Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Domingo Alberto Rangel: Abstenerse como vía al cambio

Merced a las redes sociales recibí unas líneas firmadas con pseudónimo donde con pésima prosa y peor razonamiento una persona me conminaba a votar… ¡por Falcón, no faltaba más!

El genotipo de las personas como quien me escribió este último ukase por lo general lo define como poseedor de una memoria corta… y en efecto… el pseudonimista apoyó su disparatado mensaje… en la última tragedia que por unos días atrapa la atención de políticos, comunicadores y especialistas.

“Si usted no vota por Falcón será que le gustan los muertos de Carabobo”… escribió antes de ser bloqueado de mi FB por necio… como si uno fuese necrofílico o pudiera cambiar el resultado de una elección solo con mi voto.

Antes de expulsarlo de mi FB sin embargo le expliqué al anónimo que lo dicho por todos los aspirantes a Presidente más bien me reafirman en mi posición de abstenerme de votar por alguno de los actuales candidatos… comenzando por Nicolás Maduro.

Y no se trata de la bobería de “faltan condiciones” sino que ningún candidato a Presidente o sus jefes de equipo… ha señalado una posible solución a los grandes problemas del país… incluyendo el de las cárceles.

La tragedia ocurrida en una cárcel de Poli Carabobo y la respuesta de los candidatos a Presidente me da la razón.

Al respecto cabe preguntarse: ¿Qué han dicho en materia de cárceles los señores candidatos?

El presidente Maduro más allá de “lamentar las muertes” en realidad no ha propuesto nada serio y quién sabe si está a la espera de que alguno de sus achichincles intelectuales urda un cuento para culpar a Trump, la guerra económica o a Uribe Vélez… por esas muertes. Mientras habla de otros temas… o baila.

Su ministra Iris Valera, chavista hasta hace poco, pone la pelambre en remojo… no vaya a ser que termine pagando los platos rotos de Lacava o del general Reverol… y no pasa de aclarar que la cárcel de Poli Carabobo no está bajo su jurisdicción… lo que equivale a soltar un “yo no fui”… pero ninguno de los bolivarianos señala el menor correctivo y en eso se parecen a los candidatos de la oposición que critican pero no proponen.

Ni Falcón, ni el enchufado economista Rodríguez, el inefable Semtei, Kiko o Claudio Fermín, venido muy a menos… pasan de la obviedad que significa culpar al gobierno… pero sin proponer soluciones a pesar de que por primera vez en una campaña electoral donde  viene en aumento el grupo de electores que razona su  voto.

Javier Bertucci, pastor de almas evangélicas, quien estuvo un tiempo tras las rejas por un asunto de contrabando de extracción… ni analiza causas ni tampoco ofrece soluciones a pesar de que los pabellones de presos que están bajo control de iglesias cristianas,  no católicas… son los que funcionan mejor y rara vez en ellos se ve un hecho de sangre.

Preso Bertucci de su terror a que le saquen a relucir el enojoso asunto que lo llevó tras las rejas… no pasa de generalidades politiqueras en relación al tema.

Con este entorno llama la atención que ningún aspirante a Presidente, ofrézcalo que se ve obvio: Digamos levantar más cárceles para que los delincuentes, hoy hacinados en franca violación de los derechos más elementales, tengan reservado un sitio seguro… donde pasar la condena… sin verse obligados él preso o sus familiares, a cancelar a precios especulativos… a los corruptos funcionarios de Reverol, Iris Valera o Rafael Lacava y otros gobernadores o alcaldes… por tener traslados a tiempo, como exige “el debido proceso”… un sitio para dormir, asearse, comer incluyendo el ingreso de comestibles, evitar que lo violen o que le manoseen la pareja durante las visitas.

Para llegar a tal meta es necesario construir más cárceles, tribunales, despachos de fiscales del MP y en general potenciar el Poder Judicial… en desmedro del Ejecutivo que consume la mayoría de los hoy escasos recursos.

¿Por qué ningún candidato propone algo así?

La pregunta en realidad es retórica: No lo harán jamás estos candidatos porque todos estos ellos, hoy inscritos ante el CNE de la señora Lucena… profesan la religión del estatismo, el socialismo, el militarismo –que es una manera de ser estatista o socialista-… es decir… todos tienen compromiso con dejar intacto un sistema de gobernar que arruinó nuestra sociedad aunque enriqueció algunos granujas.

Por esta razón y a pesar de que veo amigos trasegando caminos a la cola de Falcón… aún sin ser abstencionista… no pienso votar por ninguno.

Iré a mi centro… y esperaré a que se venza el tiempo… como lo haría todo ciudadano racional y con un mínimo de decencia… no insistan.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de