ahora de unirse en torno a una decisión frente al adelanto de estos comicios, que generalmente se celebran en el país a finales de año…la oposición mermó su poder de convocatoria para movilizaciones de calle tras cuatro meses de protesta en 2017 que se saldaron con más de 120 muertos y que terminaron con la elección de la Constituyente, lo que desanimó a su militancia”. Esta larga cita del reportaje de EFE nos ahorra comentarios: los amigos de los derechistas criollos saben lo que pasa y no confían en ellos.

Pero no solo se trata de los precandidatos citados por EFE. Otras voces permiten augurar que no estaremos solos en la convocatoria de abril y que habrá candidatos opositores. La coordinadora electoral de la MUD, Liliana Hernández, afirmó tras el adelanto de las elecciones presidenciales, que lo primordial para la derecha venezolana, “es salir rápido, con un candidato con mucha fuerza”. Y también: “Yo no estoy aceptando que estas elecciones son perfectas, estas elecciones son violadoras de la Constitución pero uno tiene que prepararse para todos los escenarios”.

Igualmente el opositor Eduardo Fernández, vocero de la vieja guardia de la Cuarta República, se unió a esta opinión: “Hay la necesidad de concretar candidatos en un momento estelar para que todos los venezolanos que queremos un cambio en Venezuela, nos unifiquemos alrededor de una candidatura”.

Además de los mencionados por EFE, otros nombres parecen asomarse a la ruleta de la candidatura opositora, como Andrés Velásquez y Juan Pablo Guanipa, y hay quienes siguen calentándole las orejas a Lorenzo Mendoza.

Ahora bien, es claro que las elecciones presidenciales no resolverán todos nuestros problemas, y no nos referimos solo a la situación económica, sino también a los planes evidentes de violencia que siguen anidando en sectores de la derecha nacional e internacional             . Refiriéndose al Grupo de Lima, el ministro Jorge Rodríguez ha dicho que “pretende rebasar los límites de la soberanía de Venezuela y alimentar la violencia, el odio, la intolerancia, la muerte entre los venezolanos, promoviendo vías contrarias a la convivencia democrática y electoral”.

Inclusive algunos presentan con descaro ideas para la generación de violencia, como el conocido sirviente del imperialismo Andrés Oppenheimer, quien opinó que “Un frente unido de oposición podría, por ejemplo, participar temporalmente en el proceso electoral para aprovechar los tres meses de campaña y organizar protestas callejeras masivas, para luego retirarse a último minuto si el régimen no permite elecciones libres. Eso podría permitir a la oposición retomar las calles, y recuperar su impulso”.

Y por estos lados, la cabecilla extremista María Corina Machado declaró: “… Esto es lo que pienso sobre la convocatoria a elecciones presidenciales. Esto no son elecciones, este proceso lo que busca es aumentar la pobreza, aumentar la violencia, la miseria, expulsar a nuestros jóvenes por la frontera, un país sin jóvenes… A la Fuerza Armada Nacional… Entender que este proceso sería la degradación total de nuestra institución militar y de cada uno de los ciudadanos… la única respuesta al fraude es ¡NO!… Es la hora de la libertad… del desconocimiento total…”.

Debemos concentrar buena parte de nuestra atención en las elecciones presidenciales, para garantizar la victoria de Maduro, pero igualmente hacemos nuestras las palabras de la opositora Liliana Hernández: uno tiene que prepararse para todos los escenarios.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »