Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Acción Democrática

Arturo Molina: Acción Democrática

 

La lucha por el poder siempre deja gratos e ingratos momentos. La vida es así, está llena de vicisitudes y complejidades. Superar cada día la adversidad es parte de la planeación con compromiso. La actitud hacia el logro define esos momentos. Las victorias y las derrotas son para entender lo que se hace bien o para revisar y superar el error. Cuando se vive, se celebra, al morir, queda el recuerdo. Los países alcanzan desarrollo y calidad de vida, porque hombres y mujeres se esfuerzan por lograrlo con trabajo, responsabilidad y mística. Así se agrupan, comparten, intercambian, conviven. Los ideales se mantienen en el tiempo dependiendo de la solidez que ellos representan, y de la realidad del contexto a alcanzar. Los sueños por mejorar el modo y calidad de vida de los ciudadanos conllevan el surgimiento de alternativas, unas novedosas, apuntando desde el presente, reconociendo el pasado, con vista hacia el mañana. Otros fenecen porque anclan en el pasado, incapaces por entender el surgimiento del nuevo día.

Llegar a los setenta y siete años (77) es de admirar, y se debe tener presente que ese logro no es por simple espontaneidad. Hay que adentrarse en el significado que ello representa. Alguien pudiera decir esa edad es de viejos, pudiera ser así, si la línea del tiempo de vida se determina de esa forma, con el indicativo para el ser humano de que se procrea, nace, vive sus momentos y muere. Acción Democrática ha superado esa realidad, porque está conformada por hombres y mujeres que han sembrado en tierra fértil sus sueños de país, evolucionando en el tiempo histórico, con arraigo y sentimiento nacional. Su legado se analiza permanentemente, para unos bien, para otros con celo, pero se debate y está presente en cada rincón de Venezuela.

Acción Democrática adquirió el renombre del Partido del Pueblo, porque sus insignes representantes, encabezados por Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, entre tantos otros, entendieron la depravación que significaba la ideología comunista para alejarse de ella, e internalizaron, planificaron y actuaron en la defensa de los Juan Bimbas, los de a pie, los descalzos, sin techo, tierra, pan y trabajo. Los sin derechos políticos, económicos, sociales, culturales, educativos y justicia. Nació de las entrañas de su gente que gritaba con lágrimas silenciosas libertad. Es el partido que surge contra la dictadura, empuña y promueve el voto como arma para liquidar al tirano, al dictador, al sátrapa. Resistió persecución, presidio, exilio y muerte de sus dirigentes, Leonardo Ruiz Pineda es el símbolo contra esa aberración. Es el partido que organiza e ilustra a los trabajadores, obreros y campesinos, para alcanzar reivindicaciones en su lucha contra la explotación y el oprobio.

Acción Democrática nació sin odio, esa es la grandeza de esa noble institución política. Abrazo a pobres, ricos, trabajadores, industriales, comerciantes, estudiantes, profesionales, sin importar credo o religión. Se rebeló en contra de la dictadura con propuestas democráticas para los venezolanos. Desde el Plan de Barranquilla, hasta la unidad para la gobernabilidad con el Pacto de Pinto Fijo se hicieron posible con la sabiduría de quienes abrigaban la esperanza de establecer el sistema de libertades en suelo patrio. Errores y aciertos se pueden señalar, pero traición a la patria ninguna.

Mucha agua ha corrido debajo del puente con el transcurrir de los años. De algunos adversarios políticos Acción Democrática ha recibido desprecio, pero de la mayoría de los venezolanos recibe afecto y respeto. La Venezuela contemporánea vive momentos de apremio. Acción Democrática esta llamada a asumir papel preponderante en la lucha contra el tirano. Retomar sus raíces, reorganizar sus estructuras, actualizarlas, modernizarlas y articularlas con la sociedad es fundamental para escuchar y debatir el modelo país que con unidad de propósito se debe ponderar en futuro cercano,  y con estrategia clara ir al rescate del sistema de libertades que pretende arrebatar el socialismo siglo XXI. Son momentos históricos distintos, pero la razón es la misma: DEMOCRACIA y LIBERTAD, eso es ACCIÓN DEMOCRÁTICA.

@JARTUROMS1

jarturomolina@gmail.com

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »