Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gloria Cuenca: El doble vínculo

Gloria Cuenca: El doble vínculo

Fue en la Escuela Psicológica de Palo Alto, California, donde se estudió seriamente la cuestión de los mensajes psicológicos y su posible incidencia en los trastornos graves de conducta, tales la esquizofrenia y otras enfermedades mentales. No debería ser yo, quien escriba esto, pero como los psicólogos no lo hacen, ni los psiquiatras, decido hacerlo. En la angustia por saber las causas que podían haber producido esa terrible enfermedad, estudié, a uno de sus principales exponentes, el Dr. Paul Watzlawick. Quien presentó esto del “doble vinculo”.

Se trata de mensajes confusos, negadores de la realidad. Al decir que no hay hambre, y mueren más de 20 niños por desnutrición, ese es un mensaje de doble vinculo, por cuanto niega la realidad. Al comer “yuca amarga o venenosa” y fallecen quienes las consumen, también es una verdad que golpea. (A pesar del cínico enviado de la ONU) Y, desmiente la versión oficial. Al decir que, no necesitamos la “asistencia humanitaria” también es mensaje de “doble vínculo” y conduce o puede hacerlo, a la esquizofrenia. Hay una realidad que abruma y pone frente a nuestros ojos, lo contrario. Se llama de “doble vínculo” por cuanto produce una especie de corto circuito cerebral.

Quien se da cuenta de esto, no entra, afortunadamente, al infernal sistema de negación de la realidad. Hay que estar atentos. Para lograr ese “adormecimiento” mental, que conduce a la “enfermedad”, es importante el refuerzo –vía los medios de comunicación- de los mensajes de doble vinculo o patológicos.

El difunto insistió en la obligación de solo escuchar los mensajes de los medios del gobierno. Todavía, en esa época, existían medios libres e independientes, suficientes, para desvirtuar las mentiras y las locuras que transmitían por los medios oficiales. Progresivamente, mientras intentaban imponer la hegemonía comunicacional, iban anulando, cerrando y finalmente comprando esos medios que impedían que la propaganda oficial se impusiera. ¡Ah, pero, no lo sabían o, pretenden ignorarlo! La realidad, los sucesos y los hechos que están allí, sobrepasan a los medios.

Se niegan a ver y a conocer la historia; pretenden ignorar que la Unión Soviética se vino abajo, a pesar de que todos los medios: radiales, televisivos, escritos estaban en manos de la secretaría de propaganda del PCUS, desaparecido, en la vorágine que se llevó a la superpotencia (¡¿) comunista, como si fuera un castillo de naipes y lo hubieran soplado.

No lo aceptan, no lo quieren saber. Pretenden sustituirlo por el Foro de Sao Paulo, que no alcanza esas metas, ni logra los objetivos. Todos los revolucionarios y comunistas-viven en la eterna contradicción- odian a los ricos, pero sueñan con ser como ellos. Para hacer la revolución dependen del billete de los burgueses. (¡¿) En nuestro caso fue el petróleo venezolano, el que les llegaba. Además de los pagos por intercambio. (Resulta que ahora, según ellos, es Venezuela la que les debe) Al acabarse la cantidad de dólares, que les enviaban, más los barriles de petróleo, lo que los comprometía con la revolución: Ya sabemos en lo que han terminado. Revolucionarios catalanes, Podemos de España, los de Isis, los árabes trastornados, que andan por el mundo tratando de imponer por la fuerza su ideología “loca” y los revolucionarios trasnochados, que ignoran el fracaso del modelo. ¿Lo entenderán alguna vez?

@EditorialGloria

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de