Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Jesús Castillo Molleda: Bertucci el candidato de Maduro

Jesús Castillo Molleda: Bertucci el candidato de Maduro

A menos de dos meses de celebrarse las elecciones presidenciales en Venezuela solo dos candidatos han presentado firmemente sus intenciones de participar: el presidente Maduro y el Pastor evangélico, líder de la iglesia Maranatha de Venezuela, Javier Bertucci, un controversial predicador de la palabra de Dios, quien como muchos ahora quiere experimentar la carrera política, disciplinas que no se diferencian mucho porque en ambas acciones solo pretenden engatusar a sus seguidores con cuentos y melodías.

El pastor Bertucci desde el año 2006 es noticia, no solo por su actividad religiosa sino por sus negocios en la industria de la construcción, naviera, petrolera y médica, su nombre apareció dentro del listado de los involucrados en los papeles de Panamá, sin duda una referencia en el mundo cristiano que se convierte para él en su principal obstáculo porque para nadie es un secreto que de los seis millones quinientos mil miembros de las iglesias evangélicas en Venezuela ni el 10% votaría por esa opción debido a que entre los grupos de la iglesias evangélicas existen mucha rivalidad.

El Pastor presentó su postulación a la presidencia con el lema “Soy la luz en las tinieblas” y ya realizó su primera promesa electoral que es “Quitar el control de cambio”, se hace pasar por una figura con tendencias políticas independientes, a pesar de estar muy cercano al antiguo gobernador del Estado Carabobo Francisco Ameliach.

El Pastor tendría que organizar la estructura electoral para poder cubrir 14.515 centros de votación y 40.601 mesas electorales en los 23 Estados del país, para lo que necesitaría un ejércitos de colaboradores, tomando en cuenta movilizadores de por lo menos 110 mil personas, hacer una gira por todo el país que le llevaría por lo menos 50 días, contar con logística, equipo de campaña, sala situacional, centro de comunicaciones, coordinadores por cada uno de los 335 municipios de Venezuela, si el Pastor no cuenta con esa estructura su proyecto político se convertiría en un piso de anime.

Por su parte, la débil y dividida Mesa de la Unidad Democrática sueña con que el gobierno reflexione y atienda las exigencias que le han realizado para participar en estas elecciones; mientras que el dirigente Henri Falcón se encuentra en el dilema de jugárselas y lograr la supervivencia de la tarjeta de su partido político post las elecciones presidenciales o apegarse a la decisión de la MUD de no participar.

Si el pastor Bertucci llegara a sacar por lo menos un millón de votos se convertiría en el Pastor evangélico político más influyente del país. Hay un refrán popular que dice “los deseos no preñan” así que las posibilidades de triunfo electoral del pastor son del 3% y las posibilidades de crecer su capital económico personal es del 97%, así que el pastor hasta perdiendo gana.

Por su parte, el gobierno intentará que los 18 partidos que han presentado intenciones de participar ante el Consejo Nacional Electoral presenten por lo menos dos candidatos más para venderle al mundo que hay 4 candidatos; por lo que la MUD al no presentar candidato unitario se excluye de este proceso.

El 22 de abril (aunque se rumora la posibilidad de cambio para el 20 de Mayo unas elecciones presidenciales acompañadas de las elecciones de los consejos legislativos), el Presidente Maduro tiene la primera opción para ser reelecto, porque sus adversarios fuertes decidieron otorgarle seis años más de mandato y no porque el pueblo este contento con su pésima gestión; ahora bien, que el gobierno logre mantenerse dependerá de sus acciones para mejorar las condiciones económicas del país.

Como lo dijo Rossana Amesty “Los políticos y los religiosos son expertos en persuadir a sus seguidores con solo promesas”.

 

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »