Inicio > Interés > Pacientes trasplantados gritaban

Pacientes trasplantados gritaban

Los pacientes trasplantados continúan su lucha por medicinas. Este jueves, 22 de febrero, un grupo de personas, con pancartas y la consigna: “Para poder vivir, inmusupresores”, protestó frente a la sede del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) en la esquina de Altagracia (Centro de Caracas), para exigir que el ministro de Salud, Luis López, los atendiera para escuchar su demanda de medicamentos inmunosupresores, que son costosos y escasean.

El viceministro de Hospitales, Exavier Campos, quien los atendió una hora después de la protesta, les prometió que el Ivss les proveerá de algunos medicamentos, pero solo a los pacientes que se encontraban allí, mientras que el resto tendrá que esperar al menos 15 días hasta que llegue un lote de inmunosupresores importados, que serán distribuidos en todo el país.

“Nos dijo que nos darían hoy provisión para 15 días, pero no de todos los inmusupresores que necesitamos”, contó Natasha Albarrán, miembro de Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV)

La vocera de los pacientes informó que 10 pacientes han muerto desde diciembre y que otros 30 están en peligro, porque sus cuerpos rechazaron los órganos que les fueron trasplantados.

“Tengo tres días sin tomar Cellcept, porque no lo consigo en ningún lado”, dijo Cristina Briceño, quien de no continuar con su tratamiento podría perder el riñón que le fue trasplantado hace 8 años; ese fármaco permite que su organismo no rechace el órgano.

“Estamos sobreviviendo con donaciones, porque desde hace más de seis meses no llegan medicamentos al Seguro Social y los que se consiguen en el mercado, están a precios impagables”, informó uno de los manifestantes, Reinaldo Olivar.

“Yo tengo que tomarme dos pastillas de Myfortic, pero es muy caro, la caja la vi en una farmacia en Bs. 6.000.000. Yo no puedo pagar esa cantidad de dinero por una caja que me dura una semana. Por ahora, las que me donaron las estoy estirando. En vez de tomarme dos tabletas diarias, me tomo una”, indicó Yolimar Sanchez, quien lleva cinco años trasplantada.

“Yo incluso estoy tomando algunas medicinas vencidas”, agregó la entrevistada, quien al igual que otros pacientes, ha tenido que tomar Prednisona, que es un esteroide, pero en la versión veterinaria, porque la humana no se consigue. “Cuando el médico me dijo que buscara esa medicina me asusté, pero bueno, era eso o nada”, señaló otro paciente, Luis Infante.

“No quisiera volver a la diálisis. La situación con quienes se la realizan es difícil”, señaló, Melvin Williams, quien recordó que si su cuerpo  rechaza el órgano que le fue trasplantado, tendría que volver a realizarse diálisis, cuyos insumos escasean en Venezuela. Desde que comenzó este mes, hasta el 16 de febrero murieron 12 pacientes renales por falta de diálisis.

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) elaboró, el pasado 9 de febrero, dos documentos que cuentan con la firma de los pacientes. Uno será enviado a instancias internacionales, según explicó el coordinador de la coalición, Francisco Valencia. El otro será entregado a la Asamblea Nacional para que se determinen las causas y los responsables de la crisis de salud, así como la responsabilidad del Gobierno en esta “sentencia de muerte”, tras no aceptar la ayuda humanitaria.

El Universal

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »