Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Mueren dos pacientes trasplantados por falta de medicinas en el Zulia

Mueren dos pacientes trasplantados por falta de medicinas en el Zulia

 

Hasta 40 mil dólares puede costar un trasplante en un centro de salud privado. El receptor debe llevar al donante. Los pacientes trasplantados mueren a la espera de sus medicamentos.

Jesús Rondón, de 28 años, a quien le trasplantaron un riñón cuatro años atrás, falleció el jueves en el Hospital Universitario de Maracaibo, por no recibir a tiempo su medicamento. Zuleida Salas, allegada al fallecido, informó que el paciente requería de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y esta se encuentra colapsada desde hace más de un año.

“Del tratamiento de seis medicamentos, solo se le suministraron dos, lo cual no fue suficiente para controlar sus niveles, es triste que un joven muera por la mala administración de insumos por parte del estado”, enfatizó.

Rondón llevaba hospitalizado más de un mes, y al no recibir el tratamiento correctamente se empezó a empeorar con la retención de líquido y otros factores que permitieron la descompensación total de su cuerpo.

Con esta suman dos las muertes por las mismas razones en el mismo centro asistencial en menos de una semana. El pasado lunes Ángel Sánchez, de 64 años, falleció al no recibir las drogas necesarias para no perder el trasplante de riñón. Mientras que en el Hospital Universitario de Maracaibo hay, al menos, dos personas con rechazo agudo por la falta de las drogas.

Francisco Valencia, director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), explicó que “lamentablemente los pacientes con trasplantes no se escapan de la crisis. Unas seis personas fallecieron por falta de medicinas”.

Detalló que 70 rechazos de órganos se registran en el primer cuatrimestre del año. “La cifra puede incrementar si los entes competentes no buscan una solución inmediata a la escasez de medicamentos por la que atraviesa el país”.

A la espera

El encargado de Codevida resaltó que desde hace un año el Gobierno nacional tiene suspendidos los trasplantes de órganos en los hospitales públicos del país, y que en la actualidad los únicos que realizan estos procedimientos son las clínicas.

“De 35 a 40 mil dólares es el costo promedio de una operación de esta magnitud. El paciente tiene que llevar su donante y luego someterse a varios exámenes pre y post operatorios, adicional al precio de la operación”, alegó Valencia.

Luego de su operación un paciente promedio debe someterse a exámenes cada tres meses, sin embargo, los hospitales y los laboratorios privados carecen de los reactivos para trabajar, según denunció la Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela.

Los pacientes del Hospital Universitario indicaron que de todos los inmunosupresores que exige el tratamiento solo llegaron tres micofenolato, mofetilo y prograf, que son los “más económicos en comparación con los exorbitantes precios de otras medicinas como la micofenolato sódico, certican, azatioprina y prednisona)”.

 

En un comunicado, Omaira Prieto, secretaria de Salud del estado Zulia, señaló que “los inmunosupresores vienen en camino desde la India, pero por barco. Esto traduce en un trayecto de cuatro meses, de los que ya transcurrieron mes y medio”.

Dilcia Vicentino, después de 17 años con un trasplante de riñón, por falta de medicamentos se debe someter a diálisis, la preocupación agobia a sus familiares. “Más de 30 millones de bolívares cuesta un catéter de diálisis. Es inhumano lo que viven nuestros pacientes”, alegaron los pacientes, quienes como muchos temen correr la suerte de Rondón y Sánchez.

La Verdad

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »