Inicio > Opinión > Cesáreo Espinal Vásquez: Estado de derecho justo

Cesáreo Espinal Vásquez: Estado de derecho justo

 

La mayor suma de felicidad está en una sociedad justa.

Democráticos, socialistas, demócratas-cristianos, social-demócratas,  capitalistas, liberales, comunistas y autocráticos en sus diversas modalidades justifican los medios de gobernar, pero hoy, la gente no acepta el populismo demagógico, sino la vigencia de un Estado de Derecho que sea justo, en sus fines de bien común, seguridad y justicia. Más allá del socialismo y más allá de la democracia, es la búsqueda por convicción en la conciencia social y el respeto con ética y  humanismo para conciliar el socialismo y la democracia sin atropellos, sin revoluciones ni tiranías, sin estatismo y sin capitalismo neo-liberal salvaje. El Estado de Derecho Justo, es la justocracia, expresión optimista del ideal social.

Los dos dones fundamentales del ser humanos son el libre desenvolvimiento de la personalidad en la libertad de conciencia cumpliendo  primero con el deber para poder exigir derechos porque el deber es concomitante con la defensa del derecho; y la resiliencia, en superar las adversidades que conllevan ambos, a la convivencia social en paz que es el arte de de la conciliación  entre las personas respetando raza, ideologías, sexo  y credos, pero comenzando con respetarse uno mismo. Los gobernantes que conculcan estos dones no pueden ser considerados socialistas ni democráticos en una sociedad justa, es así que el socialismo de conciencia humanitaria es democrática y la democracia igualmente de conciencia humanitaria, es socialista, sin las etiquetas de marxistas y tiránicas ni de capitalista salvaje. La calificación de pueblo para referirse al pobre del populismo demagógico, debe desaparecer, para que surja el concepto de gente, sin distinciones de clase social. Todas las personas somos gente  como la mejor y más definición del ser humano, tener el don de gente.

Mi respetable y querido amigo rotario, don Mario Briceño Perozo, en su importante opúsculo “Bolívar y el Ideal Democrático, nos dice: “La democracia no es solo una modalidad política, una doctrina o un sistema de gobierno, es además un estado conciencia de conjugación de voluntades para darle a sus ejecutorias, el signo que dicte su pensamiento rector”. Es la búsqueda de lo justo, como dice Emilio Camus, prologuista de El Juez, de la obra  de Rudolf Stammler. La justocracia, es ante todo, una reflexión para el ejercicio de gobiernos que deben ser promotores, coordinadores y guardianes del bien común, la seguridad y la justica, para la mayor suma de felicidad con la paz colectiva en una sociedad justa

Más socialismo y más democracia, éticas, humanistas, en conciliación, evolución, de conciencia y respeto es el poder de lo justo, es justocracia, hacia el ideal social, es la paz en un Estado de Derecho Justo

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »