Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Fernando Lugo B.: Venezuela quedara a oscuras, ya es muy tarde para evitarlo

Fernando Lugo B.: Venezuela quedara a oscuras, ya es muy tarde para evitarlo

La grave situación de sistema eléctrico nacional

Luego de leer ayer el artículo publicado por la periodista Nataly Angulo, del diario La Verdad, donde expone la situación eléctrica explicada por los Ing. Miguel Lara, Ex Gerente de la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado Nacional, Moisés Delfín y Ezio Carrero, Especialista Eléctrico, Ex Gerente Regional de Corpoelec, todos Ingenieros Electricistas, donde explican a grandes rasgos la problemática del sector de generación y distribución del fluido eléctrico nacional, me siento moralmente obligado como conocedor de la materia, a terminar de completar la información que ellos por la razón que sea, han omitido (quizá por miedo a ser detenidos por los cuerpos represivos del régimen y encarcelados por denunciar la verdad, razón de peso suficiente para entender a la directiva el Colegio de Ingenieros de Venezuela, a la cual, envié hace dos años una misiva pidiendo un pronunciamiento formal, ante la gravedad de la situación) y es precisamente decir con franqueza, que, no desde este momento, sino desde hace ya bastante tiempo, Venezuela está condenada a un apagón indefinido de magnitudes incalculables, dada la gravedad del deterioro de las líneas de trasmisión y distribución a nivel nacional, producto de la falta de inversión en el mantenimiento pero sobre todo, de la sustitución del tendido existente, el cual ya dio su vida útil.

Para que se entienda mejor, el porqué, de los cada vez más prolongados racionamientos a nivel nacional, hare una analogía con una persona que lleve una vida sedentaria y un hábito poco sano de alimentación y con el pasar del tiempo, sus arterias poco a poco se van tapando hasta llegar un momento en que como consecuencia de la obstrucción por mucho que su corazón bombee sangre, no será posible que esta llegue con la misma facilidad a sus destinos finales.

Las líneas de trasmisión, no están en capacidad de hacer llegar desde las plantas generadoras (represa de Guri, Plantacentro, Tacoa, etc. Suponiendo que todas estuvieran operativas) hasta las subestaciones regionales la demanda del fluido, por la gran cantidad de puntos calientes de las líneas, como consecuencia del estado de deterioro de las ternas instalada, generando caídas de tensión que hacen fluctuar el voltaje y peor aún los cada vez más continuos apagones.

En lo único que sí está claro el régimen, es que para evitar el colapso, no deben exceder la capacidad de trasmisión, y es por ello, que vemos el racionamiento, para tratar de no sobre cargar las líneas y mantener aunque sea por horas, la continuidad del servicio

Lo grave de la situación, no es lo que está pasando, sino lo que se avecina, dado tres importantes factores, como bien los explicaban los expertos entrevistados por la periodista Angulo y son: la falta de personal técnico para acometer los trabajos, la falta de equipos especializados y por último y lo más preocupante es, la falta del recurso monetario, amén del tiempo que se requiere para instalar una terna paralela de líneas de trasmisión a nivel nacional, lo cual teniendo a la mano todos los recursos, podría tardar años, dada la complejidad de los trabajos, lo accidentada de la geografía nacional y la cantidad de kilómetros de tendido eléctrico necesarios reemplazar lo cual tardaría mese en fabricarse.

Lo antes expuesto, deja ver claramente, que el chavismo, condenó a Venezuela a un apagón general que evidentemente, no va a ser de un día para otro, pero que ya estamos viendo, como cada vez los racionamientos y las caídas de voltajes, son cada vez peores, generando daños en todos lo que se encuentre conectado a las tomas de corriente.

Al régimen, solo le queda seguir haciendo maromas, (en eso, son expertos) con lo poco que queda del tendido eléctrico de trasmisión, para tratar de detener lo inevitable, dado a que se quedaron sin dinero como resolver el problema y tampoco tiene gente capacitada para ello, por lo que a partir de este momento, solo debemos esperar más apagones, cada vez más prolongados, que hasta ayer se habían reportado en zonas del país, con cortes de hasta 16 horas, pero que en un futuro, no muy lejano, serán de días y hasta de semanas.

Lo más grave de todo lo antes expuesto, es que mientras esta bola de incapaces y ladrones, sigan en el poder, la situación no cambiara en lo más mínimo, hasta que llegue la hora cero del colapso general, donde empezaremos a ver la caída de los diferentes buses de alimentación, dejando regiones enteras del país sin fluido eléctrico de manera indefinida.

Señores, definitivamente que lo que se nos viene, es peor que la crisis humanitaria como consecuencia de la falta de alimentos, medicinas, etc. Se trata de que más temprano que tarde, se caerá la plataforma bancaria, y no habrá como manejar las finanzas, produciendo una escasez aun mayor de la que estamos viendo del papel moneda, las telecomunicaciones no tendrán como operar, se paralizaran los sistemas de bombeo y no habrá agua, se terminarán de parar las pocas áreas operativas de las refinerías y no habrá ni gasolina ni gas, ni diesel, la mortandad en los hospitales será aún mayor que la que hoy vemos, porque no habrá manera de hacer absolutamente ningún tipo ni de cirugías ni como diagnosticar enfermedad alguna, etc. Las pocas plantas fabriles que aun operan en el pais, no tendrán como producir, agudizando más aun la escasez de insumos y esto, evidentemente, traerá un colapso general sin precedente en la historia de nuestro país.

Aunque a la fuerza, nos pudieran hacer llegar de un momento a otro, la tan ansiada ayuda humanitaria, nuestra suerte ya está echada, porque aun exportando desde otros países vecinos el vital fluido eléctrico, no tendríamos manera de hacerlo llegar al usuario final, porque no tenemos cables por donde transportarlo Así de sencillo.

El chavismo, condeno al país a volver a la Venezuela rural, en pleno siglo XXI donde la gente tendrá que andar en burros, ir a los ríos a buscar agua, si es que queda rio descontaminado, alumbrarse con lámparas de carburo, lavar la ropa en totumas y batirlas con manducos o sobre piedras para aflojar el sucio, se pondrán de moda de nuevo las planchas de hierro calentadas en fogones, cocinar con leña, vivir de la caza y de la pesca artesanal, hacer construcciones de cana amarga y adobes de paja y barro, y volveremos a la época de los brujos y curanderos a punta de hiervas medicinales, volverán las comadronas a las casas para ayudar a las mujeres a parir, y de seguro, se pondrá de moda nuevamente la loca de la matica de acetaminofén, como la gran panacea que propuso el régimen para todos los males que aquejan al sector salud del país.

Si en este momento hay hambre y miseria, no puedo imaginar lo que pasara cuando se paralice todo como consecuencia de la falta absoluta del fluido eléctrico. Es ahí, cuando sabremos realmente, el daño que un grupo minoritario de venezolanos nos hicieron a millones que jamás quisimos este destino para nuestro país.

La pregunta obligatoria, es si el régimen tendrá bajo la manga un as, para tratar de hacerle frente a lo que ya está a la vuelta de la esquina y la respuesta es no.

La única alternativa posible a estas alturas, seria, el haber empezado ayer a lanzar un nuevo tendido eléctrico de alta tensión paralelo al existente y eso ni está en los planes del régimen ni tiene dinero ni les interesa hacerlo tampoco.

Con toda seguridad, a la caída del régimen, volveremos a las plantas diésel, como en los pueblos venezolanos de antaño, donde en la época, aun no llegaba la electrificación de la que fue objeto el país en la mal llamada cuarta república, que operaran el diversas zonas urbanas, para cubrir las necesidades eléctricas de la desbastada nación, mientras se trabaja 48 horas diarias con inversiones billonarias, para restablecer el tendido eléctrico nacional de cara a una recuperación del país, en el periodo post chavismo.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »