Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Aurora Lacueva: Universidades ante la crisis

Aurora Lacueva: Universidades ante la crisis

Si no actuamos, la crisis se puede llevar por delante a nuestras universidades públicas. El escenario más favorable para evitarlo es general: que gobierno y oposición lleguen a un acuerdo serio de convivencia democrática, con elecciones limpias y consensos en ciertas medidas económicas esenciales. No debería ser un mero acuerdo a corto plazo sino para la coexistencia sensata a lo largo de las próximas décadas. Lamentablemente, hasta ahora ello no se ha logrado y ambas partes tienen responsabilidad en este fracaso. Mientras tanto, la tormenta social sigue creciendo.

Junto a lo macro, hay también acciones específicamente dirigidas al sector universitario que pueden ayudar. Primero, un esfuerzo por canalizarle mayor presupuesto, a fin de que mejore la situación del personal junto a la de los locales y la dotación. Notamos que aquí faltan recursos y en otras áreas del gasto público hay derroche. Adicionalmente, las universidades pueden ser más productivas y generar más ingresos propios, si se les abren las oportunidades.

Así, muchos entes estatales pueden beneficiarse contratando investigaciones con ellas. Por otra parte, estas instituciones ofrecen servicios, que es posible ampliar con apoyo estatal: despistaje de enfermedades, asesoría legal, controles de calidad en procesos industriales, estudios de impacto ambiental… Son ámbitos para que las universidades aporten y a la vez ganen experiencias y reciban ingresos.

Todavía ofrecemos posgrados de calidad que pueden atraer a cursantes de otros países de América, para quienes resultan baratos. Es propicio abrir canales estables al efecto, con el apoyo del Ministerio del área. Y están también los libros de las editoriales universitarias, incluso textos básicos que pueden alcanzar ventas en apreciable número.

Sería interesante contar con una plataforma común para que tales obras pudieran ser comercializadas por Internet, en versión digital o impresa. Nuestra misma crisis hace que estas publicaciones tengan precios muy competitivos en el exterior, lo que puede subsidiar al lector nacional. Recordemos que hoy el gobierno habla de potenciar una “economía cultural” que genere divisas: las universidades pueden ofrecer bastante en este sentido. Dejar que languidezcan es una barbaridad.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de