Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Néstor Francia / Análisis de Entorno: ¿Golpe de Estado?  (13-03-2018)

Néstor Francia / Análisis de Entorno: ¿Golpe de Estado?  (13-03-2018)

Tal como era previsible, la convocatoria del “Frente Amplio Venezuela Libre” a marchar ayer hacia la sede de la ONU en Caracas fue un súper fracaso. Si acaso asistieron unas cien personas, en un ejercicio visible de derrota y depresión. Tanto así que los más importantes voceros ni siquiera se acercaron, para no compartir aquel barranco. No son nada, como dijo Chávez, y pareciera que tienen solo dos alternativas en lo inmediato: la invasión foránea y/o el golpe de Estado.

En cuanto a la invasión foránea, nadie imagina que el Trump que anda buscando reunirse con Kim Jong-Un  y es rechazado cada vez por más estadounidenses, vaya a invadir Venezuela. Y en lo que atañe a Colombia y Brasil, ya vemos como están. Tienen los planes, pero serán para más tarde, si acaso, por ahora no ¿Qué les queda a los escuas? El golpe de Estado. Están tratando, pero no parece irles muy bien, acaban de caer un grupo de conspiradores dentro de la FANB.

Claro, ellos están trabajando de cara a la conspiración militar, estarán invirtiendo muchos dólares en eso, mientras tratan de socavar la moral y la unidad de nuestra Fuerza Armada. Las señales comienzan a abundar, lo que puede ser un síntoma más bien de desesperación ante su fracaso político continuado y la perspectiva evidente de que se viene otro período constitucional de Nicolás Maduro.

La derecha ha abundado en declaraciones recientes que abordan el tema militar. La ONG tarifada “Control Ciudadano”, mantenida por vergonzosos dólares dirigida por la agente imperial Rocío San Miguel, emitió un comunicado en el que blande lanzas por los 9 militares pillados en la planificación subversiva, argumentado que la detención de estos sujetos es una “fórmula para mantener la institución militar sumisa y leal a la revolución” ¿Qué harían sus amos del Norte si un grupo de sus militares estuviese involucrado en una acción tendente a derrocar el Gobierno?

Según el comunicado de marras, “La Fuerza Armada Nacional (sic) es patrimonio institucional de la Nación y el gobierno debe rendir cuentas a los venezolanos por estas detenciones”. No, no tiene que hacerlo, los temas militares suelen ser objeto de secreto en cualquier país del mundo, sobre todo si se trata de situaciones irregulares internas. Mucho menos si quien pide cuentas es una organización fantasma, de maletín, sostenida por una potencia extranjera que nos señala como enemigos.     La señora San Miguel y su entelequia no hacen sino seguir el guión presentado por la derecha más extremista de Estados Unidos. El senador Marco Rubio, quien es el presidente del Sub-Comité de Asuntos Hemisféricos del Senado y enemigo jurado de la Revolución Bolivariana, llamó a las Fuerza Armada de Venezuela a rebelarse contra la “dictadura” de Nicolás Maduro. En uno de sus trinos, Rubio justificó sus llamados intervencionistas arguyendo que “Los soldados comen fuera de los basureros y sus familias pasan hambre en Venezuela mientras Maduro & Friends viven como reyes y bloquean la ayuda humanitaria”. Lo dice este canalla que sí vive como rey mientras el gobierno de Estados Unidos rebaja los presupuestos de ayuda social y los bancos despojan a los trabajadores de sus viviendas.

Por supuesto, los lacayos del Imperio que viven en el extranjero no tardaron en respaldar las insolencias de Rubio. El general retirado y activista antichavista en Estados Unidos, Antonio Rivero, por ejemplo, escribió en su cuenta de Twitter que “La sociedad civil venezolana debería respaldar a la Fuerza Armada en Venezuela, si decide cumplir definitivamente con su deber de proteger al pueblo y restaurar la democracia, sacando al dictador”.

También el secretario de Estado yanqui, Rex Tillerson, hace pocos días asomó la posibilidad de que militares venezolanos impulsen la salida de Nicolás Maduro, lo que  que calificó como “transición pacífica”. Pretendiendo vender como algo bueno la oscura historia de la derecha militar en el continente, Tillerson afirmó textualmente que “En la historia de Venezuela y los países de América del Sur, muchas veces los militares son agentes de cambio cuando las cosas están muy mal y los líderes ya no pueden servir al pueblo”.

En el editorial del diario El Nacional del pasado domingo 11 de marzo, referido a la detención de los militares, se trata de justificar de diversas maneras la conspiración de la institución armada: “En este momento Venezuela se encuentra inmersa en un intrincado mundo de controversias y contradicciones que afectan directamente tanto a la sociedad civil como al estamento militar. Despreciar este enfoque realista y negar las consecuencias a corto y mediano plazo de esta fragilidad institucional es caminar hacia el abismo en el menor plazo posible”. Y también: “Las Fuerzas Armadas se sienten no solo incómodas sino también prisioneras de un delirio marxista que, en la práctica, se ha convertido en un gran desprecio hacia las instituciones y, por ende, hacia las posibilidades de cambiar el rumbo del gobierno en el marco institucional”. Y además: “Cualquier oficial de la Fuerza Armada Nacional no sería patriota si no ubicara su atención en corregir los errores de la actual  gestión militar”.

Hace unos días se hizo viral la etiqueta #MilitarVzlaTeApoyaRebelate, espacio donde instan a los uniformados a “no soportar más humillaciones del actual Gobierno” y “rebelarse contra la dictadura”.

No cabe ninguna duda de que una de las líneas que se maneja desde los centros de mando del extremismo imperial es la de impulsar el golpe de Estado en Venezuela. De manera que la detención de los nueve militares conspiradores es una dura derrota para esos planes. Con razón les ha dolido tanto. En cuanto a nosotros, felicitamos a nuestro Presidente y a la FANB por esas aprehensiones y decimos: ¡Así es que se gobierna!

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »