Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Ignacio Moreno León: Marx; la farsa o la utopía comunista (II)

José Ignacio Moreno León: Marx; la farsa o la utopía comunista (II)

Como señalamos en nuestro anterior artículo, el pasado mes de marzo se cumplieron 135 años de la muerte de Carlos Marx, el padre de la ideología comunista y de la histórica consigna de la “dictadura del proletariado” con extemporáneas ideas sobre el origen del capital y su función en los procesos productivos. Ideas que han sido rebasadas por el indetenible progreso de la humanidad que marcha al impulso de la más profunda revolución científica y tecnológica de toda la historia, en base a la cual se ha venido configurando la llamada sociedad de la información y del conocimiento.

Una sociedad en la que el desarrollo científico y la innovación tecnológica son las palancas fundamentales que impulsan a los pueblos y al ser humano hacia niveles superiores de progreso. Y en la que se están incorporando mejoras sustanciales para humanizar los procesos productivos y el trabajo en general; y el progreso generado está facilitando la movilización y ascenso entre las clases sociales, lo que representa un claro contraste con los duros esfuerzos laborales y limitaciones de los proletarios de los tiempos de Carlos Marx.

Igualmente el marxismo y el llamado socialismo real, han sido derrotados en su empeño de imponer su esclavitud a nombre de una visión de libertad que lesiona la dignidad del ser humano y que ha generado regímenes totalitarios y genocidas, como el marxismo/comunista de Lenin y Stalin que produjo más de 23 millones de muertos en la Unión Soviética, el régimen de Mao que en la China comunista y con su absurdo salto hacia adelante y Revolución Cultural fue causante de la muerte de más de 70 millones de chinos, o la locura genocida de Pol Pot que produjo más de 2 millones de muertes en la antigua Cambodia, o la tiranía de Kim II Sung generadora del exterminio de millón y medio de coreanos del norte y cuyo nefasto heredero aún mantiene a ese pueblo sumido en la pobreza y sometido a la más descarada violación de los derechos humanos.

En suma las víctimas del genocidio provocado por regímenes comunistas superan con creces los 6 millones de muertos del exterminio racista que impulsó Adolfo Hitler en Alemania. Es así como el marxismo solo ha acumulado en su historia fracasos y dramáticos percances en las sociedades donde se ha intentado imponer. Por ello no tiene ningunas posibilidades de sembrarse como régimen de gobierno en el contexto de las nuevas realidades globales. Y resulta absurdo o inexplicable que se pretenda revivir estas obsoletas recetas fracasadas, con engañosas consignas justicieras y manipulaciones populistas.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de