Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gloria Cuenca: Como son las cosas

Gloria Cuenca: Como son las cosas

Un antiguo compañero, cuando una se enfurecía o protestaba por cualquier cosa que nos parecía machista, riéndose a carcajada batiente, decía: “las cosas son como son y el hombre macho se impone”. Nos poníamos peor, como guerreras que éramos, (en nuestra lejana juventud) a favor de las luchas femeninas. Se acerca el 8 de marzo, que ha sido declarado Día Internacional de la Mujer.

El hecho de que, las mujeres, todavía sufran en muchas partes del mundo de la discriminación, la violencia y los maltratos a los que el mundo del hombre las ha condenado, no significa que nosotras las mujeres seamos todas unas maravillas y santas.

Hay muchas que lo son, pero no son todas, por supuesto. A lo largo de la historia ha habido de todo: recordemos a Cleopatra, cuyas maldades han sido evidencia a lo largo de los siglos. Está Popéa, la terrible esposa de Nerón. Las barbaridades que cometió no se han igualado jamás; anécdotas e historias sobrepasan con mucho la imaginación más calenturienta que se pueda concebir.

A lo largo de los tiempos son muchas las cortesanas, espías y demás mujeres que se han hecho con el poder, algunas detrás del trono, como se dice comúnmente, y otras francamente. Son importantes en el siglo XX, algunas mujeres que hicieron historia, algunas por el lado bueno y otras por el lado malo. De las trascendentes por lo positivo, recuerdo a Florencia Nithingale, a Madame Curie, también a las escritoras, Simone de Beauvoir, Gabriela Mistral y Colette, entre muchas otras. Fundamentales en el pensamiento del humano.

También en política, se han presentado nombres que nunca se pueden eludir: Mata Hari, llamada la espía del siglo. Eva Perón, quien organizó a sus “cabecitas negras y a los descamisados”, y por ella ha padecido Argentina a la famosa Isabel Perón y luego a Cristina F. Kirchner, con todas las consecuencias de su legado. Entre nosotros, tenemos de heroína a Luisa Cáseres de Arismendi y muchas grandes escritoras y músicos de importancia planetaria: Teresa Carreño, Teresa de la Parra, Nelly Mele Lara, Modesta Bor, Fedora Aleman, entre las que me vienen a la memoria en este momento.

De ninguna manera esta lista las engloba: hay demasiadas mujeres que cumplen a diario su labor de heroínas y casi nadie se da cuenta. Y, por supuesto, aquellas que pasaran a la historia del lado oscuro. Serán evaluadas y juzgadas por la posteridad. Algunas de ellas caerán, para su suerte, en el olvido eterno, la verdadera muerte.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »