Inicio > Interés > Los números que se esconden en el Plan Vuelta a la Patria

Los números que se esconden en el Plan Vuelta a la Patria

 

Según Nicolás Maduro, poco más de 600.000 venezolanos han emigrado recientemente. Aún así, sin que salga un venezolano más con intenciones de vivir en otro país, el plan Vuelta a la Patria tardaría 7 años para concretar el retorno

El impacto de la emigración de venezolanos durante los últimos años, especialmente en lo que va de 2018, encendió las alarmas de los países de la región, que en menos de dos semanas han convocado tres reuniones de carácter regional para abordar el tema.

Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Ecuador y Perú son los principales destinos de llegada de los venezolanos que salen por aire, tierra y hasta a pie para escapar de la crisis económica y social. Las autoridades de los países vecinos han tomado medidas de emergencia en control migratorio debido a la cantidad diaria de venezolanos que buscan entrar por sus respectivas fronteras.

Las cifras de las oficinas de migración de estos países señalan que en Colombia han ingresado 870.093, según un balance realizado durante el primer semestre de 2018; en Ecuador se han registrado 640.000 venezolanos de los cuales unos 200.000 permanecen en su territorio y el promedio de ingreso diario por sus fronteras es de 4.200; en Perú nada más este año ingresaron 280.000 venezolanos.

Aunque este fenómeno se ha acentuado durante los últimos dos años, el gobierno de Nicolás Maduro solo se refirió a este tema hace pocos meses cuando señaló que los venezolanos se van “a lavar pocetas” y que dejan el país “engañados, oyendo cantos de sirena”.

El 3 de septiembre en una alocución desde el Palacio de Miraflores, Maduro hizo referencia por primera vez a unas cifras sobre la emigración de venezolanos que calificó como “comprobables, certificadas y serias”, en una de las pocas oportunidades que desde el Ejecutivo Nacional se hacía mención de manera directa a las consecuencias que está dejando la diáspora venezolana en los países vecinos. Allí surgió el anuncio oficial del plan denominado “Vuelta a la Patria”.

“Claro que un grupo de venezolanos, producto de las guarimbas (disturbios), de la violencia, de la agresión, del bloqueo financiero del gobierno de Estados Unidos, quisieron probar suerte en el exterior y más del 90% están arrepentidos, de un grupo que no pasa de 600.000 venezolanos que han salido en los últimos dos años”, dijo Maduro.

Los datos provenientes de las distintas oficinas de migración de cada país y un informe de la Oficina Internacional para las Migraciones de la ONU reflejan que entre 2015 y 2017 la cifra de quienes se dirigen desde Venezuela a países de Suramérica aumentó 895%, que se traduce en que apenas en dos años salieron del país unas 925.000 personas.

Pero las cifras presentadas por Nicolás Maduro hablan de 600.000 venezolanos que han emigrado, de los cuales aseguró 90% “están arrepentidos y quieren regresar”. De ser así, significaría que unas 540.000 personas tendrían intenciones de volver, por lo que el Ejecutivo ordenó la activación inmediata de un puente aéreo para concretar la repatriación de estos ciudadanos.

“He activado en el marco del Plan Vuelta a la Patria un puente aéreo para que los venezolanos que se han censado puedan retornar a su país”, expresó.

Siguiendo el dato dado por Maduro y manteniendo un ritmo de 1.200 a 1.500 personas por semana, el plan podría traer de regreso en 330 semanas, es decir unos siete años, a un aproximado de 500.000 venezolanos que quisieran volver a la patria.

Pero si el retorno se hace en avión ya que los viajes recientes se han realizado en vuelos de Conviasa, la aerolínea estatal, solo dispone de aviones Embraer E190 con capacidad para 104 pasajeros.

Si se calcula un avión a capacidad llena se necesitarían 5.192 vuelos de retorno. Pero si se planifica la salida de dos vuelos diarios entonces tomaría 2.596 días: quiere decir que sin que emigre un venezolano más, el plan Vuelta a la Patria tardaría 7 años para concretar el retorno de los venezolanos que Maduro aseguró tienen disposición de volver.

Aunque la salida de estos venezolanos ha sido de distintas formas: conexiones aéreas, viajes en autobús o en los casos más difíciles hasta caminando, el costo del Plan Vuelta a la Patria será vía aérea y el costo será asumido por el Estado venezolano.

Al calcular el costo promedio de los pasajes para las cuatro ciudades que están contempladas en el plan habría que determinar que cada pasajero gastaría un promedio de $700 si viaja de Bogotá a Caracas, unos $1.500 si el regreso ocurre desde Lima, $1900 el asiento de cada venezolano que quiera regresar de Quito y un promedio de $2.000 si el retorno es desde Buenos Aires.

Cifras que viajan y engordan

El 28 de agosto, en el primer y muy publicitado viaje, 89 venezolanos en Perú regresaron a Venezuela acogiéndose al plan y luego en la frontera con Brasil fueron recibidos 185 venezolanos más, los dos viajes que dieron inicio a los datos oficiales que está contabilizando el gobierno y según los cuales desde la semana pasada -primera desde la implementación- indican que hasta el 9 de septiembre ya sumaban oficialmente 1.740 venezolanos repatriados, según reseñó la Agencia Venezolana de Noticias y la información especificaba desde dónde habían retornado: 1.404 desde Brasil, 190 personas desde Perú, 92 venezolanos más que regresaron de Ecuador, 53 volvieron de Colombia, 5 desde República Dominicana, 2 desde Chile y una persona desde Panamá.

Pero el corte de cuenta del viceministro de Comunicación Internacional, William Castillo hacía referencia al doble de esa cifra en el mismo período de tiempo: sus datos hablan de que ya han regresado 3.500 venezolanos y que 1.300 de ellos habían regresado por tierra de Brasil, pero no aclaró si se trata de los mismos que incluyen el dato de 1.400 que menciona la AVN. Los demás, según Castillo, volvieron en un vuelo que llegó de Ecuador y dos vuelos que salieron de Perú.

La disparidad de cifras aumenta cada día desde la misma vocería oficial. El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez aseguró el lunes 10 de septiembre que “Hasta el momento tenemos 2.780 venezolanos y hermanos que se han repatriado desde territorios de Brasil, Perú, Ecuador, Colombia”.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, en un día repatriaron a 1.020 personas, al pasar de 1.740 a 2.780 venezolanos, lo que habría demandado la llegada de 10 aviones en un solo día, cantidad que no fue reportada por las páginas que reportan el arribo de vuelos en Maiquetía. El gobierno no ha informado si estos aviones están llegando a otras ciudades venezolanas y si se trata de vuelos tipo charter, pero al hacer una búsqueda de los arribos diarios del domingo 9, lunes 10 y martes 11 no se encontró información que registrara llegadas en vuelos de Conviasa desde las ciudades contempladas en el plan (Lima, Quito y Bogotá).

De haber llegado por vía terrestre desde Brasil, esa cifra habría representado que unos 20 autobuses de máxima capacidad (54 puestos) cubrieron la ruta Boa Vista – Santa Elena de Uairén en apenas 24 horas.

Luego de las declaraciones de Maduro, funcionarios de alto nivel como la vicepresidenta Delcy Rodríguez; el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y el canciller Jorge Arreaza dedicaron días consecutivos a hablar del tema migratorio y a mostrar cifras -que datan de 2016 y 2017- que la emigración de venezolanos forma parte de una matriz de opinión que promueve la xenofobia contra los connacionales que han salido del país por todas las vías posibles.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez aseguró que han hecho “más de 40 solicitudes diplomáticas” para conocer la cifra de venezolanos que han ingresado a los países vecinos, pero aún no han obtenido respuesta. Sin embargo las oficinas migratorias de estos países han hecho públicos los resultados de censos que arrojan un aproximado de cuántos venezolanos entran de manera legal o irregular, cuántos se quedan, cuántos solicitaron documentos de permanencia, cuántos están en tránsito e incluso la oficina de Migración Colombia -el país con la mayor presencia de venezolanos en su territorio- explicó las cifras de lo que denominan la migración pendular, es decir, la cantidad de connacionales que cruzan de ida y vuelta la frontera entre ambos países.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »