Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Acabó con la retroactividad en las pensiones

Gerónimo Figueroa Figuera: Acabó con la retroactividad en las pensiones

 

Nicolás Maduro a cada rato dice en cadena de radio y televisión que quiere a los abuelos, que para él, ellos son muy importante. Habla de amor mayor pero al mismo tiempo les mete la puñalada por la espalda. Desde hace mucho tiempo la pensión se ha venido con un mes por adelantado y cuando se producía un aumento general de sueldos y salarios, a los pensionados por el Seguro Social les tocaba una vainita más por el retroactivo que les servía mucho para rendir los “churupos” en estos tiempos de crisis. Esa vaina ahora, no será posible gracias a que Maduro acabó con eso.

El Seguro Social siempre ha cancelado las pensiones entre el 15 y el 20 siempre con un mes adelantado. Asi fue hasta el mes de julio de 2018 que los pensionados cobraron, pero en agosto cuando llegó la fecha para cobrar el mes de septiembre, los abuelos no pudieron hacerlo porque Maduro el 20 de agosto decretó un aumento salarial que cuando fue anunciado se dijo que sería efectivo a partir desde esa misma fecha. Posteriormente voceros del gobierno incluyendo al propio Maduro, dijeron que el aumento sería efectivo a partir del primero de septiembre.

Luego de eso, los mismos voceros del gobierno aseguraron que la pensión correspondiente al mes de septiembre se cancelaria el miércoles 21, jueves 22 y viernes 23, de acuerdo al numero terminal de la cedula de identidad como había sido en los últimos tiempos. Posteriormente esos mismos voceros, incluyendo al propio Maduro, dijeron que ya el pago no sería esos días sino que sería sábado 1, viernes 7 y el viernes 14 de septiembre, y que para el mes de octubre se normalizaría el pago en una sola porción. Con esta trampa bien planificada se daba la estocada al cobro del mes por adelantado y el retroactivo que siempre ayudaba a los abuelos se perdió.

En varias oportunidades Maduro y otros voceros como Jorge Rodríguez y Tarek El Aissami, han sostenido que los abuelos no deben retirar todo el efectivo de los bancos sino que deben utilizarlo a través de transferencias o pagos en los puntos electrónicos para evitar que las “mafias” se lleven el dinero hasta Colombia. En respuesta a estos planteamientos algunos voceros ubicados en la otra acera, la de los abuelos, han sostenido que eso no debe ser así porque los abuelos no saben ni están familiarizados con las tecnologías de internet, y que se volverían un ocho al  momento de practicar esas operaciones.

Ahora bien. El problema de fondo no es si los abuelos o adultos  mayores saben o no saben manejar la tecnología de internet para pagar con transferencias o en los puntos electronicos, sino que ellos tienen derecho a disponer sus reales cuando quieran y como les de la soberana gana. Es un dinero que Maduro ni nadie se los regala, sino que es producto de haber trabajado durante mucho tiempo al servicio del país, haber cumplido con el pago de 700 semanas de cotización o mas al Seguro Social y tener la mayoría de 60 años de edad, tal como lo establece la ley. No es ninguna dadiva.

Igualmente los abuelos necesitan si dinero en efectivo porque de esa forma les rinde mas. Maduro y el resto de los voceros del gobierno que dicen que los abuelos deben gasta el dinero por internet, como no hacen mercado porque tienen empleados pagados con dinero del estado que se lo hacen por ellos, quizás ignoran, aunque creemos que no es así, que en la Venezuela potencia del socialismo del siglo 21, los precios por transferencias y los puntos de ventas electrónicos son hasta tres y cuatro veces mas caros que en efectivo, aunque la compra se realice en el mismo local comercial.

Un ejemplo claro y preciso es que un kilo de cambur los buhoneros que no tienen puntos electrónicos lo venden en diez bolívares soberanos de los de Maduro a partir del 20 de agosto con el nuevo cono monetario, que significan diez millones de los bolívares fuertes de los inventados por el intergaláctico en 2008, mientras que el árabe que tiene el negocio con su punto electrónico en la misma acera donde está ubicado el buhonero, lo vende en 30 y 40 bolívares soberanos. Mencionamos solo ese ejemplo de los cambures, pero esa diferencia de precios rige para todo lo que se compre con efectivo o por internet.

Por esa sencilla razón es que los abuelos y el resto de los venezolanos necesitamos el dinero en efectivo para hacer las compras porque el estado y el gobierno son incapaces de protegernos de los especuladores.

www.lodicetodo.com

@lodicetodo

geron2ff@yahoo.com

gerob2ff@hotmail.com

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »