Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Antonio Gil Yepes: Estrategias genéricas

José Antonio Gil Yepes: Estrategias genéricas

 

En una economía típica, las estrategias genéricas empresariales se orientan a escoger los atributos para competir: precio, valor, servicio postventa, características del producto, del envase, de la distribución, etc. Según este enfoque, el producto o servicio adquiere valor y las ganancias, los salarios, la reinversión y la economía en general tienden a crecer.

Sin embargo, en una economía distorsionada por los controles, en la que campean la escasez de divisas y de insumos, fuga de talentos, inflación, caída de la demanda, desinversión y obsolescencia tecnológica, las estrategias anteriores pasan a un segundo plano. Lo importante es sobrevivir y no tanto en función de las ganancias operativas sino del uso del flujo de caja para la especulación financiera. Y el mejor uso del flujo de caja no es para abastecerse y vender más (ya dijimos que la demanda está contraída) sino para hacerse de préstamos bancarios a tasa de interés controlada, muy negativa, por debajo de la inflación y, con ese dinero “barato” comprar divisas que van a subir de precio. En la medida que esta rueda da vueltas, con una parte de las divisas adquiridas se vuelve a comprar moneda local para irle pagando al banco dicho préstamo (cada vez más devaluado) y con el resto se hace caja y hasta una ganancia.

Aunque esta estrategia no puede dejar de ensayarse porque se trata de la sobrevivencia de la empresa y de los empleos, hay que reconocer que es perversa porque el negocio deja de ser operativo (invertir, producir, emplear, ganar y reinvertir) para convertirse en uno de especulación financiera que no añade valor real a la economía sino que se trata de un negocio monetario que la contrae, empobrece a la banca y a sus ahorristas y deja la “ganancia” afuera, en divisas.

Ojalá que todos entendiéramos que lo que necesitamos no es aplicar más controles, como está intentando hacer el gobierno con las remesas que pretende obligar a cambiar a tasa Dicom (Bs. 80.000 vs. Bs 2.600.000/$), sino dejar que las empresas y particulares se entiendan entre sí al tipo de cambio que crean más conveniente.

@joseagilyepes

Te puede interesar

Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »