Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: En defensa de los docentes jubilados y pensionados

Nelson Morán: En defensa de los docentes jubilados y pensionados

En estos días plantee la situación de los docentes jubilados y pensionados (J y P), en el escrito “Realidad Docente Vs Hiperinflación, de fecha, Maturín; 19 de junio de 2018”, así como su tratamiento en la II CCTUU;  exprese entre otras cosas, que es necesaria, y agrego ahora, además de urgente, “la revisión exhaustiva de los aspectos que tratan la condición de los Jubilados y Pensionados”, y cite entre otros aspectos: “La carga horaria para efectos de la jubilación o pensión, la cual debe establecerse en 40 horas semanales, el pago de las semanas compensatorias, que se consideran trabajadas, y que a este sector no se les cancela, ni se tomaron en cuenta para el pago de sus prestaciones sociales, la homologación en relación a los años de servicios para jubilarse o pensionarse…” y dije, además, que si hoy “tienes el tiempo de servicio para el 100% deben homologarte, puesto que si no se estaría creando una distorsión perjudicial al  jubilado, pues habrían dos tipos de jubilados con el mismo tiempo de servicio, lo cual vendría a representar una injusticia social y laboral”; cuestión esta que reafirmo, y puedo argumentar múltiples cosas que justifican plenamente lo aquí ponteado.

Veamos, en este sentido y para ilustrar lo planteado, me permito copiar de la II CCTUU la siguiente Cláusula (Subrayado nuestro): “CLÁUSULA 5. PLAN PARA IGUALDAD DE CONDICIONES DE TRABAJO: El Ministerio del Poder Popular para la Educación conviene a partir de la homologación de la presente Convención Colectiva Única y Unitaria, bajo el principio Constitucional del estado Docente, de igualdad, no discriminación y justicia Social, plantearse la instrumentación de un plan progresivo, en cada uno de los entes de la administración pública que presten servicio educativo, para determinar la pertinencia de equiparar la remuneración, escalas y condiciones de trabajo de los trabajadores de la educación que de ellos depende, todo lo cual se fundamenta en el principio de una sola educación, una sola y digna condición laboral, prevista en la Ley Orgánica de Educación, la protección del artículo 89 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Convenio N° 100 de la OIT de 1951. Una vocería de las Organizaciones sindicales signatarias de la presente Convención Colectiva, con carácter técnico – sindical participará en el proceso de análisis de las referidas condiciones laborales”.

Esto queremos entenderlo como la intención,  espíritu y razón de las partes en querer darle a los beneficiarios de dicha Convención Colectiva de Trabajo, los máximos beneficios posibles, por ello bajo el principio de una sola educación y un mismo desempeño laboral (trabajo) le corresponde la misma remuneración económica (Sueldo-salario), lo que nos lleva a concluir en esta parte que si se trabaja o se trabajó un determinado número de horas por  determinado tiempo, le corresponde lo que al día de hoy le toca percibir a quien se jubile en esas o similares condiciones laborales, se da la equivalencia y en consecuencia la homologación a quienes laboraron, por decirlo de alguna manera, en condiciones parecidas o similares.

CLÁUSULA 14. CARGA HORARIA O JORNADA LABORAL DOCENTE EN LAS ESCUELAS BOLIVARIANAS y CLÁUSULA 15. DEDICACION DOCENTE; estás dos Cláusulas  establecen el número de horas semanales mensuales como base para la cancelación económica  a los educadores, aquí viene a hacerse justicia social y laboral, al reconocer el tiempo, que como bien se establece en la Convención Colectiva, siempre se ha invertido en el trabajo de los educadores, bien en el centro de trabajo o fuera del mismo, en s casa, como se plantea en el texto “el incremento de estas horas conlleva a la reivindicación del tiempo de trabajo de la función pedagógica en actividades de autoformación, investigación, planificación académica y colectiva, preparación y evaluación de actividades, vinculación socio comunitaria, desarrollo de actividades socio afectivas con las y los estudiantes y sus familias, que siempre han sido desarrolladas por los trabajadoras y los trabajadores de la educación docentes y nunca habían sido pagadas” (Subrayado nuestro) Qué más justificación se quiere… “Queda entendido que estas horas se cumplirán en los lapsos de los cinco (5) días de la jornada laboral semanal, en coordinación…”.

Estas mismas ideas sirven para el reclamo de las 4 semanas de ajuste salarial que no se les cancela a los J y P, y que ni siquiera fueron tomadas en cuenta para el pago de sus prestaciones sociales, lo cual es una deuda más que  doble para con este sector poblacional/docente, ya que no se les canceló nunca ni se les tomo en cuenta para el pago de sus prestaciones, no se les cancelaron, y menos aún, hoy no reciben dicho pago anual.

Es necesario aclarar que las semanas compensatorias, no constituyen bono alguno, su concepción es de ajuste salarial o de compensación del salario, por lo tanto forman parte del mismo y no se puede, al jubilarse dejar de cancelarlas y no tomarlas en cuenta. En esto se equivocaron A. Isturiz y s  director de personal Oblitas. Hay gente que si sabe vivir a vida.

La “CLÁUSULA 42. ASIGNACIONES PARA LAS Y LOS TRABAJADORES JUBILADOS, PENSIONADOS Y SOBREVIVIENTES” contempla que “El Ministerio del Poder Popular para la Educación, a partir de la homologación de la presente Convención Colectiva Única y Unitaria, efectuará una revisión de la base de cálculo de las asignaciones por concepto de jubilación, pensión por discapacidad y pensión de sobreviviente, con estricto apego a las disposiciones del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Sobre el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los Trabajadores y las Trabajadoras de la Administración Pública Nacional, Estadal y Municipal y de la Ley Orgánica de Educación. Igualmente las y los jubilados y pensionados recibirán, en los mismos términos que se acuerda a los funcionarios activos, la bonificación de fin de año, el bono recreacional, contribución por semana mayor, contribución navideña, los servicios funerarios y los servicios de salud, así como todos los demás beneficios cuyo disfrute no esté vinculado al servicio activo. El monto de las jubilaciones y pensiones por discapacidad, así como el monto total de la pensión de sobreviviente a distribuir entre los beneficiarios, no podrá ser inferior, en ningún caso, al salario mínimo nacional vigente”.

Este argumento contractual, también viene a fortalecer nuestra solicitud de favorecer a los J y P del MPPE,  vale la “revisión de la base de cálculo de las asignaciones por concepto de jubilación, pensión por discapacidad y pensión de sobreviviente, con estricto apego a las disposiciones” legales aplicables, a este respecto queremos recordar, que en tiempos de inicios del presente siglo el TSJ dictamino que los trabajadores jubilados y pensionados de a UCV debían y podían participar en las elecciones de renovación sindical y ser electos como directivos, pues ellos habían dado parte de su vida y trabajado por tiempo en dicha institución educativa universitaria y en consecuencia tenían derecho a elegir y ser elegidos, esta decisión de TSJ viene a ser  antecedente a lo aquí planteado, que tiene y le da fuerza legal a nuestra solicitud. En otras palabras constituye Jurisprudencia.

En este estado, quiero agregar y plasmar una idea de lo que puede entenderse por Jurisprudencia: “Al sentar jurisprudencia se evitan diferentes interpretaciones de una misma situación jurídica, lo que le proporciona un principio de unión y el objetivo de establecer un criterio de resolución ante ciertos casos. Los jueces, en muchas ocasiones, deben basar sus decisiones a partir de fallos precedentes. Esto implica que deben hacer una revisión de la jurisprudencia. Hay sentencias necesarias para crear jurisprudencia en el ámbito del Derecho y gracias a ellas se consiguen salvar las posibles imperfecciones que presenta el sistema jurídico a través de la creación de lo que serían contenidos jurídicos para posibles casos futuros que puedan presentar una similitud” (Tomado de: ¿Qué es jurisprudencia? | Significado de jurisprudenciahttps://www.economiasimple.net. Fecha 24-06-2018).

Vemos claramente como sí en la UCV, a los trabajadores J y P les corresponde el derecho a la participación, aquí a los educadores, J y P, del MPPE les corresponde el derecho a recibir los beneficios antes nombrados.

Igualmente, consideramos importante la CLÁUSULA 88, que trata de la “PERMANENCIA DE BENEFICIOSEl Ministerio del Poder Popular para la Educación reconocerá en todos sus contenidos y partes los beneficios sociales, económicos, sindicales, culturales y de cualquier otra índole alcanzados en las convenciones colectivas marco o sectoriales y laudos arbitrales anteriores, siempre que no hayan sido modificados o suprimidos como consecuencia de un beneficio que conceda mejores condiciones, de igual manera se mantienen los usos y costumbres que beneficien a las trabajadoras y trabajadores, jubiladas y jubilados, pensionadas y pensionados de conformidad con lo establecido en el ordenamiento jurídico vigente”.

Esta Cláusula habla por sí sola, y en dichos mejores beneficios tenemos las semanas de ajuste salarial, los intereses de mora que al parecer nadie recuerda, no jubilar en vacaciones y otros aspectos importantes y de incorporación necesaria a la nueva Convención, como el homologar el monto de las prestaciones sociales por pagar lo que hoy viene a ser irrisorio como consecuencia del retardo en su cancelación, dicho monto no alcanza ni para un refresco; aquí decimos que el gobierno debe ser responsable y ordenar su actualización, indexándolas.

Finalmente, consideramos la CLÁUSULA 90, relativa a la VIGENCIA DE ESTA CONVENCIÓN, la misma expresa que  “Esta  Convención Colectiva Única y Unitaria dura dos (2) años a partir de su homologación ante las autoridades del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, según la normativa laboral vigente. Las organizaciones sindicales podrán presentaran un nuevo proyecto de Convención Colectiva Única y Unitaria, dentro de los sesenta (60) días anteriores a su vencimiento. La presente Convención Colectiva continuará vigente hasta la homologación de la nueva, de conformidad con los artículos 434 y 435 de Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras”.

Esta Cláusula es clara, además de los dos años de vigencia, sus efectos permanecen hasta aprobar y homologar la III Convención, establece y esto viene a ser como algo obligante para los beneficiarios y administradores de la misma, que dos meses antes (60 Días) puede presentarse el nuevo Proyecto de Convención Colectiva; lo cual implica que desde ya debemos estar trabajando en la elaboración del anteproyecto de contrato.

Vamos a comenzar, desde ya, a activar en la elaboración de la nueva Convención Colectiva de Trabajo, y vamos a dedicarle tiempo a fortalecer la condición de los Jubilados y Pensionados. El llamado es a los educadores J y P o no, a los activos, estén organizados o no militen en sindicato alguno, a las Federaciones y Sindicatos  Participemos.

Te puede interesar

Loading...

Compartir

One thought on “Nelson Morán: En defensa de los docentes jubilados y pensionados

  1. Buenas tardes, amigo le hago una consulta: soy docente jubilado con 54 hs, prima geográfica y bono nocturno además de categoría VI, beneficios que siempre cobré durante 36 años de servicio y también continué cobrando al salir la resolución en agosto 2016. Pero resulta que desde el mes de septiembre me eliminaron unilateralmente y a lo bravo ambos beneficios. ¿será que en este bello país existe alguna institución ante la cual reclamar nuestros derechos pisoteados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »