Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Carlos Guillermo Cárdenas: Tú decides

Carlos Guillermo Cárdenas: Tú decides

La inmensa mayoría de los venezolanos aspiran que el proceso electoral se enmarque dentro  de las reglas democráticas y la Ley Electoral vigente. Si el marco teórico electoral se cumple a cabalidad, serán unas elecciones de libérrimas,

El actual equipo de gobierno equivale en tiempo a cuatro periodos de la llamada 4a. república. Pero en estos últimos 20 años el balance ha sido con creces muchísimo más en desaciertos y errores que aciertos y fortalezas. Sólo baste mencionar los renglones de abastecimiento alimentario y de medicamentos, la hiperinflación galopante y asfixiante, la inseguridad personal, el caos educativo en todos los niveles y la inoperatividad de los hospitales públicos. Estos fracasos tan evidentes serían suficientes para que en un régimen parlamentario europeo se apruebe la remoción presidencial.

Voces autorizadas del mundo político nacional  han solicitado que las elecciones se realicen como corresponde en diciembre y se garantice el respeto a la Ley Electoral. Pero la pregunta es “hasta cuándo habría que esperar para que se realicen elecciones en condiciones normales de equilibrio y libertad”. Es posible que esas condiciones de libertad y equilibrio no las tengamos en un tiempo predecible.  De manera que la participación es el camino más propicio para lograr el cambio que mayoritariamente aspiran los venezolanos. La abstención no cambiará la penosa situación actual. La abstención favorece el status quo.

Ni las actuales condiciones del campo agropecuario venezolano, ni la inseguridad, ni el caos educativo y hospitalario, ni la hiperinflación con estancamiento de la economía, soportarían seis años más, pues conllevaría a desmejorar más, paulatinamente, nuestra calidad y condiciones de vida hasta terminar de colapsarla.

Las encuestas señalan que más del 70% del electorado pide un cambio de timón. Ahora bien, si la premisa anterior es válida, abstenerse o no utilizar la vía electoral sería incomprensible desde el punto de vista estratégico. La masiva participación del electorado nacional abre de manera contunde las posibilidades de un triunfo de los sectores democráticos. La opción electoral no debe desperdiciarse, es la gran oportunidad. El cambio en Venezuela se logrará luchando con entusiasmo, con decisión, con optimismo, con coraje. Nuevos vientos se asoman en el horizonte venezolano. ¡Tú decides!

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de