Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Rafael Revenga: La viralidad; La cascada  de la interconectividad

José Rafael Revenga: La viralidad; La cascada  de la interconectividad

“Viralidad”, un término mal definido y confusamente ilustrado como una afluencia, un deslave con dinámica exponencial propia de visitantes a un contenido específico en la Red.

De acuerdo con las definiciones en uso no constituye una expansión  de vistas de internautas a un post unos miles de contactos por más que estos sean generados autónomamente en  o forma epidémica fuera de control.

La norma aceptada asigna el calificativo “viral”  solo cuando una nota, un video o un audio superan las cinco millones de visitas en menos de siete días. Una barrera bien alta.

Permanece abierto el interrogante: “¿Qué hace que un contenido se vuelva viral y  desencadene un contagio digital?”  Sin inherencia de publicidad ni de estar inserto en una campaña de mercadeo.

Varios estudios señalan que es más probable que un contenido desate un proceso viral si contiene los siguientes elementos: carácter sorpresivo, impacto intenso,  contenido positivo y aplicación práctica como información relacionada con la salud o algún nuevo dispositivo digital.  No obstante, la presencia de estos elementos no garantiza el logro del efecto deseado. Tampoco son los únicos pues hay un elemento de asombro, de inusitado, que sintoniza con alguna fibra emocional al haber encontrado algo que por nuestros medios no hubiéramos ni siquiera imaginado.

Consideremos algunos casos prácticos para ver si algo aprendemos.

El video más viral en youtube en el 2017 fue el de un cantante disfrazado y enmascarado como una ostra al interpretar  “Until we will become dust” (Ver) en un concurso en Tailandia. Hasta principios de diciembre pasado había recibido la inconcebible cifra de 182 millones de visitas. Ahora ha sobrepasado 233 millones vistas en un canal digital con más de 13 millones de suscriptores

Una increíble hazaña de precisión con pelotas de ping pong ha dado lugar a más de 123 millones de vistas en los últimos  once meses en un canal con 28 millones de suscriptores. (Ver)

Otro ejemplo es la canción con coreografía original “Shape of You” (Ver) con más de 140 millones hasta el día de hoy. Se estrenó en enero 2017.

Para comprender en algún grado el misterioso proceso de la viralidad es útil recurrir   a un “coeficiente de viralidad”  K que mide para cada emisor o transmisor del documento en cuestión el número de personas efectivamente alcanzadas por su envío y que hayan interactuado con él.

Si el número de personas es reducido  hasta allí llegará su radio de influencia. Pero puede darse el caso que una de ellas desencadene miles y miles de contactos en forma de cascada y así eventualmente  el documento alcance un alto coeficiente de viralidad.

No obstante, hay que incluir otro factor crucial representado por el porcentaje de conversión. Es decir, quien recibe un documento no necesariamente lo abre ni procede a enviarlo al cúmulo de sus contactos. En principio, la tasa de conversión difícilmente supera el 20% salvo  en los casos excepcionales propios de la cascada viral.

Quizás las complejas fórmulas matemáticas que describen la propagación de epidemias puedan arrojar algo de luz sobre el misterio de la viralidad. Mientras tanto, las peculiaridades de la curiosidad humana siguen haciendo de las suyas.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »