Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: El 20 de mayo no validare el fraude

Gerónimo Figueroa Figuera: El 20 de mayo no validare el fraude

Soy demócrata por convicción y por formación, creo en el voto como fórmula para la alternancia de gobierno, por eso, desde que llegó la peste roja he votado 23 veces. En ese sentido, he participado en 5 elecciones Presidenciales, 3 elecciones Parlamentarias, 4 elecciones Regionales, 4 elecciones Municipales, 5 Referéndum, una elección para ANC-1999 y una Consulta Nacional el 16 Julio de 2017 donde me preguntaron que tipo de gobierno quería para mi país. Sin embargo, y sin ninguna razón jurídica, me negaron el derecho a participar en otro referendo consultivo donde me preguntarían si estaba de acuerdo o no, con la permanencia de Nicolás Maduro en el poder.

Pero como todo tiene sus apreciaciones, en estos momentos consideramos que hemos llegado al llegadero y son muchas las razones que tengo para no votar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo. En primer lugar, esas elecciones fueron convocadas por la fraudulenta asamblea constituyente, un organismo espurio sin legitimidad de origen porque no cumplió con lo establecido en los artículos 347 y 348 constitucionales, que en los últimos ocho meses se ha convertido en un organismo autoritario y totalitario que ha ejecutado acciones reñidas con la Constitución Nacional y el sistema republicano y democrático venezolano.

Igualmente, no hay ninguna duda que en todos los procesos electorales convocados por la peste roja siempre aplicaron niveles de ventajismo que permitían un estrecho margen para que las fuerzas democráticas ganaran algunos espacios en las contiendas, sin embargo, ese ventajismo aplicado se desató después que las fuerzas democráticas obtuvieron el magnifico triunfo en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015 que arrojó una mayoría calificada de dos tercios con 112 diputados, lo cual quedó demostrado en las elecciones de gobernadores realizadas el 15 de octubre de 2017 y las municipales del 10 de diciembre del mismo año.

Así como digo que soy demócrata por formación y por convicción, y un fiel creyente del voto como fórmula para la alternancia en el poder, también estoy claro que el voto debe ser para elegir y no para legitimar amañadamente a las dictaduras. Considero que mi voto debe ser contado como lo emito y no escamoteado de forma fraudulenta previamente diseñada. De acuerdo a los resultados de las últimas elecciones de gobernadores y de alcaldes realizadas el año pasado, no hay ninguna duda que las presidenciales del 20 de mayo están diseñadas para que Nicolás Maduro se mantenga seis años en el poder.

La vaina está tan clara, que Nicolás Maduro después de su inscripción ante el CNE, dijo en la plaza Diego Ibarra que ganará con 10 millones votos. Esto  lo repite cada vez que hace cadena nacional de radio y televisión para hacer campaña electoral, a pesar que está prohíbo de forma expresa por la Constitución Nacional y la ley de Procesos Electorales. Es mas, los números que cantará Tibisay el 20nde mayo están claritos. Nunca serán por debajo de los cantados para la fraudulenta asamblea constituyente de ocho millones 700 mil votos. Quien no lo vea así, debe ir al oftalmólogo para cambiar lentes.

Tampoco puedo participar en un proceso electoral donde el árbitro de forma autoritaria inhabilita partidos políticos por haber ejercido el derecho a no postular candidatos a ningún cargo en elecciones anteriores. Tampoco puedo participar en un proceso donde el árbitro no actúa como tal, sino como una oficina electoral del régimen, al inhabilitar de forma autoritaria a potenciales metiéndolos presos o haciéndolos huir del país por la persecución emprendida contra ellos. Esas vainas no son propias de una democracia sino de un régimen dictatorial y antidemocrático que se secuestra el poder con la ayuda militar

Un régimen tan tramposo como el que impera en el país, que no permite una revisión a fondo del registro electoral para depurarlo y sacar las personas fallecidas y al mismo tiempo con actos ilegales niega la participación de venezolanos que han tenido que huir del país por hambre e inseguridad, no hay la menor duda que con las maquinitas de elaborar cedulas de identidad que mueven a sitios como les da la gana sin ningún control, los “ponen a votar” con otras caras, pero con el mismo número. O es que no han visto cuando anuncian “operativos para sacar cedulas”.

Pretender hacer creer a estas alturas del juego, por mucho que lo repitan algunos candidatos, alegando la situación país se puede echar del poder al régimen. En un proceso electoral tal como está convocado por la fraudulenta asamblea constituyente y coordinado por las cuatro mujeres psuvistas que cobran como rectoras del CNE, Nicolás Maduro o ningún otro candidato del grupo de la peste roja pierde las elecciones presidenciales el 20 de mayo. Creer o hacer creer eso, es no ver el fraude que está montado. Por lo tanto, no avalaré con mi voto el fraude montado por la dictadura. Así de sencillo.

geron2ff@hotmail.com

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de