Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Antonio Gil Yepes: ¿Voto o no voto?

José Antonio Gil Yepes: ¿Voto o no voto?

La única vez que no he votado fue en 2000: aunque las condiciones electorales eran transparentes, sabía que los dos candidatos eran oficialistas. Para mí, la opción no votar casi no existe;… a menos que se den condiciones muy torcidas.

En esta oportunidad, ni los precandidatos proclamados hasta la fecha generan grandes entusiasmos ni las condiciones son transparentes. Tanto así, que ya 12 naciones latinoamericanas, EEUU y el secretario general de la OEA, han señalado que no reconocerán gobierno alguno salido de las venideras elecciones. Pero, para quienes siempre votamos, este no es el momento de decir que no votaríamos porque eso es lo que el oficialismo quiere que uno haga para promover la abstención, la cual le da su única oportunidad de ganar.

Hoy, lo estratégico es divulgar las ventajas concretas aplicadas por el chavismo para que los venezolanos y pueblos extranjeros tengan conciencia de estos abusos y para minimizar así las audiencias ante las cuales pueda legitimar un triunfo electoral minoritario y amañado.

Son demasiadas las condiciones a reclamar. Pero la más importante es la menos exigida: la devolución de la tarjeta de la MUD. Esta tarjeta es la clave comunicacional que refleja el mayor anhelo del 70-80% de los venezolanos: Unidad, y es la única que atrae a los independientes (58%) a votar ya que a ellos les desagrada hacerlo con una tarjeta partidista. A la prohibición de usar la tarjeta MUD, se suma que el chavismo constituyó el partido Somos Venezuela para captar independientes, proyectando un “nosotros” contrario a la polarización.

A los partidos de oposición también hay que exigirles condiciones. La principal es no aceptar las ventajas del gobierno sólo por el afán de ir a elecciones para “reconstruir el partido, ser candidato, medirse, posicionarse”, etc. Estos partidos también necesitan reconocer que la mayor capacidad de rescatar a los abstencionistas hoy no la tienen ellos sino un outsider.

Después de vocear las condiciones justas hasta el cansancio veré lo que pasa y decidiré si voto o no voto.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »