Inicio > Regional > Cáritas Carúpano brinda una luz de esperanza y ayuda a los más necesitados

Cáritas Carúpano brinda una luz de esperanza y ayuda a los más necesitados

CumanáAnte la difícil situación económica que atraviesa el país y que golpea cada día más a los venezolanos, la fundación sin fines de lucro y no gubernamental Cáritas ha creado programas para ayudar a las personas necesitadas.

Conocer cómo funciona la parte social de la iglesia es difícil ante la creencia católica que las buenas obras debe saberlas solo Dios. Cáritas en Carúpano municipio Bermúdez estado Sucre se conoce como la Casa de la Caridad Santa Ana nombrada así por la madre de la Virgen María.

En una casa en construcción en la avenida universitaria está la sede con más de 20 años sin mayores lujos pero llama la atención la cantidad de adultos mayores, niños e indigentes que se encuentran en la entrada desde las 11:30 de la mañana a esa hora el equipo el Pitazo ingresó a la institución.

Jesús Villarroel, director de Cáritas en Carúpano, manifestó que las puertas de la casa están abiertas para todas las personas necesitadas, que buscan ayuda de Dios en la organización que es la parte social de la iglesia católica.

“Con la escasez de comida la cantidad de personas que vienen a almorzar, es una locura.Contabilizamos hasta más de cien. Nosotros no recibimos ayuda gubernamental nuestros recursos vienen de la Conferencia Episcopal y del Padre fundador de la casa en Carúpano Jorge Visones que aún nos ayuda mucho por intermedio de la Diócesis de Chelsea”, informó.

Las voluntarias realizan todos los días la atención a los peregrinos con amor | Foto: José Rojas

El presbítero sostiene que cuentan con cuatro programas: Casas de Pasos( reciben personas de otras zonas que no tienen donde quedarse pero atraviesan graves situaciones son recomendadas por parroquia católicas), Predilectos del Señor( funciona en Playa Grande visitan a padres que tengan niños con discapacidad y los ayudan a salir adelante), Salud (entregan medicinas gratuitamente con traer el récipe medico, colaboran en el hospital con el voluntariado Divina Misericordia) y Peregrinos (Dan comida de lunes a viernes a las personas que asistan).

La infraestructura cuenta con 14 habitaciones, una capilla, comedor, salas, entre otros lugares donde las personas que visitan se pueden sentir a gusto con Dios. Se encuentran realizando remodelaciones para mejorar las instalaciones.

Combatiendo desnutrición

Motivado a los últimos casos de desnutrición, Cáritas realiza los domingo las ollas comunitarias en distintos sectores donde le brinda comida a más de cien niños, pinta caritas, entre otras distracciones que le ofrecen a la población infantil necesitada. Además el día viernes ofrecen jornada médica para los niños menores de 5 años que se encuentran en condición de calle, pobreza extrema o abandonados se les entregan medicamentos.

Actualmente, cuentan con el Programa Samán que le brinda atención especial a los niños desnutridos menores de cinco años con el dinero que recauden en la campaña compartir compran nutrialimentos para darle de tomar a los menores de edad.
Villarroel sostiene que Cáritas brinda a los peregrinos como llaman a las personas que se trasladan todos los días a buscar comida, el encuentro con Dios mediante misa y oraciones en la capilla.

Cáritas Carúpano tiene abierta sus puertas para atender el necesitado | Foto: José Rojas

“Esas personas que encontramos hurgando en la basura o deambulando pidiendo en la calle las captamos en oportunidades en la calle y las traemos acá. También contamos con la jornada de limpieza integral para las personas. Ustedes están viendo cómo estas personas bendicen sus alimentos y le dan gracias a Dios”, manifestó.

Voluntariado

En la cocina de la Casa Santa Ana se encuentran varias mujeres sirviendo comidas atareadas con sus quehaceres, no son asalariadas realizan el trabajo de manera voluntaria sostienen que el pago lo realiza Dios.

Julia Fermín es docente jubilada tiene cuatro años prestando colaboración en la organización sostiene que su tiempo libre lo dedica a servir a Dios en estos tiempos difíciles.

“Nosotras realizamos me atrevería a decir más de 200 comidas sobre todo los miércoles y viernes que llevamos también al hospital, albergue de niñas, reclusorio de adolescentes más las que colocamos aquí. Dios nos ayuda a compartir el pan y vea es difícil con esta situación económica, pero hay feligreses que también nos ayudan con la comida y traen hasta ropa para el ropero”, puntualizó.

El programa se extiende hasta otras zonas como la comunidad de Hato Romar, en Playa Grande, donde colaboradoras ofrecen apoyo a los niños.

Miriam Tovar, voluntaria desde hace dos años, lleva el programa Samán en Hato Romar y por intermedio de las Hermanas Franciscanas les da la merienda a niños entre cuatro hasta 13 años para que no dejen de ir a sus clases.

A pesar de la labor que realizan la fundación en Carúpano personas inescrupulosas se han introducido en cuatro oportunidades en las instalaciones para cargar comida, cauchos de la única camioneta de la fundación dejándola inoperativa y causar destrozos.

Siendo Carúpano uno de los municipios con más carencias en el estado Sucre cuenta con esta casa que colapsa por la cantidad de personas que requieren de su apoyo por lo que la institución se encuentra abierta para recibir el donativo que el corazón le indique.

EL Pitazo

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »