Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Ante la terrible crisis que vive actualmente el país, las mujeres venezolanas tienen muy poco que celebrar

Ante la terrible crisis que vive actualmente el país, las mujeres venezolanas tienen muy poco que celebrar

“Este año 2018 las Mujeres Venezolanas, tienen buenas razones para protestar” Así se inicia el acto unitario de todas las distintas organizaciones que representan, organizan al movimiento femenino en el país, las cuales acordaron que éste, 8 de marzo, fecha en la cual mundialmente se celebra el Día Internacional de la Mujer y dada la terrible crisis que en todos los órdenes atraviesa actualmente Venezuela, salir a las calles a reencontrarse con las mujeres que cotidianamente sufren las penosas  consecuencias de tantas penurias.

En la plaza Brion de Chacaíto en horas de la tarde se produjo el encuentro de las distintas organizaciones agrupadas en la Red Naranja: Cauce, Observatorio venezolano de la violencia contra la mujer, Cepaz, Prepara familia, Atraem, Aliadas en Cadena, Fundamujer, Frente Nacional de Mujeres, Unión afirmativa, representación de las mujeres indígenas, familiares de los pacientes y enfermos crónicos (hospital J. M. De Los Ríos), Promujer Sucre, entre otras organizaciones, ONG.  Paralelamente a lo largo del día se efectuaron diversas acciones de denuncias, protestas activas, jornadas cívicas y reclamos en diferentes puntos de la ciudad.

La profesora Lilian Arvelo hablando en representación del observatorio de la violencia contra la mujer y del instituto metropolitano para la mujer (Inmemujer) denunció las graves consecuencias que generó para cientos de empleados de la Alcaldía metropolitana (Libertador, Sucre, Chacao, Baruta, El Hatillo), la eliminación por decreto de ella, plantea la profesora Arvelo “Esto no sólo ocasiono dejar en el limbo a todos los trabajadores que laboraban en ella y que un gran número de mujeres perdieran sus empleos y carreras por tal hecho, igualmente implicó la cancelación administrativa de todos los programas que impulsaba Inmemujer y que beneficiaban fundamentalmente a las mujeres en situación más vulnerables de todos los sectores capitalinos.

La parlamentaria de la asamblea nacional Dinorah Figuera planteo que desde las diversas instancias en las cuales les ha correspondido actuar como representantes de la mujer, han asumido cabalmente el compromiso de trabajar por defender los derechos de la mujer venezolanas, ratifico que es sólo en una democracia plena, donde se respete y garantice la libertad, la propiedad privada y el estado de derecho es que puede lograrse el verdadero desarrollo y progreso de la familia venezolana.

A lo largo del encuentro se levantaron distintas voceras para plantear los graves problemas que la crisis más profunda que ha sufrido la sociedad venezolana en los últimos 50 años ocasiona a la familia y en especial a la mujer, la multiplicación de la pobreza, la disolución de numerosas familias generadas por la gran diáspora de venezolanos, que al cerrarse las opciones de vida digna en su propio país deciden emigrar, forzados por la agudización de la crisis económica,  la alta inflación, la escasez de medicinas y la gran inseguridad que padece el país.

La profesora Maria Ángela González (Frente Femenino de Copei) intervino en nombre del Frente Nacional de Mujeres, el cual congrega una representación de las mujeres militantes, participantes de los distintos partidos políticos de la opción democrática en Venezuela. “Hablo en nombre de todas las mujeres venezolanas que hoy no pueden acompañarnos, porqué están obligadas a subdividirse para poder lograr lo mínimo para poder sobrevivir con dignidad, si tiene trabajo, obligadas a vivir con el salario más bajo del continente, multiplicarse en miles de colas que van desde intentar conseguir el preciado dinero en efectivo, comparar el pan, o intentar inútilmente adquirir los carísimos productos de la inalcanzable cesta básica y las medicinas que inevitablemente necesitamos”

Finalizó María Ángela González solicitando la ampliación y profundización de la democracia en Venezuela, la construcción de una unidad sólida, plural que permita desarrollar políticas eficientes e inteligentes para superar la grave crisis nacional que nos aqueja y ello implica necesariamente aumentar los espacios y porcentajes de participación y representación política en todos los cargos de elección popular para las mujeres venezolanas, no como una concesión graciosa, sino como el reconocimiento del papel cada vez más importante que las mujeres cumplen en todas las esferas de la nación y como un mecanismo institucional que haga posible la participación real de todos los ciudadanos en la construcción de un mejor futuro para Venezuela”

NP

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »