Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Secaron a La Vueltosa por eso es el racionamiento eléctrico en Los Andes

Secaron a La Vueltosa por eso es el racionamiento eléctrico en Los Andes

El ministro de Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez, desestimó la pérdida de agua que mantiene la represa La Vueltosa y “abusó” de la generación de la hidroeléctrica. El embalse estaba hace cuatro meses en casi al tope de su nivel máximo de 310 metros sobre el nivel del mar (msnm)

Tras cuatro meses de “manejo irresponsable” de la represa La Vueltosa, hoy la hidroeléctrica Fabricio Ojeda no produce ni uno de los 514 megavatios de su capacidad, lo que mantiene a Los Andes padeciendo de racionamientos de hasta 12 horas y que –según el Gobierno- podrían ser solventados en al menos 15 días.

El embalse Camburito – Caparo, que alimenta a La Vueltosa, estaba hace cuatro meses en casi al tope de su nivel máximo de 310 metros sobre el nivel del mar (msnm). El 11 de noviembre de 2017 la cota que registró fue de 307,56 msnm; a final de año (29 de diciembre) ya se había reducido a 297,77 y el pasado martes 13 el nivel estaba en 287,05, casi tres metros menos de su nivel mínimo de operación (290 msnm), por lo que sus dos turbinas debieron ser paradas.

Los criterios de preservación del embalse indican que la represa podría estar activa durante 12 meses aún con un ciclo hidrológico desfavorable si su régimen de operación se limitaba a operar a carga plena (514 MW) por no más de seis horas al día, y el resto con una producción de 170 MW. Pero, el sistema “fue abusado” y no se tomó en cuenta la fuga que mantienen las represas La Vueltosa (Mérida) desde julio de 2017 y Borde Seco (Táchira) desde junio de 2012 por donde se fugan 2,6 millones de metros cúbicos de agua diarios.

“Ellos sabían que las compuertas de descarga de fondo de las represas tenían una fuga y no lo arreglaron ni tomaron previsiones. Debieron ser conservadores porque de los 120 metros cúbicos de agua por segundo que entraban de los ríos Camburito y Cáparo, se pierden 30”, aseguró el ingeniero José Aguilar, consultor internacional y experto en riesgos eléctricos.

“Debieron ser prudentes y limitar la producción a full carga y eso no se hizo, seguramente se operó por más y no se permitió que se recuperara el embalse, y hoy tienen a millones de personas sin luz”, agregó el experto.

Sin maniobra

Un equipo multidisciplinarios del Gobierno nacional fue instalado el lunes para solventar la crisis eléctrica que afecta a los habitantes de Trujillo, Mérida, Táchira, Portuguesa, Barinas y sectores del Alto Apure debido a la baja producción de energía, que Luis Motta Domínguez, ministro de Energía Eléctrica, atribuyó a la sequía.

“Se trata de una sequía provocada por el mal manejo de los embalses en los últimos meses”, afirmó Aguilar.

Los bajos niveles de agua también afectan los embalses de las plantas San Agatón y Peña Larga, según el ministro Motta Domínguez, quien informó el martes que por ese escenarios las plantas hidroeléctricas de los andes solo generan 150 megavatios, 13 por ciento de su capacidad instalada de mil 159 megavatios.

Ramón Velásquez, ministro de Ecosocialismo y Aguas, dijo que para finales de mes se espera que inicien las lluvias y se pueda recuperar los embalses. Pero el llenado podría tardar, y es que para que el embalse Camburito – Cáparo llegue a una zona segura deben entrarle dos mil 600 hectómetros, dijo el ingeniero Aguilar.

Mientras, el plan del Gobierno es aumentar la generación térmica que está disminuida en al menos 87 por ciento y mantener los racionamientos.

La Verdad

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de