Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Francisco Ameliach: Asesinando al Alto Mando

Francisco Ameliach: Asesinando al Alto Mando

 

El proceso histórico que se inició con la rebelión popular de febrero de 1989 contra el sistema político de conciliación de élites tutelado y al servicio de los intereses de Estados Unidos, conocido como el “Pacto de Puntofijo” instaurado en Venezuela desde 1958, constituyó el fenómeno desencadenante de las rebeliones militares de 1992 lideradas por Hugo Chávez.

Estos eventos generaron el desarrollo de un proceso Constituyente Originario en el cual su principal fortaleza es la unión cívica militar, unidad que con visión estratégica se ha consolidado en los periodos presidenciales de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, ambos electos por la soberanía popular a través de sufragios universales, directos y secretos.

Este proceso constituyente, aún en desarrollo, tiene como principal guía desde finales de 1999 a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la única en nuestra historia aprobada en elección popular.

A partir de este hecho se incrementaron las agresiones para derrocar a la Revolución Bolivariana y frenar el proceso constituyente con acciones de guerra no convencional dirigidas por la maquinaria imperial estadounidense y ejecutada en Venezuela por una derecha apátrida.

Ante tales agresiones, el Alto Mando político y militar de la Revolución Bolivariana ha actuado responsablemente constituyéndose en un poderoso muro de contención para que las masas populares no desborden su pasión y traten de hacer justicia con sus propias manos sobre una derecha que ha llegado al extremo de quemar seres humildes vivos asesinándolos y dirigir una guerra económica para matar al pueblo de hambre.

En este contexto, el pasado sábado 4 de agosto la derecha apátrida demostró que es capaz de cometer un magnicidio y asesinato masivo del Alto Mando político y militar de la Revolución Bolivariana. En la tarima estaban presentes 167 personas, entre ellas, además del Presidente Nicolás Maduro, se encontraban las máximas autoridades de los poderes públicos, ministros y más de cien generales y almirantes de nuestra Fanb.

Su objetivo no era solo matar al Presidente Maduro, era asesinar a todo el Alto Mando volándoles las cabezas con explosivos. De haber tenido éxito la derecha, hoy no existiría muro de contención capaz de detener a un pueblo enardecido.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »