Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Ramón Guillermo Aveledo: Presidentes latinoamericanos

Ramón Guillermo Aveledo: Presidentes latinoamericanos

 

Las primeras declaraciones y anuncios del recién electo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, demuestran una continuación de la línea prudente mantenida a lo largo de la campaña electoral en la cual fueron creciendo sus expectativas de triunfo.

Verán los mexicanos y veremos los latinoamericanos cómo se comporta, pero da la impresión de prioridades claras, esencialmente mexicanas, y las ideas bien definidas acerca de las realidades y posibilidades del mundo actual. Su línea ideológica, dicen él y sus colaboradores, enlaza con el pensamiento de Juárez y Madero. Símbolos de democracia y civilismo del gigantesco país en el lindero norte latinoamericano. Muy lejos ambos ejemplos del mesianismo revolucionario.

El nuevo presidente de Colombia Iván Duque viaja a distintos países y declara en sintonía con los tiempos. Debe mucho al apoyo del ex presidente Uribe Vélez pero tendrá que afirmar su propia personalidad tratando, al mismo tiempo, de evitar conflictos con el polarizante líder. Ya visitó Washington, del cual Colombia es tradicional aliado, y Madrid, cuyo nuevo jefe de gobierno, el socialista Pedro Sánchez, se mueve con pragmatismo para asentar su nombre en la escena internacional.

La segunda presidencia de Sebastián Piñera en Chile muestra un estadista con ánimo reformista y sensible a la cuestión de la igualdad para la mujer. Destaca su designación de Roberto Ampuero como canciller, en relevo de Heraldo Muñoz quien brillara al frente de la diplomacia austral. Comunista en su juventud, Ampuero se distanció de esa ideología durante su exilio en Cuba y Alemania del Este. Es un hombre culto y bien formado.

El gobierno ecuatoriano de Lenin Romero demuestra intención de rectificar precedentes desviaciones indeseables. Nicaragua, con tan graves tensiones en los últimos meses, presenta inconvenientes políticos que se complican más y más, pero su economía tiene buen ritmo. Bolivia, con la orientación de cuyo gobierno no simpatizo, crece con mínima inflación.

América Latina tiene muchos y muy grandes problemas como atraso, desigualdades y corrupción, pero progresa. Viene estabilizándose en lo institucional y lo económico. Crecerá 2% en promedio éste año, menos que otras partes del mundo, pero es crecimiento al fin, salvo Venezuela que volverá a decrecer. Somos la excepción cuando todos apuntan a la sensatez y la modernidad. Pagamos caro la superstición ideológica y el ansia de poder de un pequeño grupo.

@aveledounidad

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »