Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Por fin que fue; ¿Atentado o autoatentado?

Gerónimo Figueroa Figuera: Por fin que fue; ¿Atentado o autoatentado?

 

Nicolás Maduro y todo su equipo juran y perjuran que el sábado 4 de agosto terroristas quisieron matarlo con drones cargados con explosivos C-4, asegurando que ya tienen capturado a los autores materiales e identificados a los intelectuales, donde estaría el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos,  mientras que expertos en seguridad aseguran que tal como sucedieron las cosas, incluso, la forma como la han contado Maduro y sus colaboradores más inmediatos, es poco probable que haya habido un atento de magnicidio. En ese sentido sería muy importante que se abra una investigación con expertos nacionales e internacionales para que se llegue a la verdad. Un intento magnicidio no es poca cosa.

Lo cierto es que justo  cuando hace apenas una semana el canciller de Perú dijo que ya cuatro gobiernos de la región están de acuerdo con denunciar por crímenes de lesa humanidad al régimen de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional, y que siguen conversando con otros gobiernos para sumarlos a esa acción, apoyándose en el trabajo realizado por un grupo de expertos nombrados por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Así como cuando las principales encuestadoras del país aseguran que la gestión de Maduro no llega a 10% de aceptación por la terrible crisis humanitaria que viven los venezolanos, sacan de la manga un supuesto magnicidio

Cuando el Tribunal Supremo de Justicia Legitimo en el exilio trabaja sobre las acusaciones que hizo la Fiscal General de la Republica, Luisa Ortega Diaz, en contra de Maduro por corrupción con la empresa brasileña ODEBRECTH, por 35 mil millones de dólares en obras como el Metro Caracas-Guarenas-Guatire, el tercer puente sobre el rio Orinoco, Metrocable La Dolorita, Metrocable Mariche, Central Hidrológica Tocoma y la Línea II del Metro de los Teques, entre otras, presuntamente pagadas por adelantadas y no construidas, donde adicionalmente la fiscal Ortega solicita que el Alto Tribunal de la República Legitimo emita una alerta roja a través de Interpol, es una demostración de lo mal que está el régimen madurista a lo interno y externo.

Sin embargo, lo sorprendente es que en Venezuela se cometen un promedio de 28 mil crímenes por año y solo se investigan un 05% con un resultado casi cero, pero Maduro con el caso del presunto atentado en su contra en menos de dos horas del incidente en cadena nacional dijo que ya tenían capturados a los responsables materiales y acusó a Juan Manuel Santos como actor intelectual. Después siguieron el resto de los poderes controlados por el régimen pronunciándose sobre el presunto magnicidio y hasta una marcha en respaldo de Nicolás Maduro convocó el psuv. Todo tan bien narrado y coordinado que da la impresión que hubiesen elaborado un guion previamente como trapo rojo para oculgtar los problemas.

En ese sentido hemos visto varias veces el video de Venezolana de Televisión durante la transmisión en la avenida Bolívar de Caracas, con motivo de los 81 años de la guardia nacional que registra el momento donde presuntamente explota un dron que estaría destinado contra Maduro y en el que podemos escuchar un sonido muy opaco con poca sorpresa para los presentes. De los que estaban en el presídium solo vemos una pequeña sorpresa que parece más actoral de la señora Cilia Flores, los demás se quedan tranquilos como si no hubiesen escuchado nada, con excepción de Maduro que dejo de hablar, pero sin ningún gesto de sorpresa.

Igualmente, los cadetes y personal de tropa que estaban pagando plantón rindiendo honores militares al ciudadano Nicolás Maduro, después que se escucha la pequeña detonación, se mantienen en el sitio por lo menos unos diez segundos, y es cuando deciden salir corriendo como si de pronto le hubiesen dado una orden para romper filas. El hecho que los del presídium y los que hacían plantón hayan reaccionado como lo hicieron, hace suponer que la pequeña explosión que supuestamente era para “atentar” contra la vida de Maduro no los agarro de sorpresa, pudiera dar pie para dudar sobre un atentado y marcarlo mas como un acto “fabricado”.

También es muy sospechoso que los periodistas que cubrían el acto fueron detenidos por el sebin y el material que habían grabado en el acto, incluyendo lo de los drones, fue borrado, para ser liberados seis horas después. Esto por supuesto nos pone a pensar que para poder “fabricar”  otra verdad era necesario borrar todas evidencias de lo sucedido, tal como ocurrió el martes 7 de agosto cuando el propio Maduro presentó un video donde uno de los presuntos responsables materiales, a quien no se le distingue la cara por estar borrosa intencionalmente y su forma de hablar no parece la de un preso sino estar actuando, acusa a Julio Borges y Juan Requesens, de estar involucrados en el “atentado”.

En ese sentido queremos dejar bien claro que lo que decimos relacionado con lo ocurrido el sábado 4 de agosto 2018 en la avenida Bolívar de Caracas sobre el presunto “atentado” contra Nicolás Maduro, es la descripción que hacemos con lo que hemos visto varias veces en el video producido por la transmisión de VTV, sin emitir una veracidad de lo que pudo haber ocurrido exactamente en ese momento porque no somos de los cuerpos de seguridad del estado y mucho menos tenemos las herramientas técnicas para adelantar una investigación de esas características. Somos periodistas.

Aunque dos horas después del incidente Nicolás Maduro en Cadena Nacional de radio y televisión dijo que tenía pruebas pero sin presentarlas públicamente, aseguró que los autores intelectuales eran el que hasta el martes 7 de agosto fue presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y otras personas de la ultraderecha que viven en Estados Unidos pero sin precisar nombres, por lo que consideramos que al tratarse de una acusación contra el presidente de otro país, Maduro debe presentar las pruebas que dice tener en sus manos para que los organismos venezolanos actúen en consecuencia, porque de no hacerlo, la cosa quedaría como una denuncia mas de las tantas que se han dicho en cadena nacional.

Sin embargo, y sin que seamos magos para sacar conejos de un sombrero, esto que vimos el sábado 4 de agosto pudiera formar parte del abanico de “atentados y conspiraciones” denunciados durante 20 años por el comandante intergaláctico primero, y ahora por Maduro, pero sin presentar ninguna prueba nunca. Este nuevo “atentado” pudiera estar enmarcado en el mismo libreto escrito hace mas de 50 años por el dictador y asesino rojo del caribe, Fidel Castro Ruz, quien cuando estuvo vivo y pisoteando los Derechos Humanos de los cubanos, a cada rato gritaba que los gringos lo querían matar y que la invasión a la isla ya estaba montada.  Ese cuento lo mantuvo hasta que se murió.

Ahora bien. Si me preguntan, digo que lo quiero vivo para que pague por el terrible daño contra mi país. Así de simple

Este es el video del que hablo

https://www.youtube.com/watch?v=HAiSEx_8a5g

www.lodicetodo.com

@lodicetodo

geron2ff@yahoo.com

geron2ff@hotmail.com

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »