Inicio > Regional > Cristian Silva: Crisis de comida en península de Paria

Cristian Silva: Crisis de comida en península de Paria

 

Recientemente presencié una tranca vial en la carretera nacional troncal 09 a la altura de la comunidad conocida como “Yoco”, ubicada en la parroquia Punta de Piedras, municipio Valdez, península de Paria del estado Sucre.

Este pueblo oriental tierra de emigrantes, primero hacia los polos económicos de Guayana y Caracas y ahora hacia todos los países del mundo, posee más de 30 días sin servicio telefónico CANTV-MOVILNET-MOVISTAR; Cinco meses sin recibir el programa alimenticio CLAP, gas doméstico, y en el CDI aplican tratamientos naturistas ante la inexistencia de medicamentos farmacológicos.

Al igual como en la ciudad de Güiria, capital del municipio Valdez, en Yoco la carestía del  efectívo es notoria sobre todo del nuevo cono monetario.  Las entidades bancarias de la región se encuentran colapsadas, sin dinero y sin conexión a internet; lo cual imposibilita también realizar operaciones comerciales a través de puntos de venta.

La tranca se desarrolla en dos puntos: A la entrada y salida del pueblo.  El primero está ‘comandado’ por una dama de baja estatura y muy delgada a quien todos llaman “la chiripita”.

Mientras en el otro donde se concentra más población están las líderes de mayor experiencia.  Sobre todo “la Willy”, quien manifiesta que la tranca no es solo por alimentos, sino también por gas, falta de electricidad, teléfonos, internet, inseguridad, delincuencia, estado ruinoso de la escuela rural “Sabana de Pío”, donde se imparte clases en condiciones infrahumanas.  Y hasta por otras menudencias como afeitadoras “que no se consiguen ni para rasurar sus partes íntimas”.

Estas damas líderes prefieren ser llamadas por seudónimos y apodos para evitar posibles represalias del PSUV, partido político del cual son militantes activas ocupando importantes direcciones en la estructura municipal.

“Hay hambre en la península de Paria; en Yoco, Güiria, el estado Sucre y toda Venezuela.  Y el Presidente aspira esconderla regalando bonos que no alcanzan para nada; con cuentos de caminos de petro y lingoticos de oro”, refirió una huelguista que prefirió mantener su nombre en reserva.

En esta región la gente vive angustiada por no conseguir café, azúcar, leche, carne, pollo, pan, arroz, harina de maíz, medicinas, dinero en efectivo, transporte público urbano y extraurbano; teléfono, internet, entre otros insumos y servicios.

Por su parte, el profesor universitario y dirigente social José Luis Medina considera “como una falsa ilusión el nuevo cono monetario, que no va a tener ninguna eficacia sino va acompañado de medidas estructurales como aumento de la producción, eliminación del control de cambio, cese de las expropiaciones -entre otras acciones- para poder detener y bajar la hiperinflación”.

El gobernador de la entidad se encontraba a escasos 20 minutos del lugar en el aeropuerto General Juan Manuel Valdez de Güiria.  Prometió atender a los huelguistas promesa que nunca cumplió.

Igualmente la indignada población hizo referencia a la actuación del Alcalde local quien recientemente decomisó 14 toneladas de alimentos; y ante su pretensión de venderlos a altos precios y en efectívo, asi como también a la negativa y  presión de la gente, prefirió entregarlos a los bachaqueros para que los comercialicen a precios dolarizados.

La Alcaldía de Güiria -manifestaron- se convirtió en una inmoralidad social, lo cual denota que esa institución le quedó grande a su titular.

Delincuencia desbordada

Las autoridades civiles y militares del municipio Valdez de la península de Paria no protegen la seguridad de nadie.  Como ocurre con los maltratados agricultores a quienes antisociales roban sus cosechas de cacao, coco, maíz, verduras.

La delincuencia “batió el récord” en la península de Paria con los piratas de carretera que roban pertenencias de personas cuando viajan en las escasas unidades autobuseras, vehículos particulares; atracando además, camiones, cavas y todo cuanto pueden.

En las calles del pueblo de Yoco es común ver antisociales portando fusiles automáticos R15, granadas y otros sofisticados armamentos como si estuvieran en la guerra de Siria, Irak o Vietnam.  Mientras muchas personas se eximen visitar el poblado turístico “Punta de Piedras” por temor a ser agredidos en la vía por un “Juan Charrasqueado”, que a machetazo limpio ataca y atraca transeúntes y hacendados.

Ante la perplejidad y admiración de todos, estos hechos se producen a escasos kilómetros de alcabalas y Jefaturas Civiles ahora ocupadas por Guardias Nacionales.

Los asustados pobladores de Yoco se preguntan si los Guardias Nacionales le tienen miedo a los forajidos; o si por el contrario, reciben orden superior de no actuar con la intención de convertir esta región en “tierra de nadie”.

La Guyana venezolana es venezolana y patrimonio de todos… ¡Reclámala!

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Traducción »