Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Omar Barboza presidente de la AN toreó el enjuiciamiento ordenado por el TSJ en el exilio a Nicolás Maduro

Omar Barboza presidente de la AN toreó el enjuiciamiento ordenado por el TSJ en el exilio a Nicolás Maduro

La Asamblea Nacional (AN) desoyó la decisión del llamado Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, cuyos miembros fueron nombrados por este parlamento, y no discutió este martes el enjuiciamiento ordenado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El presidente de la AN, Omar Barboza, aseguró que dicho organismo no ha recibido notificación de un antejuicio de mérito de los magistrados que se encuentran fuera del país.

“El Parlamento tiene la intención de tratar el tema, sin embargo no hemos recibido la notificación formal del TSJ para iniciar de forma legal el proceso”, dijo Barboza.

Caraota Digital

Especial ND: En la AN se difiere sobre el “cómo” del enjuiciamiento contra Maduro

AD, VP y la fracción 16 de Julio aprobarían sin dudarlo el enjuiciamiento de Maduro

En el Poder Legislativo aún no convocan la sesión para discutir la decisión del TSJ en el exilio sobre el enjuiciamiento del presidente Nicolás Maduro por presuntos hechos de corrupción relacionados con la constructora brasileña Odebrecht. La materia no fue abordada en la sesión de este martes.

Fuentes parlamentarias indicaron que en la Asamblea Nacional todavía no hay consenso sobre los aspectos políticos y jurídicos para avalar el dictamen de los magistrados que sesionaron ayer en Colombia. El presidente de la AN, diputado Omar Barboza (UNT), argumentó que esperan por los requisitos legales para debatir el enjuiciamiento del Jefe del Estado y candidato a la reelección:

“Esta AN tiene toda la intención de tratar el tema, pero las estipulaciones constitucionales deben cumplirse a cabalidad. No se ha recibido la notificación formal que manda la Constitución para que se inicie de forma legal el proceso”.

La explicación de Barboza coincide con la del constitucionalista Juan Carlos Apitz, quien ratificó que debe mediar una petición formal. Sin embargo, dirigentes opositores sostuvieron que detrás del argumento se esconde la falta de unidad sobre el tema.

“Hay presión política para que la Asamblea Nacional debata el enjuiciamiento de Maduro. Pero jurídicamente tenemos diferencias, especialmente después de que, el año pasado, la AN declaró el abandono del cargo del Presidente. Con lo cual, Maduro cambia de estatus y su enjuiciamiento no tendría porque pasar por el Parlamento”, dijo un diputado de AD.

El parlamentario adeco acotó que su partido, si la mayoría lo decide, aprobaría la decisión de enjuiciar a Maduro. El segundo vicepresidente del Legislativo, Alfonso Marquina (PJ) dijo que el Legislativo ya había decidido sobre la materia, en alusión a la declaratoria de abandono del cargo debido a la cadena de errores en la que consideran habría incurrido Maduro.

Los partidos que han mostrado su firmeza para enjuiciar a Maduro, hasta ahora, han sido Voluntad Popular, ABP y el resto de las organizaciones que integran la fracción parlamentaria 16 de julio, promovida por la dirigente María Corina Machado.

“Expresamos nuestro respaldo a la decisión emanada por el legítimo TSJ y nuestra decisión de impulsar en el seno de la Asamblea Nacional, a través de nuestros diputados, que sea autorizada la continuación del enjuiciamiento a Nicolás Maduro Moros hasta alcanzar sentencia definitiva, de acuerdo a lo previsto en el artículo266, numeral 2do., de nuestra Constitución”, señaló VP.

“Respetamos la decisión del TSJ que nosotros mismos designamos. Estamos fijando posición desde la fracción 16 de julio, por eso exigimos que se discuta esta sentencia en la plenaria”, señaló Richard Blanco, presidente encargado de ABP y miembro de la bancada 16 de julio.El partido de Leopoldo López exige acabar con la impunidad en el país. Consideran que es evidente “la profunda corrupción y relación con otro tipo de delitos que impera en todos los niveles del régimen, pero especialmente en las más altas esferas del poder y del entorno de quienes ocupan Miraflores. Más recientemente los venezolanos hemos conocido la vinculación directa del dictador Maduro con el mundialmente conocido caso de corrupción de Odebrecht, objeto de este dictamen del TSJ y delitos que, a diferencia de lo que acostumbra el régimen, deben ser objeto de una investigación seria, como la que adelanta la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional y condenados mediante un juicio justo”.

El silencio de AP

En Avanzada Progresista, partido del candidato Henri Falcón, todavía, en tanto, no sientan posición sobre el enjuiciamiento.

Para avalar el dictamen del TSJ en el exilio se requiere del voto de las 2/3 partes del Parlamento. De 109 votos que se necesitan para aprobar la solicitud, la fracción parlamentaria de la MUD cuenta con 105.

Al margen

El 9 de enero de 2017, la mayoría de la Asamblea Nacional consideró que el desempeño de Maduro está al margen de las funciones constitucionales de la presidencia. La bancada de la MUD responsabilizó al mandatario por la “grave ruptura del orden constitucional”, por violación de derechos humanos y por la “devastación de las bases económicas y sociales” de la nación. El Parlamento exigió entonces una salida electoral a la crisis.

Voluntad política

“Esperemos que el Parlamento venezolano esté a la altura de su responsabilidad constitucional”, señaló el abogado José Vicente Haro. Destacó que el enjuiciamiento de Maduro depende de la voluntad política de la oposición en el Legislativo y recordó que para avalar el dictamen del TSJ en el exilio se requiere del dictamen de las 2/3 partes del Parlamento.

Haro, constitucionalista, añadió que la solicitud a la Interpol sobre la alerta internacional contra Maduro, hecha por los magistrados en Colombia, también está sujeta a la posición política y constitucional de los diputados “que tienen en sus manos el restablecimiento del orden constitucional y democrática”. Indicó que la Interpol tiene sus normas y sobre eso decidirá: “La Interpol no procesó la petición del Fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, de librar alerta roja para los magistrados en el exilio por considerarlos perseguidos políticos”.

El constitucionalista Juan Carlos Apitz cree que la AN quizás no debata el enjuiciamiento por la declaratoria de abandono del cargo que hizo el año pasado.

Sostuvo que, de acuerdo con la jurisprudencia actual, “el juicio contra Maduro lo inició el TSJ en el exilio con la decisión que asumió el lunes en Colombia. Eso explica porque los magistrados dictaron la privativa de libertad e hicieron la solicitud a la Interpol”.

Apitz agregó que de acuerdo con las pruebas presentadas por la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, y los testimonios de los gerentes de Odebrecht sobran méritos para procesar penalmente a Maduro.

El 3 de abril, Ortega Díaz aseguró que el Jefe del Estado causó daños patrimoniales a la nación para financiar su campaña presidencial en el 2013. “Maduro le pidió 50 millones de dólares al dueño de Odebrecht para financiar su campaña con el compromiso de favorecer los contratos de la constructora. Tomó posesión del 19 de abril y el 4 de mayo ya estaba aprobando los puntos de cuenta para los desembolsos de los dineros a Odebrecht”, aseveró.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de