Inicio > Economía > China concreta con Venezuela los $250 millones prometidos en junio

China concreta con Venezuela los $250 millones prometidos en junio

 

Nuevamente está en veremos un acuerdo para que el Gobierno de Maduro reciba un nuevo financiamiento de China. Algunas fuentes señalan que en Pekín se busca mejores condiciones de pago de la deuda de Venezuela o una reestructuración

Ahiana Figueroa

Venezuela dice que llega a China en “mejores condiciones” para negociar un nuevo acuerdo de financiamiento, pero el país petrolero muestra una grave crisis económica y humanitaria, impulsada en gran medida por la caída de la producción petrolera y la continuación de la política de controles. Esta crítica situación la conoce muy bien el gobierno asiático y es por ello que en los acuerdos que se discuten esta semana, su principal interés es que la administración de Nicolás Maduro no le haga default.

De acuerdo a informaciones suministradas por fuentes cercanas al gobierno venezolano, China habría decidido desembolsar a Venezuela los 250 millones de dólares prometidos en junio pasado. Esta información fue dada en junio por el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, quien viajó en esa oportunidad a Pekín para evaluar planes. En esas declaraciones también se aseguró de una entrega de financiamiento por $5.000 millones, la misma cantidad que se afirma será acordada por ambos países en la reunión que se lleva a cabo en Pekín y para la cual viajó el presidente Maduro.

Estos $250 millones forman parte de un remanente de un préstamo especial concedido a Venezuela por $5.000 millones hace dos años para ser invertidos en el sector petrolero. La nación asiática otorgó igualmente un período de gracia de dos años que venció el pasado mes de febrero, por lo cual este tema está incluido en la discusiones que realizan funcionarios en Pekín. Como se recordará, el país también enviaba al gobierno de Xi Jinping alrededor de 650 mil barriles diarios como parte de pago por las acreencias contraídas en el Acuerdo Chino-Venezuela.

“Lo que se está acordado es la continuación de un préstamo por $5.000 millones y no es un financiamiento nuevo, incluso es posible una reestructuración. Lo que, en todo caso, van a entregar los chinos son $250 millones que se habían aprobado en junio y es ahora que se está concretando”, afirmó una fuente consultada que prefirió mantener su nombre en reserva

El Gobierno de Nicolás Maduro asegura que “la revolución se ha fortalecido con la ayuda de China”. Hasta la fecha, ambos gobiernos han firmado 472 proyectos y con financiamiento chino que ronda entre $60.000 millones y $70.000 millones. Parte de esos recursos se han invertido en la industria petrolera, pero ha sido ineficiente para contener el declive de la producción petrolera, la cual muestra una caída en casi 2 millones de bd de Pdvsa en los últimos años.

“China está viendo que no hubo modificaciones en la política cambiaria en Venezuela para que sus empresas que operan en el sector petrolero del país pudieran contar con mejor margen de maniobra para operar financieramente, así que dudo que el gobierno chino otorgue mayores préstamos a Maduro. Lo que busca China es que Venezuela no le haga default y le permitirá seguir pagando lo que pueda ya sea en efectivo o con envíos de petróleo”, sostiene el economista Orlando Ochoa

A su juicio, esos $250 millones servirán para que Venezuela le pague a las empresas chinas que se encuentran en la nación petrolera y éstas puedan elevar la producción, por lo que igual este monto resulta insuficiente para ello.

Venezuela además de tratar de recibir nuevo financiamiento, lo que busca es ampliar el período de gracia o condiciones financieras que le permitan cumplir los pagos a China cuya deuda alcanza los $19.000 millones, resaltó la fuente. Esta petición habría sido elevada al gobierno asiático el pasado mes de mayo.

La consultora Ecoanalítica sostiene – sin embargo – que “la negociación entre el gobierno de Nicolás Maduro y China se encuentra bastante avanzada”. Explicó en su cuenta en Twitter que el acuerdo abarca tres aspectos: un nuevo préstamo por $5.000 millones, un nuevo período de gracia para el servicio de deuda por seis meses y un memorando de entendimiento para la protección de inversiones con China.

A juicio del economista Alexander Guerrero, los acuerdos entre China y Venezuela no implican más desembolso de divisas, ya que “por el petróleo y los bienes que China canjea por crudo es un acuerdo comercial y sobre ese convenio, pagos por petróleo vía Bandes para liquidar lo que compra Fonden en China por el petróleo que Pdvsa vende allá”.

Explica que de esta manera, China no estaría violando la norma constitucional que establece que todo acuerdo de financiamiento debe ser aprobado por la Asamblea Nacional. “Lo que hacen es activar el trueque petróleo por bienes exportados desde China. Compran petróleo por adelantado tomando como momentos de pago de los intereses a 30, 60 y 90 días. Lo que el Gobierno buscaba era cash pero no para Pdvsa, pero si para las necesidades más perentorias como el CLAP y otros gastos, entre ellos, pagar a algunos contratistas y de servicio en el petróleo”.

Al momento de escribir esta nota ningún funcionario chino había dado declaraciones concretas sobre los avances de estos acuerdos. La opacidad en la información del acuerdo China-Venezuela ha prevalecido desde que comenzaron estas negociaciones durante le gestión de Hugo Chávez.

Por ahora basta esperar si finalmente llegarán al país esas nuevas divisas que le permitan llevar a la “Venezuela potencia” que tanto anhela la administración de Maduro.

 

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »