Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Earle Herrera: Pablo Escobar entre santos

Earle Herrera: Pablo Escobar entre santos

Nueve toneladas de cocaína colombiana incautaban en España, cuando Juan Manuel Santos se ufanaba de tener un plan para combatir la corrupción en Venezuela. “Cuento para adecentar al país vecino -agregaba- con la colaboración de Estados Unidos”, como quien dice: “Mira a quien tengo a mi lado”.

En Madrid, Rajoy se interesaba en conocer la ruta del maldito y buscado polvo para saber si pasó por Venezuela y así involucrar a Maduro de alguna manera. O por lo menos a Diosdado. Medios como El País, el Mundo, ABC y Antena 3 pusieron a sus “tanques de pensamiento” a buscar el titular condenatorio: “8,7 toneladas de droga sobrevolaron Caracas rumbo a Andalucía”. “Venezuela empolva a España”. “La estela del polvo inculpa a Miraflores”. ¡Snifff!

Juan Manuel Santos, el premio Nobel de la Paz que hace trizas los acuerdos de paz en su país y atenta contra la paz de sus vecinos, seguía ocupado con Venezuela, mientras Colombia defendía con firmeza su récord de primer país productor de cocaína en el mundo. En su cruzada detergente de la patria de Bolívar, lo acompañan dos sacrificados socios, también con envidiables glorias: Estados Unidos, primer consumidor de estupefacientes en el planeta, y España, principal punto de entrada de drogas en Europa.

Estos santos, que dejan como un angelito al legendario Pablo Escobar Gaviria (ustedes lo hicieron leyenda), están “engorilados” con Venezuela. Mal pase o pase piche. Lo que se ha deslizado bajo sus narices son 9 toneladas de cocaína. Un polvito mísero de lo que realmente entra y consumen los hijos de sus pueblos. Entraron dentro de plátanos, como alucinantes patacones de la Colombia de Santos, Uribe y Pastrana. ¿Cuál es el paragobierno? ¿Dónde queda el narco-estado?

El primer productor de cocaína del mundo -Colombia- está empeñado en adecentar Venezuela. El primer consumidor -Estados Unidos- en darle clases de moral política, bloqueo mediante. Y el primer punto de entrada de droga en Europa -España- en reconquistarla para reeducarla, como en la conquista y la colonia. A uno casi le da por pensar que esas 9 toneladas de perico hace rato vienen haciendo su efecto en los purificadores de Venezuela y el mundo. ¡Snifff!

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »