Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Antonio Ledezma: Carteles narcotraficantes no entregan el poder Porque no hacen elecciones libres y transparentes

Antonio Ledezma: Carteles narcotraficantes no entregan el poder Porque no hacen elecciones libres y transparentes

Ledezma a un año de las manifestaciones que enlutaron al pueblo venezolano

Con motivo de cumplirse un año del inicio de las manifestaciones en abril de 2017 en Venezuela que culminaron con mucha frustración en el pueblo, 130 asesinados, miles de heridos y centenares de detenidos, el alcalde metropolitano electo y reelecto por más de 700 mil votos, Antonio Ledezma, considera que para recuperar la confianza es necesario tocarle a la gente su corazón, movilizarle el alma, las esperanzas y las emociones con sinceridad pero sin errores que revivan frustraciones. Considera que es necesario que la gente vea que hay una dirigencia capaz de dejar de lado ambiciones personales y superar con madurez diferencias grupales, entonces regresará la confianza.

Se confiesa como demócrata a carta cabal pero considera que mientras Nicolás Maduro este en el poder no hay salida electoral. Tajantemente afirma que las mafias y los carteles narcotraficantes no entregan el poder fácilmente porque no hacen elecciones libres, por eso considera que hay quitarse de la cabeza por ahora las candidaturas y dejar de verse con la banda presidencial en el pecho que nunca llegará porque no hay condiciones. Afirma que haber abandonado lo aprobado en el plebiscito del 16 de julio donde los venezolanos contestaron tres preguntas sobre lo que se debía hacer en materia política, para participar en las elecciones de gobernadores sin garantías que solo sirvió para convalidar el fraude constituyente perpetrado por la casa del truco en que está convertido el Consejo Nacional Electoral, fue un error que no debe repetirse.

Antonio Ledezma recuerda que en Venezuela más del 54% de los niños menores de cinco años padecen de desnutrición, más de ocho millones personas no pueden hacer dos comidas al día y que de Venezuela están saliendo cerca de 30 mil personas por día huyendo de la crisis, y que a ese ritmo el país se quedará sin población que en definitiva es lo que le conviene al dictador Maduro porque no le importa la gente sino el poder para seguir saqueando el petróleo, el gas, el oro y los diamantes,  por eso sin titubeo dice que es necesario la intervención humanitaria en Venezuela con todas sus implicaciones.

P.– A un año de las manifestaciones de 2017 es pertinente movilizar nuevamente a la gente para la calle

R.– Eso nunca pierde vigencia. Ahora bien, para poder movilizar a la gente hay que tocarle su corazón, hay que movilizarle el alma, las esperanzas y las emociones, y eso se logra es con sinceridad. Si la gente ve que hay una dirigencia donde lo que destaca o sobresale es el altruismo, la determinación de servir a una causa y de sacrificarnos por objetivos comunes, entonces si es posible. Si la gente ve que hay una dirigencia que es capaz de dejar de lado ambiciones personales, superar con madurez diferencias grupales, sin ninguna duda que la gente va a confiar otra vez en esa dirigencia.

P.— Pero las encuestas en este momento señalan rechazo al liderazgo político.  

R.– El drama es que ahorita la gente no confía en los dirigentes políticos, en todos. Claro que en unos mas y en otros menos porque se han cometido errores. Por eso creo que el mejor homenaje póstumo a los escuderos que murieron y que están sembrados en la tierra venezolana. Así como el mejor homenaje a esos abuelos que marcharon, que firmaron pidiendo un revocatorio y que después se sintieron frustrados. El mejor homenaje de todos esos trabajadores que perdieron su empleo, a los empresarios y ganaderos que han perdido sus empresas, a las familias que han sido enlutadas, es que se retome la agenda del 16 de julio, la que nunca se debió abandonar después del plebiscito.

P.—Considera un error haber participado en las elecciones de gobernadores. 

R.– Sin ninguna duda que no se deben volver a cometer errores como el de ir a participar en elecciones regionales, como se hizo el año pasado dándole la espalda a lo que habíamos dicho los venezolanos, de que había en Venezuela un fraude constituyente, y que participar en esas elecciones era de una u otra manera convalidar esa casa del truco en que se ha convertido el Consejo Nacional Electoral.

P.– Cual sería su mensaje para el candidato Henri Falcón ya que la ONU dijo que no participará en las presidenciales.

R.— La ONU no tiene la experticia como si la tienen la OEA y la Unión Europea, a las que han dejado de lado, para que supervise un proceso electoral de esa naturaleza. En ese sentido Falcón tiene la oportunidad en este momento de hacerle un desagravio a los venezolanos, que no se preste a participar en una elección nacional fraudulenta, mucho más cuando él fue victima de ese fraude. El ni siquiera pudo ganar la gobernación del estado Lara donde había hecho una gestión que las encuestas revelaban que tenía aceptación. Y si no fue capaz de ganar una elección en en su propio terreno, como piensa ganar en una elección presidencial donde Maduro prácticamente se alzó con 20 gobernaciones

P.— No es un error no participar en las elecciones y dejar el campo libre.

R.— Como se le explica al mundo que alguien que tiene a Venezuela con una moneda devaluada, que cuando Chávez llegó al poder en 1998 un dólar era equivalente a 570 bolívares, hoy es mismo dólar es equivalente a mas de 230 millones de bolívares. Cuando Chávez llegó al poder en 1998 el barril de petróleo se cotizaba en siete o diez dólares, y en los últimos años se ha llegado a cotizar hasta en 130 dólares por barril. Como se explica que Maduro pueda ganar las gobernaciones y las alcaldías.

O sea, que en Venezuela la gente se volvió loca y le gusta ser masoquista, esa vaina no es verdad.  eso no lo cree nadie. Eso solo se logra con fraude, y lo que tienen montado para el 20 de mayo es un soberano fraude.

P.— Usted es demócrata y no cree en las elecciones.

R.—Entiéndanlo bien, las mafias, los carteles no entregan el poder fácilmente. Las mafias no hacen elecciones libres, por eso en Venezuela no habrá elecciones libres y transparentes, por lo tanto, más que hablar de candidaturas presidenciales, que se quiten de la cabeza ese cuento de candidaturas presidenciales y que rompan el espejo, así como hacía Rafhael el cantante que le daba una patada al espejo, para que no se sigan viendo con la banda presidencial que nunca llegará con esas condiciones.

P.— Si no son las elecciones cual es la solución entonces.

R.– Aquí no podemos hablar de candidaturas ni de proyectos personales hasta que no salgamos de la dictadura, estamos obligados a unirnos para hacer un gobierno de unidad nacional, porque el problema es tan grande, las dificultades son tan grandes y los trastornos son tan profundos, que si de verdad queremos honrar el compromiso de rescatar la democracia venezolana, relanzar su economía y de volver hacer el tejido social para ponerle a la gente el camino del progrese y del emprendimiento, tenemos que trabajar con una visión compartida de mediano y largo plazo, con proyectos no de gobierno, sino proyectos de estado, para cuando recuperemos el estado de derecho en nuestro país.

P.—A cuanto alcanza la deuda publica venezolana

R.—Mira, cuando Chávez llegó al poder la deuda publica era de 34 mil millones de dólares, hoy es incuantificable como ha dicho Ricardo Hausmann. Venezuela es el país más endeudado del mundo. Cuando Chávez llegó al poder la pobreza estaba en 38%, hoy esa pobreza está en 87%, y el 71% en condición de pobreza extrema. Hoy Venezuela no tiene reservas operativas para cumplir con las obligaciones.

P.—Las estadísticas dicen que Venezuela es uno de los países más inseguros del mundo, que nos puede decir.

R.– Cuando Chávez llegó al poder la tasa de criminalidad era de 19 crímenes por cada 100 mil habitantes, hoy es de 89 crímenes por cada 100 mil habitantes. Diariamente mueren 54 jóvenes a manos del hampa. El año pasado se cometieron más de 25 mil homicidios en contraste con los cuatro mil 500 homicidios que ocurrieron cuando Chávez llegó al poder en 1998.

P.- Usted habla mucho de intervención humanitaria, como es eso.

R.—Le intervención humanitaria es necesaria. Vean los datos de Caritas, vean los datos de la propia FAO. En Venezuela mas del 54% de los niños menores de cinco años padecen de desnutrición, mas de ocho millones 200 mil personas no pueden hacer dos comidas al dia. De Venezuela están saliendo cerca de 30 mil personas por dia, nos vamos a quedar sin población, y eso es lo que le conviene a dictadores como Maduro, no les importa la gente, no les importa que la gente se vaya.

A los dictadores lo que les interesa es el territorio donde está el petróleo, donde esta el gas, donde esta el oro, donde está el diamante. Por es urgente una intervención humanitaria porque la gente quiere solución lo antes posible. Ya vamos para 20 años con esta tragedia, por lo tanto, a los gobiernos del mundo hay que hablarles llamando al pan pan y al vino vino.

P.—Que opina Antonio Ledezma del dialogo

R.– No hablemos de dialogo ni de negociaciones, la única negociación pertinente en esta circunstancia es la intervención humanitaria con todas sus implicaciones. El régimen de Venezuela le tiró las puertas en las narices hasta el papa Francisco cuando planteó el canal humanitario. No quieren canal humanitario porque no les interesa si se mueren niños de hambre o abuelos por enfermedad porque no hay medicamentos, solo les interesa el poder, y por eso permitieron la invasión de los Castro en Venezuela.

P.— No es la injerencia humanitaria una intervención militar encubierta.

R.– Nosotros ya estamos invadidos, por eso cuando hay gente que le da escalofrío cuando hablan de intervención militar, si ya estamos invadidos militarmente, que mas invasión queremos si ya estamos invadidos por mas de 30 mil efectivos castristas que están metidos en todos los rincones de Venezuela. Por lo tanto, lo que estamos planteando cuando hablamos de intervención humanitarias es liberar un país secuestrado por estos efectivos castrista pero además sitiados por fuerzas parapoliciales equipadas por el régimen que atropellan a la gente que persiguen a periodistas, que golpean a la gente que protesta, y además por esas mafias que están relacionadas con el narcotráfico y con terrorismo internacional.

P.—Cual debe ser el papel de la Fuerza Armada ante la intervención internacional humanitaria

R.– La de contribuir a que se respete la soberanía nacional, la Fuerza Armada Nacional sería la primera llamada a acatar la Constitución Nacional, y a no permitir que los pongan contra la pared. Acaso a los militares no les da vergüenza ponérsele firme a un efectivo castrista. A ustedes no les da vergüenza como en su propia cara se están robando el erario publico venezolano, a ustedes no les arruga el corazón, no se les arruga un musculo de la cara de ver que hay niños recogiendo basura, chupándose un hueso en las puertas de McDonald’s, rebuscando un pedazo de hamburguesa o rebuscando lo que sobra en las puertas de un restaurante.

P.—Usted quiere decir que los militares venezolanos son insensibles

R.—Lo que digo es que, esos dramas tiene que tocar las fibras de los militares, van a seguir hablando de Bolívar, yo no quiero ver más a los militares haciéndole más homenajes al Libertador Simón Bolívar, ya profanaron sus huesos en el panteón nacional. El Libertador, el mariscal Sucre y el general Páez, y todos esos héroes que sembraron la libertad en el continente americano, lo que quieren es que tangamos una Fuerza Armada que honre precisamente esa herencia inolvidable de Francisco de Miranda, sus visiones, sus pasiones, todos los sacrificios de los héroes civiles y militares que hicieron posible el nacimiento de la republica de Venezuela que hoy está siendo desmoronada por esta narcotiranía.

P.—Entonces lo de Venezuela no es democracia

R.— Como le he dicho, en Venezuela no hay estado de derecho, no hay separación de poderes, se pulverizó el principio de propiedad privada, no hay libertad de expresión, porque en Venezuela con Maduro no habrá elecciones libres, porque en Venezuela hay más presos políticos que en Cuba y porque en Venezuela como lo ha dicho el vocero de la ONU, no lo digo yo, hay una catástrofe humanitaria.

 

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »