Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: Reflexiones sobre la vida y las oportunidades

Nelson Morán: Reflexiones sobre la vida y las oportunidades

Esto tiene que ver, y se origina, con y debido al “conversatorio de dos de mis hermanas respecto a las oportunidades e dos etapas recientes de la sociedad venezolana, y a la cual se incorporó otra, y yo también”.

Respetuosamente, digo algunas cosas que recuerdo y que posiblemente pasaran a formar parte de una colección que pretende convertirse en obra, de los escritos, cuentos, anécdotas y narraciones hechas.

Recuerdo que de pequeño decía que quería ser militar, no sé el motivo de esa idea, ¿Sería que el mundo militar copo casi o toda mi niñez?, puede ser. Pero al llegar al sexto grado las cosas comenzaron a cambiar, quizás un poco antes.

No se borran de mi memoria los momentos posteriores a la caída de la dictadura de Marcos Pérez J, los días de la huida y siguientes, el alboroto de la gente en la calle, y lo que hacían, entraban en las casas gritando contra la dictadura, entraban a las oficinas o instituciones del gobierno y rompían las fotos del dictador con furia manifiesta, gente que nunca se manifestaba, lo hizo. Debo decir que no vi agresiones a las personas, al menos en El Pilar fue así. Papá era el Jefe de la Oficina de CADAFE, en dicho pueblo, no estaba en el grupo oficial de gobierno, ni militaba en partido alguno, pero sus amigos, como era antes, lo ayudaron para el cargo, tenía amigos en todas partes, y un hermano militante de Unión Republicana Democrática (URD), partido fundado por el margariteño Jovito Villalba y otros (as).

Al poco tiempo nos mudamos de El Pilar del estado Sucre a Maturín en el estado Monagas, donde curse estudios a partir del Cuarto Grado, para esos tiempos me atraían y prestaba atención las concentraciones que se daban en calles y plazas y los mítines, estaba naciendo la “Democracia”, que en verdad, con todo, y todo del mundo de posibilidades, fue buena para algunos y no muy buena para muchos, puedo dar fe de ello.

Bueno ya en sexto grado y primer año de bachillerato no estaba muy de acuerdo con eso de “ser militar”; para entonces me gustaban y atraían los movimientos sociales; en primer año comencé a ir a manifestaciones y ya al final del año, para iniciar el segundo, estaba militando en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria-MIR. Estudiaba y estudié en el Liceo “Francisco Isnardi”, ubicado en la Av. Bicentenaria, cercano al Hospital y al lado de otro Instituto o liceo, del área comercial, el Núñez Mares. Aún existen los dos.

En tercer año fueron a seleccionar para la escuela militar y no opte, mamá me pregunto el motivo y le dije que ya no me gustaba, no hubo ninguna objeción, y seguí en el liceo, era responsable del partido a ese nivel, para el momento. Recuerdo siempre que una vez, viviendo en la calle Carvajal, mamá y papá encontraron una bolsa de papel “MANPA”, llena de propaganda para tirar el otro día en el liceo, estaba atardeciendo y lloviznando, por cosas que suceden me encontraba en la casa estudiando, la misma tenía un patio central, “me solicitaron, por decirlo de alguna manera, que la quemara”, y así a regañadientes lo hice, al otro día le dije lo sucedido al responsable del área estudiantil del MIR, (no hablo de la Juventud, ya que entré  directo al partido) y para mi sorpresa me respondió “no te preocupes, mañana temprano te entrego otra, así fue y el liceo se llenó de volantes, tirados desde el último piso y varios salones al mismo tiempo, se veía bien, hermoso el bajar de los volantes, movidos por la brisa del patio central del liceo.

Ahora, volviendo a la democracia y oportunidades, las había indudablemente, pero asimétricas, desniveladas hacia un lado, lo digo con conocimientos de causa. Recordemos que a medida del crecimiento poblacional y las pocas universidades y centros de estudios superiores existentes, sumados a las entradas de un país naciente – cosa esta que no nos interesaba ni importaba – se presentaron las luchas estudiantiles por el cupo, entrar a estudiar, luego eso se conquistó y no se sabe que era mejor.

Egresado de bachillerato y ya en la universidad, con los constantes cierres de las mismas por parte del gobierno, mamá me informa que están presentando exámenes para ingresar en la escuela militar, ¿Qué, por qué no presento? Le digo que sí, y voy de Cumaná del estado Sucre a Maturín y presento. Apruebo el examen médico y el de conocimientos, queda la entrevista con 3 o 4 estudiantes más, uno era amigo, vivía en El Furrial si mal no recuerdo, militante del MIR en el liceo. No quede aceptado, mi amigo sí.

Mamá me dice que lo hice expresamente y me pide que acuda a hablar para la reconsideración, acepte y acudí, y el militar de alto rango con quien conversé, que además de militar era Psicólogo y que con estudios; me pregunta ¿Conoces los TO? (Teatros de Operaciones Antiguerrilleras), digo no, y el continua: “No te preocupes, lo harás”, comunicándome la negación de la petición, mamá no quedo muy contenta; a veces pienso que las respuestas a las preguntas de esos tiempos eran claves, además y en cierto modo al desinterés por ingresar, de repente incidió. Pregunta. ¿Qué haría Ud. como militar si Luis Beltrán Prieto Figueroa gana las elecciones? eran tiempos electorales y difíciles, Yo militante del MIR. Respuesta: “Si gana debe entregársele el poder”; conversando con el amigo que quedo, al cual felicite, me dijo que probablemente esa respuesta y la forma de hacerlo influyo, el respondió de manera similar y quedo. Puede ser.

Al tiempo, pase 33 días en Cocollar, población cercana a Cumanacoa, estado Sucre, unos carnavales en el TO-4, y no de vacaciones ni de turismo. Esa es una muestra democrática.

Ya para graduarme en el Pedagógico de Maturín, como le llamamos, fueron a solicitar interesados en ingresar a la petrolera como docentes, no me interesó, eran otros los intereses. Ya graduado de Profesor, y con opción a El Pilar, mi hermana Enna y el cuñado Carlos me dicen que vaya a Cabimas, estado Zulia, donde vivían, y presente para ingresar en la compañía petrolera, Carlos era docente ahí; acudo y presento, la Licenciada que me atendió e entrevisto me dijo que todo estaba bien, que era el candidato y me avisarían para que me incorporada; al poco tiempo Carlos me llama para comunicarme “cuñado, tengo noticias, no buenas, usted rodó y no ingresará, ya que fueron al Pedagógico a buscar información y por ser “líder” de izquierda no podrá ingresar”, palabras más palabras menos.

Quise ingresar en el CIARA, un cetro de investigaciones en asuntos del campo y no fue posible, querían “científicos” no sé de qué, conozco de ingenieros del agro, recién graduados que ingresaron al mismo. ¿Posibilidades democráticas para todos? En conjunto con Gloria recién casados optamos por una Beca Gran Mariscal de Ayacucho para estudiar un Postgrado en México, vía telegrama nos convocan a Caracas, asistimos, y la responsable nos dice que se han terminado las becas y nos ofrecen créditos. Para ese momento el pensamiento nos…, o mejor dicho, me avasallaba y respondí, preguntando si llenábamos los requisitos, la respuesta fue positiva, entonces les dije que cuando tuvieran becas nos avisaran, todavía espero. Algunos y muchos amigos, también familiares, dicen que el crédito era bueno, hoy lo creo.

Concluyo:

Posibilidades de movilización social han existido, con limitaciones, hoy la cosa esta difícil, si bien hay muchas universidades, el control gubernamental en todo ámbito tiende a extenderse y fortalecerse. He estudiado y trabajado en UNEFA y Colegios Universitarios y se cómo es eso del control, no hay independencia y menos autonomía. La vida no es fácil, pero debemos echar para adelante siempre, superando cualquier obstáculo que se presente.

La situación económica nos asfixia y eso nadie puede negarlo. El grupo gobernante quiere atornillarse en el poder y eso es muy, pero muy malo y negativo, la alternabilidad es la alternativa. La clase media está desapareciendo, no se pueden mantener los carros, comprar vivienda, ni los alimentos esenciales. Eso es Innegable. ¿Cómo se paga una pensión o habitación a un hijo para estudiar fuera de su casa? ¿Todos consiguen trabajo al graduarse? Una amiga que fue directora de educación en un estado me dijo en su oportunidad ante una diligencia gremial, que primero tenía que ubicar a los egresados en educación de las misiones, y si quedaba entraban los de los Pedagógicos y Universidades; era la orden; ellos tenían sus razones…pero…

En la conversa las hermanas opinan y dicen sobre las oportunidades y la vida, sobre como la decidimos y vivimos, en verdad cada quien tiene sus experiencias, vivencias, generalmente distintas. Pero, como siempre, el pero está ahí, presente. Una verdadera democracia no debe negarle las oportunidades a nadie, y hasta hoy no la tenemos a plenitud, podría decir que está en mengua constante y precipitadamente. No voy a defender ninguna gestión gubernamental, ya que no llenan las expectativas. En verdad he vivido la vida que me tocó vivir, alguna decisión o influencia tuve en ella, pero esa es mi vida, y como me dijo una amiga “Así soy yo y ¿qué? Sugiriéndome ese título para el posible libro. Lo cierto es que no todas las oportunidades son iguales para todos. Quienes están cerca del poder acceden más fácilmente, los contrarios u opositores llevan la peor parte, sobre todo en estos países, de este lado. Ejemplo, sería bueno revisar a quienes se les otorgo becas y a quienes créditos en la Gran Mariscal. Tengo una respuesta sin investigar.

Por todo lo anterior, digo, no estoy ni he estado con lo que se ha dado en llamar cuarta, cosa que no comparto, tampoco estoy con lo que llaman quinta, cosa que tampoco comparto. Para mi Venezuela es una y no ha cambiado de República, ni es necesario, esos son puros inventos populistas. Creo en el cambio y llamo a trabajar por ello.

Hasta otra oportunidad. Saludos y suerte.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de