Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Gustavo Dudamel a mi maestro Abreu

Gustavo Dudamel a mi maestro Abreu

A mi Maestro, José Antonio Abreu.

Mi corazón está abrumado. Me viene a la cabeza un haiku de Jorge Luis Borges que corona la Academia de Santa Cecilia, en Roma: “Callan las cuerdas, la música sabía lo que yo siento”.

La música y el arte han perdido a una de sus más luminosas figuras. El Maestro José Antonio Abreu, como nadie en nuestros tiempos, nos enseñó que el arte es un derecho universal y que la inspiración y la belleza transforman irreversiblemente el alma de un niño, convirtiéndolo en un ser humano más pleno, más sano, más completo, más feliz y, por ende, en un mejor ciudadano.

José Antonio Abreu fue para mí una inspiración, un artista, un amigo, un padre, un maestro. Me regaló los arcanos de la música con la misma vehemencia con que me enseñó que el derecho a la belleza es inalienable; me acercó a los clásicos universales con la misma pasión con que me acercó a mis raíces. Lo que soy se lo debo a su generosidad, a su humanidad y a su visión. Siento un inmenso privilegio que me haya tocado compartir la vida al lado de alguien de su dimensión.

Mi compromiso con su legado es eterno e inquebrantable. Este es un compromiso además con los millones de jóvenes y niños en Venezuela y en el mundo que, como yo, vieron como su vida cobraba sentido en el momento mismo en que sublimemente eran tocados por la música. Mi compromiso con el Maestro Abreu y con El Sistema es un compromiso con el futuro, con esos niños que aun no han descubierto a la música y al arte. A ellos, y a los millones marcados por el legado del Maestro Abreu, les digo ahora que el viaje apenas comienza.

Seguiremos tocando, cantando y luchando por el mundo que el Maestro Abreu soñó, y por el legado de futuro que nos ha dejado.

Honor y gloria eterna al Maestro José Antonio Abreu.

Gustavo Dudamel.

Con 10 minutos de aplausos miembros del Sistema de Orquestas despidieron a José Antonio Abreu
Miembros del Sistema de Orquesta despidieron este domingo al maestro y músico venezolano José Antonio Abreu con más de diez minutos de aplausos, brindados al cierre de una misa ofrecida en la sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, en Caracas.

“Los cantos de tus jóvenes son el legado más hermoso que puedes dejar hoy, buen viaje hacia el paraíso y hasta pronto en el cielo. Una vez más gracias, muchas gracias”, expresó el Nuncio Apostólico en Venezuela, Aldo Giordano, quien dirigió el oficio religioso.

Durante el acto los integrantes del Sistema de Orquesta venezolano rindieron tributo al maestro con la interpretación de piezas de música académica.

Tras culminar la misa, el féretro de Abreu es trasladado en caravana hacia el Cementerio del Este, en la Guairita.

Más temprano, el presidente de la República, Nicolás Maduro, entregó la Bandera Nacional y una réplica de la espada de Simón Bolívar en honor al maestro nacido hace 79 años en el estado Trujillo.

En el acto velatorio del maestro y músico venezolano José Antonio Abreu, quien falleció este 24 de marzo, se realizó una misa en su honor a cargo del Nuncio Apostólico en Venezuela, Aldo Giordano.

La actividad se desarrolló en la sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social Por la Música, en Caracas, donde músicos, artistas y miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) honran al músico trujillano, quien fue alumno de maestros como Vicente Emilio Sojo, Moisés Moleiro y Evencio Castellanos.

“En capilla ardiente desde el templo que nos legaste ¡Tu espíritu trasciende sobre tu carne, Amado Maestro Abreu!”, reseña el sistema en la red social Twitter, con una imagen de la actividad

Panorama

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »