Inicio > Economía > 11.000.000 de bolívares cuesta mantener el motor de un carro

11.000.000 de bolívares cuesta mantener el motor de un carro

El costo de mantenimiento de un carro cuatro cilindros es un peso millonario para el bolsillo de sus dueños, ya que aumentó de noviembre de 2017 a febrero de este año 358 %.  En ese lapso de apenas tres meses pasaron de pagar entre 1 millón 600 mil bolívares y Bs. 2 millones 400 mil a 11 millones de bolívares, precios del pasado 20 de febrero en Caracas.

Cada 5.000 kilómetros a un vehículo con este tipo de motor se le debe hacer el servicio para que esté en óptimas condiciones y evitar su deterioro. Sin embargo, la escasez de lubricantes y los altos costos de repuestos, cauchos y baterías, entre otros insumos, también ha afectado al sector automotor que se ve igualmente impactado por la hiperinflación que atraviesa el país desde octubre pasado.

Los altos costos para mantener un carro han obligado a algunas personas a vender sus vehículos. “Estoy vendiendo mi carro para comprar uno de menor valor. Con la diferencia espero pagar mis deudas y tener para mantenerlo”, dijo Gustavo Gutiérrez, quien decidió ofrecer su Aveo 2009 por el portal web, TuCarro.com, sin haberle hecho el servicio al motor, porque sus ingresos no son suficientes para realizarlo.

El aceite escasea

No solo los precios son un dolor de cabeza para los choferes. Conseguir aceite es cada vez más difícil. Efecto Cocuyo visitó este viernes, 20 de febrero,  comercios de repuestos entre los municipios SucreChacao y Libertador,  donde sus dueños señalaron, que reciben muy poco lubricante o simplemente sus proveedores no les envían.

“Aquí la persona tiene que traer los aceites, porque llevamos al menos cuatro meses sin recibir ni un litro”, dijo el empleado de un local que hace el servicio de aceitado en la avenida Baralt (Libertador).

La encargada de un multiservicio en Los Cortijos (Sucre), Leidy Pestana, señaló que hay problemas para que los proveedores le despachen el fluido. “Según los vendedores, no termina de llegarnos el aceite porque las gandolas no quieren salir. Ellos dicen que temen salir por miedo a ser robados”.

“Si consigues aceite es a granel y uno no sabe con qué lo mezclan, pero, ¿qué se le va a hacer? El lubricante envasado es cada vez más difícil de conseguir”, dijo Carlos Pérez, un taxista de la línea Centro Plaza en Los Palos Grandes al este de la ciudad.

El chofer indicó que, en su línea, de los 70 vehículos que los conforman, solo trabajan 20, los demás están accidentados porque sus propietarios no tienen como costear los repuestos y las reparaciones.

Efecto Cocuyo

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »