Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > “Apagón” laboral en Corpoelec del Zulia. Trabajadores huyen por bajos sueldos

“Apagón” laboral en Corpoelec del Zulia. Trabajadores huyen por bajos sueldos

 

Un éxodo masivo de profesionales, en su mayoría ingenieros y técnicos, se viene reportando en la Corporación Eléctrica del Zulia (Corpoelec). Fuentes de la compañía aseguraron que en los últimos dos meses la nómina se redujo más de un 50% y la cifra sigue creciendo.

Voceros de la Corporación, en calidad de anonimato, explicaron a este rotativo que en 2016 el personal en el estado superaba los 4.000 profesionales en sus distintas áreas. A finales de diciembre la cifra oscilaba en los 3.000 profesionales y, en 60 días, la cantidad de personas difícilmente llega a los 1.500, números que siguen disminuyendo cada semana.

La diáspora de mano de obra calificada sigue sin detenerse. Desde ingenieros eléctricos hasta trabajadores del área de distribución, tendido de líneas y transmisión renuncian a diario en la empresa. La situación pone en “jaque” el servicio público que atraviesa su peor momento: continuos bajones, apagones e interrupciones que en algunas comunidades sobrepasan las 15 horas. A esto se le suma las continuas “explosiones” en subestaciones neurálgicas por falta de mantenimiento y sabotajes.

Similar situación laboral atraviesa Pdvsa, la principal industria del país y otras empresas del Estado, así como el sector  privado del país.

En el caso de la electricidad del Zulia, tanto Gobernación, como alcaldía de Maracaibo han destinado recursos para y hasta estímulos para atender la crisis que se produce en medio de saboteos, problemas de generación, transmisión y mano de obra calificada.

“La situación es bastante crítica. La gente se va y punto (…), las razones son diversas: salarios son insuficientes para costear la cesta básica, congelamiento del contrato colectivo desde hace un año, ausencia de equipos de seguridad, no hay vehículos ni herramientas de trabajo para realizar las reparaciones de las líneas”, aseguró un supervisor de Corpoelec Amparo.

Un empleado, que también prefirió el anonimato, relató que “en una semana pueden renunciar hasta 10 personas. Lo peor es que no les aceptan las cartas y lo obligan a mantenerse en sus puestos de trabajo. La mayoría se marcha de vacaciones y no regresa porque ya están fuera del país”.

En Termozulia, complejo eléctrico clave para el suministro de energía en la región, pues aporta más de 300 Mw, la situación de falta de personal es bastante precaria.

“Antes éramos más de 600 trabajadores para operar las distintas plantas y sistemas de los turbogeneradores y ahora creo que no llegamos a 300. Todos los días renuncia alguien y no hay sustituciones. Realizamos el trabajo de casi tres personas, estamos agotados y cansados porque nos doblan las guardias y turnos”, expresó un operador.

Corpoelec, a nivel nacional, también atraviesa la renuncia masiva de trabajadores, lo que perjudica el mantenimiento del sistema.

De acuerdo con el presidente de la Federación Eléctrica de Venezuela, Ángel Navas, y otros sindicatos afiliados al sector, en los últimos seis meses más de 18 mil empleados han renunciado a la estatal eléctrica por bajos salarios y violaciones del contrato colectivo.

“Desde ingenieros hasta trabajadores del área de distribución y transmisión abandonaron la empresa”, apuntó  Navas, en entrevista con medios nacionales, y recalcó que el nuevo contrato ya fue presentado a la directiva de la corporación, pero, los empleados “no pueden esperar entre cinco a siete meses para que se den las negociaciones porque los salarios no les alcanzan”.

“Los cargos quedan vacíos; y si son ocupados, es por personas  que no llenan los requerimientos, porque la mayoría no tienen ni la preparación técnica o la experiencia necesaria para el trabajo. Los más valiosos son los ingenieros porque son los que puede ofrecer una respuesta rápida ante cualquier eventualidad. Si ellos pueden resolver una contingencia en 2 horas, una persona sin experiencia puede tardarse hasta seis horas”, agregó Lorenzo Baptista, ingeniero y trabajador del sector.

Baptista aseguró que “los salarios son pésimos. Yo soy ingeniero eléctrico y mi salario no llega a los 3.000.000 de bolívares (…). Dime cómo puedo costear con ese sueldo una canasta básica que ya sobrepasa los 100 millones de bolívares. Lamentablemente, me cuento entre los próximos a renunciar y me marcharé a Chile donde me están ofreciendo un salario de 1.100 dólares”, apuntó.

Recientemente, el Grupo Ricardo Zuloaga —conformado por los expertos en el área José Aguilar, José Manuel Aller, Nelson Hernández, Miguel Lara y Ciro Portillo, entre otros—, calificó como “crítica” la situación del sistema eléctrico en el occidente.

“La situación del sistema eléctrico de la Costa Occidental del Lago es de tal precariedad que va camino a convertirse en caótica. La generación propia de la zona está en un nivel inaceptable por la falta de mantenimiento. De unos 2.000 Mw instalados, solo funcionan 600 Mw o menos y la diferencia para cubrir la demanda actual, que se sitúa en unos 1.700 Mw, debe importarse del sistema nacional”, apuntó.

En el texto se añade que “existe la amenaza de que las líneas de 400 Kv, que cruzan el Lago (de Maracaibo), debido al nivel de corrosión que presentan varias torres, puedan sucumbir. Esta situación, causada por falta de mantenimiento (…). De colapsar alguna de las torres, no habría manera de importar energía suficiente del sistema interconectado nacional y solo estaría disponible la generación propia, que apenas podría cubrir alrededor de un 30% de la demanda actual”.

El ingeniero, experto en el área y extrabajador de la central hidroeléctrica Simón Bolívar, Saúl Romero, calificó como “preocupante” la situación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Sobre la fuga de personal dentro de la Corporación, el experto insistió en que “al igual que en el sector petrolero, el eléctrico requiere de profesionales altamente capacitados y calificados”.

“Corpoelec se están quedando sin personal porque no aguantan salarios tan bajos. A muchos de esos ingenieros se les pagaron estudios en el extranjero, se hizo una fuerte inversión para su formación y es bastante lamentable que se marchen del país. La empresa está quedando desarmada y sin capacidad de respuesta ante eventos mayores”, apuntó Romero.

Panaroma

Experto afirma que crisis eléctrica se debe a desprofesionalización del sector

El experto en el tema eléctrico, Juan Carlos Rodríguez, dijo que la crisis del sistema se deriva de los problemas que también enfrentan otros sectores como el petrolero y el económico y que perjudican a todos por igual.

“La crisis de Corpoelec tiene mucho que ver con la desprofesionalización del sector eléctrico, con la politización de empresas de servicios públicos y, eso trae como consecuencia, que esos equipos que son muy técnicos y muy especializados, sean manejados por personas que no tienen la experiencia, y aquí tú ves los resultados”, expresó.

En entrevista a Vladimir Villegas, transmitida por Unión Radio, agregó que la situación de Pdvsa produce un déficit de gas y combustible diesel que entorpece el funcionamiento de los sistemas de respaldo con plantas eléctricas.

Rodríguez advirtió que se va a requerir “mucha inversión y mucho tiempo para que se pueda revertir esa situación, esto se va a ir complicando cada vez más y la gente tiene que tomar previsiones”.

Francisco Caceres/Unión Radio

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »