Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Hildelisa Cabello Requena: La Campaña Libertadora de la América Española vio su origen al Sur del Río Orinoco

Hildelisa Cabello Requena: La Campaña Libertadora de la América Española vio su origen al Sur del Río Orinoco

Todo comenzó en San Félix:

*La historiadora, ofrece una nueva cronología y cartografía de las grandes campañas libertadoras del continente, en su más reciente trabajo de investigación titulado: “El papel protagónico de Guayana en la independencia suramericana, 1817-1821”.

*“Pienso que estamos obligados a releer y reinterpretar los clásicos de la historiografía de la independencia, y elaborar un nuevo discurso histórico”, aseguró.

 Entrevista realizada por: Nobel Madrano Matos

Se conmemora un año más de la bicentenaria Batalla de San Félix, ocurrida el 11 de abril de 1817, comandada por el General Manuel Piar, en el marco de la Campaña Libertadora de Guayana, que puso fin al período colonial en la Provincia de Guayana. En esta ocasión entrevistamos a la Licenciada en Historia, Hildelisa Cabello Requena, quien el 19 de abril del corriente, presentará su más reciente trabajo de investigación, titulado: El papel protagónico de Guayana en la independencia suramericana, 1817-1821.

Para la hace poco investida como Miembro Correspondiente de la  Academia de la Historia del estado Miranda por el estado Bolívar, “urge ampliar y profundizar el horizonte informativo referido a la Campaña Libertadora de Guayana y en su contexto, la Batalla de San Félix”. Recomienda su estudio, como parte sustancial del proceso histórico que incorporó al sur venezolano a la guerra de independencia, y no como un hecho aislado, mucho menos como “una efeméride más del calendario historiográfico regional o nacional venezolano”, aduce.

Sostiene Hildelisa Cabello, que la batalla de San Félix debe ser estudiada en el contexto geopolítico-militar de las grandes Campañas Libertadoras Suramericanas. En ese sentido, en su trabajo de investigación, a ser presentado este 19 de abril en Librerías Latina, de Orinokia Mall, argumenta sólidas razones para proponer una nueva cronología y una nueva cartografía de las grandes batallas que definieron la independencia en el continente suramericano, en cuyo primer eslabón coloca a la célebre batalla de San Félix en 1817, y concluye en 1824 con la batalla de Ayacucho.

¿Explíquenos cómo se desarrolló la Campaña Libertadora de Guayana y en qué momento se da la batalla de San Félix?

-Esta importante campaña militar fue planificada y se desarrolló en cuatro fases sucesivas, de las cuales, la batalla de San Félix fue la segunda. Luego del fracasado intento republicano por ocupar Angostura, en enero de 1817, Manuel Piar dio forma definitiva  a su plan para  liberar el territorio guayanés. A esos fines diseño un plan  en el que se pueden identificar cuatro etapas o momentos que comenzaron por la ocupación del territorio controlado por las Misiones Capuchinas, entre el  30 de enero y el 6 de febrero de 1817. Con ello pretendía –y lo logró-, cerrar el paso de los  realistas a los centros agropecuarios, únicos proveedores de alimentos de toda la región, cortándole los suministros de víveres, principalmente a Angostura y a Guayana La Vieja. La respuesta realista para recuperar las misiones originó la batalla de San Félix, el 11 de abril de 1817. El éxito republicano en ambas operaciones debilitó el poderío realistas, y fortaleció el cerco patriota a la capital, cuyas autoridades ordenaron la evacuación de la población española de Angostura, entre el 17 y 18 de Julio 1817; la cual, se refugió en Guayana La Vieja, de donde, por falta de auxilios de las autoridades españolas se vieron forzados a emprender el doloroso proceso migratorio de abandonar el territorio de Guayana por siempre; esto ocurrió entre el 3 al 5 de agosto de 1817.

¿Cuál fue la consecuencia  inmediata de la victoria del General Manuel Piar, en la batalla de San Félix?

-Para responder citemos al historiador  Manuel Alfredo Rodríguez: “…remataba prácticamente la Campaña de Guayana porque destruyó al único ejército del enemigo en Guayana y dejaba confinadas sus reliquias a dos plazas rigurosamente asediadas por tierra y por agua, es decir, a Angostura y  Los Castillos, (…) confinados a un enemigo invisible y letal: el hambre”. Para  Asdrúbal González, “…en la batalla de San Félix sucumben definitivamente los esfuerzos realistas  por mantener Guayana”. A ello se debe agregar que el éxito patriota en esta jornada militar, aseguró los recursos logísticos y la ocupación del territorio misional, transformó a San Félix en el centro de operaciones de la campaña y se avanzó considerablemente en el control sobre el rio Orinoco. Para Simón Bolívar, el triunfo patriota en San Félix transformó a Guayana  en el “territorio clave a la revolución”.

¿Qué significación continental tiene la batalla de San Félix en el contexto de las grandes confrontaciones bélicas de la guerra de independencia?

-¡Fue el principio de Ayacucho! Hoy podemos afirmar con toda propiedad, sobre la base de la reinterpretación y opinión de los especialistas, el estudio de las fuentes documentales y bibliográficas, que con la liberación y el control republicano sobre el territorio del Orinoco-Guayana, -asegurado con la batalla de San Félix el 11 de abril de 1817-, comenzó la  etapa final de la guerra por la independencia en el continente suramericano. Hasta el año 1817, los libertadores no habían logrado el control definitivo sobre ninguna región venezolana, como sí lo alcanzaron, al liberar y ocupar la estratégica provincia del sur venezolano. Para el sur del continente la liberación de Guayana marcó el comienzo de una etapa de redefinición de las estrategias para su liberación, la cual concluyó siete años más tarde en Ayacucho.

Es decir, ¿nos convertimos en Guayana, en el epicentro de la revolución libertadora de la América Española?

-Así es. Entre 1817 y 1819,  la extensa provincia de Guayana y su capital, tal y como afirma Gil Fortoul, pasaron a convertirse en el centro principal de la revolución en marcha en todo nuestro continente; lo que explicaría que  una vez el Libertador se instaló en Angostura el mismo año de 1817,  comenzaran a llegar a esta ciudad los más ilustres, destacados y comprometidos republicanos de todo el continente, el Caribe y otras partes del mundo, y convencidos, seguros y confiados en las grandes ventajas que ofrecía  Guayana, delinearon las estrategias y tomaron las decisiones para dar los pasos en la ruta que los condujo a Ayacucho en 1824 poniendo fin a un período histórico de poco más de tres siglos de dominación colonial.

¿Vista así, la Campaña Libertadora de Guayana, y en su contexto la batalla de San Félix, cambiaron el escenario y la Historia de la guerra por la Independencia?

-Sin duda. No solo de Venezuela, sino de todo un continente. Para el historiador Armando Rojas, en su reconocida obra, “Bolívar: Paradigma de la Estirpe”, afirma: “Guayana es la matriz de la libertad americana. De aquí partieron los hombres que recuperaron el territorio nacional. De aquí salieron los veteranos que cruzaron Los Andes para dar libertad al Continente Americano”.Y a ello agrega: “Simón Bolívar vio con claridad meridiana el papel fundamental que iban a jugar las tierras bañadas por el Orinoco en la reconquista de Venezuela y en la empresa de la libertad americana”. Otro clásico de la historiografía venezolana, José Gil Fortoul, ratifica lo señalado: “Dueños los patriotas del Orinoco y sus márgenes, (…) de la provincia de Barinas, donde Páez acosaba al ejército de Morillo, la causa de la independencia no podrá ya ser destruida, por más reveses parciales que sufran (…) Bolívar comprendió que el porvenir era suyo”. Pienso que estamos obligados a releer y reinterpretar los clásicos de la historiografía de la independencia, y elaborar un nuevo discurso histórico, -el caso guayanés es emblemático en el contexto regional venezolano- sobre el verdadero papel desempeñado y el aporte de nuestras localidades regionales a este proceso histórico de tanta trascendencia para la formación y definición de nuestra venezolanidad, de nuestra guayanidad.

¿En este contexto, y desde el punto de vista político, cómo describir la importancia de la liberación del territorio Guayana, en el proceso de restauración de la república?

-Cuatro meses después de la batalla de San Félix, el 11 de agosto de 1817,  es decir, una vez concluye la campaña militar en la región, Simón Bolívar instaló el Gobierno Provisional de la Tercera República en Angostura, y comenzó a tomar medidas para restaurar la vida y las instituciones republicanas. Aún sin una constitución, el Libertador se consagró en Angostura a trazar los pasos para garantizar un régimen provisional de derecho a la naciente república, y en paralelo, definía y atendía los requerimientos para continuar la guerra de independencia.

¿Podríamos identificar y precisar la naturaleza e impacto de esas medidas?

-Fueron amplias y variadas las medidas, disposiciones, resoluciones y decretos adoptados, algunos de carácter transitorio, otros, definitivos.   Organizó y reglamentó los asuntos internos de la provincia, asiento oficial provisional de la República, y emprendió una labor diplomática sin precedentes, dadas las circunstancias en que se producían, sin embargo, logró establecer relaciones internacionales con las grandes potencias extranjeras a los fines de,  difundir y afianzar las ideas a favor de la independencia, fortalecer  la naciente  República, que en el campo militar se expresó en lograr apoyo para reforzar, perfeccionar y equipar el Ejército Libertador. De tal manera que, en este escenario, Guayana, más allá de convertirse en un refugio, como afirma la historiografía de la independencia, fue transformada estratégicamente, entre 1817 y hasta 1819, en el  gran centro  político de la revolución de independencia venezolana y suramericana.

Si tuviera que resumir la importancia y trascendencia de la Campaña Libertadora de Guayana, para la región y el país, ¿Qué diría?

-Para Guayana significó cerrar el ciclo de su historia colonial iniciado en 1595, además, permitió superar una coyuntura política que se había iniciado en 1810, cuando las autoridades angostureñas decidieron su adhesión al Consejo de Regencia (España), y se pronunciaron en contra del movimiento Juntista promovido desde Caracas el 19 de abril de 1810; un tenso y difícil período de la historia regional que se prolongó por siete años (1810-1817), caracterizado además, por una fuerte defensa del territorio por parte de las autoridades y población realistas establecida en el sur venezolano. De tal manera que a partir de 1817 el  sur de Venezuela se convirtió en el eje central en torno al cual giró la vida política, económica y militar de Venezuela y de otros territorios suramericanos, incluso hasta 1821, cuando cesa en sus funciones el Congreso de Venezuela establecido en

Angostura. Para Venezuela y para la causa independentista en general, la campaña militar sobre Guayana, -en nuestra opinión-, representó la más grande y exitosa avanzada republicana alcanzada desde el comienzo de la guerra en 1810. Por primera vez los republicanos disponían de un territorio libre, recursos logísticos (víveres y ganado) provenientes de las misiones, el control  absoluto y posibilidades de comunicación con el exterior a través del Orinoco. Todos estos recursos bajo la dirección del Libertador  permitió dar el gran paso de avanzada que requería la revolución para: restaurar la república y sus distintos órganos de dirección, convocar un congreso, sancionar constituciones, e incluso, echar las bases para la creación de grandes naciones,  inspiradas en los principios de  libertad, unión e integración hispanoamericana.

Por último, ¿Cuál sería en su opinión, el mayor reconocimiento al General Manuel, en el bicentenario de su impronta libertaria americana?

-Sin duda, el reconocimiento, por parte de la comunidad regional y nacional, incluida la académica, de la nueva cronología y nueva cartografía de las Grandes Campañas Libertadoras Suramericanas, que estamos proponiendo en nuestro más reciente trabajo sobre el papel protagónico de Guayana en la independencia suramericana, en el que, por primera vez, en doscientos años, se incluye la Campaña Libertadora de Guayana y la batalla de San Félix. Esta última, por razones expuesta en esta entrevista, ocupa en nuestra propuesta, el primer eslabón en la cadena de las grandes campañas libertarias del continente suramericano. En ese sentido somos reiterativos: ¡San Félix, fue el principio de Ayacucho. (Agencia SEI-CNP 2.426).

 

Portada del Libro: El Papel Protagónico de Guayana en la independencia Suramericana 1817-1821 y  Nueva Cartografía y Cronología Grandes Campañas Libertadoras Suramericanas 1817-1824

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de