Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > El País / Editorial: China retrocede con Xi

El País / Editorial: China retrocede con Xi

La propuesta del Comité Central del Partido Comunista de eliminar el límite de dos mandatos de cinco años del presidente de China constituye un paso atrás que rompe con 30 años de gestión colectiva y sucesiones ordenadas en el poder. La modificación constitucional —que sin duda será aprobada por una mayoría abrumadora la próxima semana, en la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular— abre la puerta a la perpetuación en el poder de Xi Jinping.

China ha logrado un impensable equilibrio hace pocas décadas entre dictadura comunista y economía de mercado. En la toma de decisiones políticas conviven diferentes corrientes —a veces opuestas—, aunque sea bajo el paraguas del Partido Comunista. Estas diferencias internas se dan en todos los sectores estratégicos y, hasta ahora, han permitido debatir el grado de apertura política o económica o la política exterior y de seguridad. Una de las claves que ha permitido que esas diferencias coexistan era la posibilidad de renovar al líder del país —y, por ende, a buena parte de los círculos influyentes— al cabo de diez años. La China de hoy no es una democracia, pero tampoco es la dictadura de culto semidivino ejercida por Mao Zedong (1943-1976). Gracias a las reformas económicas impulsadas por Deng Xiaoping y sus sucesores, el país ha conseguido salir de un atraso tercermundista para convertirse en una potencia mundial de primer orden. El pragmatismo chino ha permitido, además, la convivencia del sistema comunista con el sistema de autonomía local vigente en Hong Kong y Macao.

Ignorando el legado de Deng, Xi se dispone a incorporar al ordenamiento constitucional chino sus principios políticos. Con la reelección indefinida, explicada oficialmente como necesaria para garantizar la estabilidad, se acaba con cualquier asomo de pluralidad dentro del partido. Se trata de un importante y preocupante retroceso.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »