Inicio > Interés > Los modus operandi para robar y hurtar inmuebles

Los modus operandi para robar y hurtar inmuebles

 

Dependiendo el tipo y la zona donde esté ubicado el inmueble, los delincuentes adaptan sus estrategias para lograr el objetivo

Por JAVIER CEDEÑO CÁCERES | @JAVIERWEBEN

Los delitos de hurto y robo de inmuebles en Venezuela requieren de diferentes destrezas y estrategiaspor parte de los delincuentes. Dependiendo de la zona y el tipo de vivienda los transgresores se adaptan para lograr el objetivo que, la mayoría de las veces, es obtener beneficios materiales.

Varios especialistas en criminalística explicaron para El Nacional Web los distintos modus operandi de quienes se dedican al hurto (modalidad en la que no se ejerce violencia) y el robo (modalidad en la que se ejerce violencia) de casas, apartamentos y quintas.

En el último año han destacado los delitos en los que las víctimas de robo y hurto de viviendas son personas de la tercera edad.

Hurto de casas y quintas

Javier Gorriño, criminólogo y director de seguridad de El Hatillo, explicó que en los últimos años muchas casas han quedado desoladas debido a que los dueños abandonaron el país. Los delincuentes se las ingenian para averiguar cuáles viviendas están deshabitadas para hurtar  las pertenencias que se encuentran dentro del inmueble.

Una forma de identificar las casas vacías es tocar el timbre durante varios minutos y en diferentes horas. Esto lo hacen varias veces a la semana para estar seguros de que nadie habite la vivienda. “Algunas mujeres dicen que  tienen hambre y piden que las ayuden con un poco de comida, a veces van con niños cargados. Si tocan en una casa y nadie está, obviamente el lugar está deshabitado”, indicó Gorriño.

El dato: 

Según datos ofrecidos por Javier Mayorca, miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, aproximadamente 85% de los robos  son cometidos en vías públicas y no en inmuebles

En caso de que sean hombres los que realizan el “campaneo”, se limitan a preguntar por una familia “desconocida” para poder pasar desapercibidos. Luego se retiran sin decir nada más y tocan en otras casas de la zona.

El abogado criminalista Mario Mármol García puntualizó que en ocasiones los ladrones también monitorean la zona para saber si durante días se encienden las luces de las viviendas y si se escuchan aparatos como televisores o radios. En caso de que no se escuchen señales, planifican el hurto. Hasta un automóvil con polvo podría indicar que la casa está deshabitada.

“Si observan algunos de esos signos proceden a violentar la puerta principal. Puede ser con una ‘pata e cabra’, viga de hierro que tiene una punta achatada, o una herramienta tipo destornillador. Una vez que pasan ese primer perímetro, trabajan con más tiempo en la parte interior de la casa”, indicó Mármol García.

Los dueños de las viviendas, que posiblemente estén en otro país, se percatan de manera tardía del hurto. Esto ocasiona que los cuerpos de seguridad ciudadana tengan fallas en las pesquisas al no determinarse el día exacto que se cometió el delito. En la mayoría de los casos los ciudadanos ni siquiera consignan la denuncia ante las autoridades.

Hurto de apartamentos

Mármol García indica que el modo de actuar en el hurto de apartamentos es similar al que se aplica en las casas. “Incluso es más fácil, porque ellos llaman desde el intercomunicador varias veces en una hora pico. Puede ser entre las 12:00 pm y 2:00 pm de un sábado o domingo, cuando saben que la familia normalmente sale. El profesional del hurto no le conviene que esté la víctima en el apartamento”.

Luego los sujetos buscan la forma de subir al piso donde determinaron que uno o varios apartamentos estaba sin los habitantes. Vuelven a tocar el timbre y proceden a violentar las puertas y rejas.

En este tipo de delitos, el especialista mencionó la modalidad “hombre araña”, que consiste en escalar los edificios y entrar por la ventana de los apartamentos. Relacionó esta manera de actuar con casos conocidos en inmuebles ubicados en Altamira, La Castellana y El Marqués. En una ocasión el hurto se convirtió en robo y una persona terminó maniatada en el cuarto piso de un edificio. “Ese tipo de delitos se están viendo con frecuencia”.

Robo de casas, quintas y apartamentos

En el caso de robo de casas o quintas es muy probable que seleccionen a la víctima con antelación. Sin embargo, Javier Mayorca, periodista y miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, explicó que en ocasiones los ladrones reconocen que la persona goza de cierto poder adquisitivo y esperan a que salga en determinada hora de la mañana para interceptarla.

“Las someten. Generalmente las víctimas  quedan maniatadas en un recinto, un baño o un lugar que no tenga comunicación con el exterior y allí se apoderan de todos lo bienes que pueden. Frecuentemente lo que están buscando son artículos electrónicos, joyas, divisas y armas”, detalló Mayorca.

En estas circunstancias se aplican técnicas aprendidas del secuestro exprés, en las que solo se elige al individuo evaluando superficialmente su estatus social. “Hoy en día pasear un perro puede ser una señal de que la persona tiene más dinero de lo usual. Pueden someter a alguien simplemente por el signo exterior de riqueza”.

El periodista especializado en criminalística agregó que una persona también puede ser captada solo por el lugar donde vive, el carro que posee o la ropa que lleva puesta.

Comúnmente en los apartamentos las personas se sienten más seguras por los distintos niveles de seguridad que existen en los conjuntos residenciales. Sin embargo, esa sensación de confianza podría facilitar el trabajo de los delincuentes.

El abogado Mármol García enfatizó en que las familias deben cerrar las puertas desde adentro, incluso se deben dejar las llaves pegadas y girarlas completamente. “Normalmente las familias nunca aseguran la puerta y los ladrones proceden a violentar la puerta y penetran en el apartamento”.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »