Inicio > Opinión > Cristian Silva: Polar somos todos los venezolanos libres

Cristian Silva: Polar somos todos los venezolanos libres

 

En Venezuela la marca comercial Polar se asocia a productos de alimentación y bebidas como cerveza, gaseosas, mayonesa, harina precocida de maíz, arroz, pastas; entre un portafolio de innumerables artículos.

Sin embargo, nada o muy poco se conoce sobre las nobles y variadas actividades del conglomerado industrial en el área social, tendentes a apoyar comunidades y personas a lo largo y ancho del territorio nacional.

La fundación Polar impulsa un presente y un futuro basado en el compromiso, desarrollo integral, la capacidad inventiva; la capacidad de lograr objetivos potenciando la cadena de valores, tanto en lo social y fundamentalmente en el aspecto individual de sus trabajadores y otros venezolanos, quienes son impactados por la institución y las empresas en toda la república.

Tal como lo dice su Presidente Lorenzo Mendoza: “siempre escuchando, siempre oyendo; poniéndonos en los zapatos del otro. Montados en la misma canoa y surcando el río de la esperanza venezolana para ser parte de la solución y no del problema”.

Durante varias décadas y en el más absoluto silencio viene apoyando económicamente con equipos, medicinas, talleres de emprendimiento, superación personal, autoestima, educación financiera para amas de casa, formación en artesanía, artes escénicas; premios a la investigación cultural, científica, histórica, entre otras actividades de la población y en un ámbito nacional.

El deporte y en particular el béisbol ha sido la estrella agraciada de POLAR, donde niños desde muy temprana edad reciben entrenamiento gratuito con instructores calificados en excelentes campos de juego; uniformes, transporte, alimentación, hidratación y toda la logística necesaria hasta convertirlos en peloteros triple A, profesionales. Bañando luego de gloria el pabellón nacional en los más importantes estadios del mundo.

Es este uno de los escenarios que catapultan a Lorenzo Mendoza como un candidato natural y espontáneo a la presidencia de la República. Ahora más que nunca todos los venezolanos lo necesitamos por su transparencia, educación y formación personal; su gran sentido de responsabilidad social; y sobre todo, por no haberse contaminado con el chavismo como si ha sucedido con otros empresarios.

Por otra parte, de acuerdo a su origen en abundancia financiera representando uno de los ciudadanos más ricos de Venezuela, lo aleja de la codicia natural de venir a saquear y dejar sin fondo las arcas nacionales. Lo mismo no puede decirse de la plaga maléfica azotadora de la nación y responsable de la hambruna, pobreza, desesperanza, miseria y desesperación total de nuestros coterráneos.

Lorenzo está obligado y llamado a ser el mejor “presidente de la transición”. Del comunismo a la libertad, de la hambruna a la abundancia; desde el estado opresor y dispensador de dadivas y bolsas Clap, a un gobierno fuerte, emprendedor, visionario; alimentariamente abastecido. Con independencia en sus instituciones, respeto a la ley, confianza a empresarios e inversionistas tanto nacionales como foráneos. Dando nuevamente fortaleza a nuestra moneda para que nos enorgullezcamos otra vez de llamarla “bolívar fuerte” como lo fue en otros tiempos.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »