Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Tremont: Capital humano

Arturo Tremont: Capital humano

 

El médico Emigdio Cañizales Guédez, especialista en medicina del trabajo, revolucionario de toda la vida, rechazaba siempre en sus discursos el término “capital humano”, porque el ser humano no es una mercancía para calcularlo y venderlo a los poseedores del capital.

La verdad es que ahora se utilizan otros eufemismos, recursos humanos, desarrollo humano, departamento de inteligencia, lo cual constituye una especialidad de la administración del trabajo en las universidades e instituciones superiores.

El punto es que la migración de personas con calificación técnica y profesional, no es como afirman algunos analistas la “fuga de cerebros”, sino la absorción por parte del empresariado y los gobiernos de otros países, de personas que han estudiado primaria, bachillerato, carreras técnicas y universitarias, maestrías y postgrados en las instituciones públicas y privadas del país.

Conversando sobre el tema con un amigo, recordamos a Iván Gutiérrez, militante del socialismo (ya fallecido), quien nos explicó en detalle el costo económico, el esfuerzo individual y colectivo, de las personas que logran obtener educación de alto nivel y finalmente son captados por instituciones educativas de otros países.

Los países que los reciben no han gastado un céntimo en la formación de esos  técnicos y profesionales,  pueden ofrecerle buenos salarios y otras condiciones laborales. En ese ciclo, sí se puede aplicar la idea del “capital humano”, pues es una plusvalía que reciben los gobiernos de un talento ya formado por excelentes profesores.

El Estado no puede permanecer impasible. Incentivar moral y materialmente a los jóvenes profesionales, incluirlos en programas productivos, ofrecerles viviendas para ellos y sus familias.

rtvoces@yahoo.es

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »