Inicio > Regional > José Ángel Borrego: El gobernador Barreto Sira

José Ángel Borrego: El gobernador Barreto Sira

José Ángel Borrego: El gobernador Barreto Sira

Gaspar Di Giulio es un simpático italiano que fue propietario del muy famoso, por bueno, restaurante Da Gaspar en la avenida 4 de Mayo de Porlamar. En su plantel de mesoneros había un joven muy dinámico en cuanto a moverse como un peso pluma de un lado a otro, pero igual esa agilidad no aportaba nada al trabajo que se espera de quien recibe pedidos de clientes que aspiran recibir lo solicitado. Eso no sucedía. Este joven sonreía, escuchaba, anotaba y hasta allí. Por ello Gaspar, muy perspicaz, hacia un repaso de cada mesa para saludar a los comensales, pero a su vez para conocer de pedidos no satisfechos por el dinámico mesero.

Hacemos este breve introito porque personalmente conozco a Antonio Barreto y sé que no es la persona que reposará en mullidos sillones de la gobernación sin hacer nada, prevalido de que no hay recursos para realizar el trabajo gubernamental. Igual que Gaspar, Antonio estará recorriendo todos los lugares a la caza de oportunidades que puedan brindarle quienes desde el poder central lo acaparan todo. Sin embargo, y lo apuntamos sin piquete siniestro, la gestión de Antonio aparece enmudecida, no por ausencia de periodistas, que los tiene y muy buenos, sino, eso pensamos, por falta de resonancia en su equipo. (Hay cosas que no requieren de mucho dinero).

Anzoátegui es un estado muy particular por varias razones, entre ellas, quizás es el que más ciudades posee. Antonio es un hombre cordial, simpático, comunicativo y sencillo. Es decir, alguien que puede establecer buena comunicación con propios y con extraños…aparte de ser el gobernador. Pero necesita un equipo que corte la grama por donde él debe transitar para dinamizar al estado. Necesita de gente que aporte ideas, respuestas, soluciones y propuestas para la diversidad de minusvalías que se observan en todos los rincones el estado. Necesita que cada director de su tren ejecutivo se haga proactivo y exude laboriosidad contrastable.

Por otra parte, eso se comenta, Barreto es bien atendido en altos niveles políticos oficiales. Su propia personalidad le ha granjeado amistades que tienen en sus manos la probabilidad de Anzoátegui. Se nos ocurre que debe aprovecharla al máximo que le resulte factible. Arriba están los resortes para impulsar al Turismo. Para encausar a las Pymes. Para estimular al Agro. Para apoyar la construcción de Viviendas. Para respaldar Proyectos Especiales. En síntesis, para descolapsar la estructura general del estado que hoy muestra idéntica sintomatología que el resto del país. Junto a Nueva Esparta, Anzoátegui detenta trampolines muy especiales. Hay que activarlos.

Gaspar Di Giulio es un simpático italiano que fue propietario del muy famoso, por bueno, restaurante Da Gaspar en la avenida 4 de Mayo de Porlamar. En su plantel de mesoneros había un joven muy dinámico en cuanto a moverse como un peso pluma de un lado a otro, pero igual esa agilidad no aportaba nada al trabajo que se espera de quien recibe pedidos de clientes que aspiran recibir lo solicitado. Eso no sucedía. Este joven sonreía, escuchaba, anotaba y hasta allí. Por ello Gaspar, muy perspicaz, hacia un repaso de cada mesa para saludar a los comensales, pero a su vez para conocer de pedidos no satisfechos por el dinámico mesero.

Hacemos este breve introito porque personalmente conozco a Antonio Barreto y sé que no es la persona que reposará en mullidos sillones de la gobernación sin hacer nada, prevalido de que no hay recursos para realizar el trabajo gubernamental. Igual que Gaspar, Antonio estará recorriendo todos los lugares a la caza de oportunidades que puedan brindarle quienes desde el poder central lo acaparan todo. Sin embargo, y lo apuntamos sin piquete siniestro, la gestión de Antonio aparece enmudecida, no por ausencia de periodistas, que los tiene y muy buenos, sino, eso pensamos, por falta de resonancia en su equipo. (Hay cosas que no requieren de mucho dinero).

Anzoátegui es un estado muy particular por varias razones, entre ellas, quizás es el que más ciudades posee. Antonio es un hombre cordial, simpático, comunicativo y sencillo. Es decir, alguien que puede establecer buena comunicación con propios y con extraños…aparte de ser el gobernador. Pero necesita un equipo que corte la grama por donde él debe transitar para dinamizar al estado. Necesita de gente que aporte ideas, respuestas, soluciones y propuestas para la diversidad de minusvalías que se observan en todos los rincones el estado. Necesita que cada director de su tren ejecutivo se haga proactivo y exude laboriosidad contrastable.

Por otra parte, eso se comenta, Barreto es bien atendido en altos niveles políticos oficiales. Su propia personalidad le ha granjeado amistades que tienen en sus manos la probabilidad de Anzoátegui. Se nos ocurre que debe aprovecharla al máximo que le resulte factible. Arriba están los resortes para impulsar al Turismo. Para encausar a las Pymes. Para estimular al Agro. Para apoyar la construcción de Viviendas. Para respaldar Proyectos Especiales. En síntesis, para descolapsar la estructura general del estado que hoy muestra idéntica sintomatología que el resto del país. Junto a Nueva Esparta, Anzoátegui detenta trampolines muy especiales. Hay que activarlos.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de