Inicio > Interés > Desnutrición y tortura: la realidad que padecen los reclusos en calabozos de PoliCarabobo

Desnutrición y tortura: la realidad que padecen los reclusos en calabozos de PoliCarabobo

Por: Dayrí Blanco

Eudin y José se miran a los ojos y lloran. Les cuesta levantar la cara, todo les duele. Se ven las manos, mueven las piernas y se quejan. Los golpes y las torturas de las que fueron víctimas estos hermanos durante su reclusión en un calabozo de la comisaría de San Blas de la Policía de Carabobo son visibles, así como la desnutrición que padecen tras los más de 30 kilos que perdieron.

 

Cuatro meses y 17 días. Ese es el tiempo que estuvieron en una celda de cuatro metros cuadrados, donde se turnaban el piso para dormir en las noches con los otros cuatro hombres, tras pasar el día sin comer o con apenas uno de los platos que su madre le llevaba a diario. “A veces dejaban que la comida se pusiera mala y nos las daban así”;relató Eudin, el mayor de los hermanos, ya en su casa, en el barrio 1 de Mayo, de Valencia, tras entrar en la lista del Plan Cayapa la mañana del lunes 11 de junio.

Ellos admiten que estaban cometiendo un delito cuando fueron aprehendidos. “Estábamos robando una panadería”. Fueron presentados ante un tribunal y privados de libertad, pero la audiencia preliminar que debía darse 45 días después nunca se dio.

Su experiencia de tortura se la deben a “El Oso”, uno de los reos considerado “el pran” del lugar. “Me metían los dedos en los ojos, agujas en los dedos, me quemaron las manos con cucharillas plásticas que derretían y nos prendían en candela, y todo eso en complot con los policías que nunca se opusieron a estas barbaridades y esto es algo inhumano”, recordó José.

Su madre, Yuraima de León, también llora. No fueron días fáciles para ella que trabaja planchando ropa en diferentes casas para poder vivir, “y me iba rapidito en autobús con ese problema de transporte de aquí hasta San Blas para llevarle la comida que no les daban”. En una oportunidad acudió al gobernador Rafael Lacava, “pero él solo dijo que no era su responsabilidad y me mandó a denunciar en 0800DRÁCULA, eso hice, pero nunca tuve respuesta.

 

El presidente de la Comisión de Régimen Penitenciario y Cultos de la Asamblea Nacional, Carlos Lozano, acompañó a la familia en este padecimiento. “Queda demostrado que en Venezuela existe la pena de muerte, esta tortura en una comisaría de la Policía de Carabobo así lo indica, y cumplo con informar que este caso no quedará impune y que la verdad será conocida en todo el mundo, y activaremos los mecanismos jurídicos que sean necesarios para acabar con estos hechos bochornosos del sistema penitenciario de nuestro país”.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »