Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > José Miguel Briceño: Los maestros piden auxilio

José Miguel Briceño: Los maestros piden auxilio

Pronunciamiento: Manifiesto de Suma-Trujillo

El dirigente sindical explica que los ingresos que percibe un docente no alcanzan ni para adquirir los alimentos básicos.Briceño: “Ya están apareciendo los signos de desnutrición entre los profesionales de la educación”

“Auxilio”, es el clamor diario de los maestros al no tener qué comer, están llegando al grado de la desesperación porque los salarios no les alcanzan absolutamente para nada, la hiperinflación bolivariana, la especulación socialista y la constante usura revolucionaria, cada día que transcurre asfixia a los educadores activos, jubilados, pensionados, interinos, sobrevivientes y su grupo familiar, ya están apareciendo los signos de desnutrición, el glorioso magisterio trujillano y venezolano.

El panorama antes expuesto, lo describe el representante del Suma-Trujillo y Filial Fetramagisterio, José Miguel Briceño, quien explica que los ingresos que percibe un docente no alcanzan ni para adquirir los alimentos básicos.

Por si esto fuera poco -añade-  el gremio debe enfrentarse a la escasez, desabastecimiento de alimentos, medicamentos, insumos y dinero en efectivo.

Ante esa situación, el dirigente sindical cuestiona las políticas del actual gobierno, pues considera que afectó la calidad de los trabajadores de la educación, que no tienen la posibilidad de alimentarse bien, mucho menos de vestirse, recrearse u optar al sistema de salud privado.

“Los servicios mínimos indispensables quedarán a discrecionalidad del estado-patrono del Siglo XXI, porque las remuneraciones están en saldo rojo de la revolución, esto significa que los hijos como futuro de la patria y de Bolívar, no tienen derecho a una educación de calidad, menos tendrán la posibilidad de vestirse decentemente, el titular, hijos y padres, viacrucis que viola sistemática y abiertamente la progresividad constitucional de alimentarse dignamente, artículo 305 de la Constitución, y lo crítico es que también y lo crítico es que también vulnera el derecho de los hijos de los educadores de tener una alimentación nutritiva, balanceada y adecuada, artículo 30 de la Ley Orgánica para la Protección de los Niños y Jóvenes”, detalló.

Por último considera que se debe sincerar los ingresos de los educadores para reivindicar al sector ante la crisis que actualmente enfrentan.

El Tiempo de Valera

hebert.carrizo@gmail.com

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »