Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Maryclen Stelling: Subjetividad, política y elecciones

Maryclen Stelling: Subjetividad, política y elecciones

Imposible soslayar el sustrato afectivo-valorativo que afecta cualquier decisión política, incluida la disposición a votar en las próximas elecciones del 20 de mayo.

Acudimos a nuestro arsenal valorativo, motivacional y emocional con miras a dotar de sentido al mundo, al entorno inmediato y nuestras condiciones personales. Específicamente, hacemos uso de emociones y sentimientos determinados para la elaboración de juicios políticos y, más aun, en escenarios electorales, donde estamos conminados a tomar una decisión.

En la coyuntura pre electoral actual, la gente acude a sus sentimientos y, según estudiosos del tema, en particular a la ansiedad e incertidumbre para reconsiderar su posición y opiniones políticas. Las emociones desempeñan entonces un papel fundamental en decisiones que aparentan ser de carácter eficiente y racional; permiten, además, adecuar nuestros juicios político-electorales a las críticas circunstancias actuales.

La emoción juega un papel cardinal tanto para consolidar y mantenernos aferrados a determinadas decisiones, como para impulsarnos a reconsiderarlas, renunciar a ellas y repensar el sentido del entorno político. De allí la importancia de considerar la dimensión subjetiva del accionar político, al igual que las valoraciones y la orientación afectiva que inciden sobre las decisiones en el actual el escenario electoral.

Hablamos de planos que se interpelan. La realidad económica (crisis y vulnerabilidad social en tanto condición social de riesgo); la política-electoral (la lógica de guerra se impone a la lógica del pacto) y la dimensión subjetiva, como un proceso político, que genera una afectividad colectiva y promueve la reconfiguración de la compresión de la realidad.

Sondeos de este primer trimestre parecen no escapar al influjo de la subjetividad y ofrecen resultados contradictorios, que favorecen a una u otra fuerza política, a uno u otro candidato, a la intención de voto o la abstención… Dada la coyuntura actual, en ciertos casos, las herramientas de medición parecieran estar diseñadas desde la dimensión subjetiva de la política.

Además del papel central de la subjetividad como proceso dinámico en constante transformación, la decisión del voto estará influida por la posición de partidos de oposición ante la legitimidad de las elecciones y la tensión binaria entre las dos fuerzas políticas.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »