Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Monseñor Oswaldo Azuaje: Nicolás Maduro debe renunciar por el bien del país

Monseñor Oswaldo Azuaje: Nicolás Maduro debe renunciar por el bien del país

Monseñor Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo; Le pido al presidente Maduro que haga un profundo acto de constricción y si se da cuenta que no gobierna, que renuncie al cargo y deje gobernar

El presidente Maduro debe hacerse un examen de conciencia y entender que por el bien del país, debería renunciar a su cargo, porque ha sido incapaz de resolver los problemas más ingentes de los venezolanos que actualmente mueren, sufren y padecen de hambre, miseria y desnutrición.

La propuesta la formula monseñor Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo, quien opina que “el sistema de gobierno que hoy impera en Venezuela, ha sido un fracaso total, por lo que es necesario que se produzca un cambio de gobierno que reinstitucionalice de nuevo a la nación, que en la actualidad está bajo la conducción de un régimen de corte autoritario, militarista y tiránico”.

El pueblo quiere elegir

El presidente Nicolás Maduro debe permitir que el pueblo no simplemente ejerza su derecho al voto, sino que elija y participe de forma libre el gobierno que quiere darse, y eso no es lo que está previsto en las elecciones convocadas para el venidero 20 de mayo, donde el resultado ya está cantado, sentenció Monseñor Oswaldo Azuaje

Pregunta: -¿Qué opinión le merece que el presidente Maduro y altos jerarcas del gobierno, como Diosdado Cabello, califiquen a la Iglesia Católica, cada vez que ésta se pronuncia sobre algún problema, de formar parte de la oposición?

Repuesta: La Iglesia, tal como lo hizo Nuestro Señor Jesucristo anuncia y denuncia lo que está mal hecho o lo que se está haciendo mal, y eso es precisamente lo que hemos hecho. Este país, no solo está mal, sino cada vez peor. Una prueba de ello es lo que estamos viviendo todos los venezolanos sin excepción actualmente, quienes estamos siendo víctimas de los constantes cortes eléctricos de 8 y 10 horas diarias, como consecuencia de la falta de mantenimiento y desinversión en el Sector Eléctrico Nacional.

No me extraña entonces que el régimen utilice un lenguaje agresivo y ofensivo para descalificar a la Iglesia Católica, lo cual es característico en los regímenes totalitarios y dictatoriales, como el del dictador Francisco Franco en España, y los de las cruentas dictaduras sureñas en América Latina (Chile-Argentina).

-¿Qué pretende el gobierno al descalificar a la Iglesia Católica?

Su pretensión es la de dividir a la Iglesia Católica, pero no lo va a lograr. Nosotros vamos a seguir denunciando lo que se está haciendo mal, como es el caso del colapso eléctrico nacional, producto de la falta de mantenimiento, desinversión y corrupción.

El mejor sistema eléctrico

En ese sentido, quiero traer a colación que en el año 2011, el entonces presidente Hugo Chávez, anunció con bombos y platillos que Venezuela tendría el mejor sistema eléctrico del mundo. Y simplemente qué sucedió 7 años después, todo lo contrario, porque lo único cierto es que tenemos es la más pésima estructura eléctrica del planeta.

-¿Cómo se puede revertir la actual coyuntura política, económica y social del país?

Hay un solo camino y ese no es otro que por la vía democrática y electoral, pero el régimen se niega a abrir esta ruta para que el pueblo se exprese de manera libre y constitucional.

Participación negada

El prelado enumeró una serie de hechos que a su juicio, constituyen una clara violación a los preceptos constitucionales. Entre ellos, la negativa a que se realizara el Referendo Revocatorio, la designación, entre gallos y medianoche del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), conformado por magistrados que no poseen los años de servicio y los conocimientos para ocupar tales cargos. Así como también, la conformación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el desconocimiento y anulación prácticamente, de la legítima Asamblea Nacional.

-¿Qué hacer para exigir que se cumpla la Constitución Nacional?

El pueblo debe borrar para siempre del subconsciente, esa actitud de dejar hacer, dejar pasar y dejar que otros, den un paso adelante. No podemos seguir siendo permisivos, sino que debemos asumir posiciones de lucha para exigir por parte del gobierno, el cumplimiento y respeto a nuestros derechos ciudadanos establecidos en nuestra Carta Magna, como es el de elegir libremente a nuestros gobernantes.

El Papa sabe todo

Inquirido sobre la creciente preocupación de los venezolanos, con respecto a la presunta actitud indolente del Papa Francisco, ante la crisis del país, monseñor Oswaldo Azuaje, respondió que “El Sumo Pontífice como jesuíta que es, conoce al dedillo lo que sucede en Venezuela, porque somos nosotros sus obispos, su voz, ojos y oídos en esta nación y lo mantenemos informado sobre la compleja situación del país”.

Pero además, hay que acotar que uno de los hombres más cercanos al Papa, como lo es Monseñor Pietro Parolín, quien fue Nuncio Apostólico en Venezuela, tuvo y mantiene un contacto constante con la realidad venezolana, de allí que esté enterado de lo que aquí ocurre.

-¿Por qué entonces el Santo Padre no se pronuncia?

Porque él como el máximo representante de la Iglesia, es el Papa de todos, inclusive de Maduro, y por lo tanto, por su alta investidura, debe mantener una posición equilibrada, lo cual no implica que no esté preocupado por lo que ocurre en nuestra nación.

-¿Qué criterio tiene sobre las elecciones presidenciales, de consejos legislativos y concejos municipales, pautadas para el venidero 20 de mayo?

Ese es un proceso lamentablemente viciado, porque a pesar que el pueblo vote, no elige. La forma como esos supuestos comicios fueron convocados, en abierta violación a lo establecido en la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política. Por ejemplo que la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), haya convocado las elecciones presidenciales, sin tener facultad constitucional para ello.

-Los resultados de esa farsa electoral, ya están cantados y eso hay que denunciarlo, sentenció.

País en ruinas

Consultado sobre la situación económica del país, Monseñor Azuaje, dijo que lamentablemente el gobierno ha conducido a la ruina a Venezuela, un país de los más ricos del mundo, que ahora es uno de los más pobres.

Los venezolanos hemos descubierto que vivíamos en una burbuja, en un castillo de cristal, que ya se rompió y hoy nos damos cuenta de la cruenta y dura realidad. El país está en una debacle y rumbo a un precipicio, sino detenemos a este régimen que acabó con todo.

Las políticas del régimen –aseguró- han destruido por completo el aparato productivo nacional, porque en su instrumentación lo que priva es la ideología marxista del imperio cubano, con visos del comunismo ruso y chino, y no la razón. Hay una improvisación y una falta de planificación por parte del Estado, para garantizarle al pueblo mejores condiciones de vida.

-Quienes ostentan el poder, son neófitos e improvisados en el ejercicio de la acción de gobierno.

-¿En qué sustenta usted esta apreciación?

El ejemplo más palpable lo tenemos aquí en el estado Trujillo, donde hay alcaldes y alcaldesas que desconocen totalmente qué es lo que les corresponde hacer, para qué están facultados, cuáles son sus atribuciones, eso es una desgracia porque tales falencias tendrán consecuencias directas en el pueblo que no resultará en nada beneficiado por las supuestas políticas que estas autoridades pongan en marcha.

Instrumento de lucha

Interrogado con relación a la conformación del Frente Amplio por Venezuela, en el estado Trujillo, dijo que esta organización es un instrumento de lucha social, cuyo objetivo es el de integrar a la sociedad para recuperar la democracia en Venezuela con la participación de todos.

-¿Cree usted que este frente logrará su cometido?

No podemos perder la esperanza. Los pueblos se han levantado de sus cenizas y estoy convencido que con la organización, conciencia de la gente y con Dios mediante, lograremos rescatar la democracia venezolana.

-¿Qué le pide usted a Maduro?

Que abra los ojos, que observe en la debacle en la que está sumida Venezuela, como consecuencia de la pobreza, el hambre, desnutrición, la crisis eléctrica, la falta de agua y de efectivo, que el salario no alcanza para nada, que millones de venezolanos se marchan en búsqueda de mejores condiciones de vida y si en su acto de constricción, se da cuenta que no gobierna, simplemente que renuncie y permita gobernar.

El Tiempo de Valera

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »