Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gloria Cuenca: De la hipocresía continuada

Gloria Cuenca: De la hipocresía continuada

De los temas más dolorosos que ocupan nuestra cotidianidad es ver la muerte constante de niños hambrientos, recién nacidos, de pocos años y de mediana edad. Ocurre por hambre y también, por falta de medicinas, del cuido y la atención hospitalaria. No pueden asistir a clases. Muchos se desmayan. Las maestras tampoco tienen que comer, no les alcanza el sueldo. Los vemos caminando – a los niños-al lado de sus madres, en brazos, esperando, por horas, el transporte. O, en las otras colas, las de la comida, Es de esta manera que observamos a esos niños-as que una vez fueron nuestro orgullo, por sanos, fuertes y hermosos. ! Dios Mío!  !Qué triste ser niño en Venezuela, en estos tiempos! La felicidad de la infancia ha desaparecido. Los entes que desgobiernan hacen “como sí” aquí no está pasando nada y todo está “perfectamente normal”.

Impresiona la forma como se comportan frente a lo que han hecho con este gran país, a pesar de los pesares. No cualquier nación habría aguantado el horror al que hemos sido sometidos. Estamos conscientes, después de casi dos décadas de lucha, de que, no podrán jamás con los demócratas venezolanos. Hemos aprendido mucho. Sabemos de la hipocresía como expresión diaria en las mentiras y falsedades que se empeñan en decir, como si nosotros fuéramos tan ingenuos. Podríamos decir, como el poeta: “La misma noche hace blanquear los mismos árboles, nosotros los de entonces, ya no somos los mismos”. Se perdió la ingenuidad, una cierta candidez que era típica del venezolano. No sé si mi intuición me estará fallando, pero como escorpiana que soy, siempre la tengo muy aguda cuando se presentan momentos como el actual. Miren, contradictorios lectores, no se guíen por esas risas sardónicas que mantienen los más altos personeros, del desgobierno.

Los “pobres” (pobres de espíritu) están acorralados y simplemente “guapean” para que sus seguidores, los pocos que les quedan, crean que ellos están sobrados. Nada que ver. Saben que se acerca el momento de las verdades ineludibles. Sucedió, igual, unos cuantos años atrás, a la caída del comunismo en Rusia y en su órbita. Muchas denuncias no se han seguido haciendo, Putin no es demócrata y no le interesa que le recuerden su pasado y su historia. Nosotros somos diferentes. Todo será divulgado, investigado y dicho. Recuerden siempre: tiempo de verdades, en democracia.

@EditorialGloria

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »